BHP Foundation define sus lineamientos para seguir impulsando el aprendizaje del siglo XXI

BHP Foundation en Chile expuso su hoja de ruta en materia educativa, abriéndose a incorporar nuevos proyectos que sintonicen con el trabajo realizado desde 2020 a través de la Red de Educación Digital.




Una nueva etapa comienza este 2022 la Red Educación Digital (RED), iniciativa impulsada por BHP Foundation en Chile e integrada, hasta ahora, por seis instituciones: AprendoEnCasa, ComunidadMujer, EnseñaChile, Escuela de Psicología de la Universidad Adolfo Ibáñez, Fundación Chile y Fundación Kodea, con el apoyo de Fundación Minera Escondida. Coordinados desde julio de 2020, en plena pandemia, los miembros de la RED han contribuido a mejorar la calidad de la educación con proyectos dirigidos a comunidades educativas de establecimientos públicos y subvencionados.

El objetivo de la RED es aportar al avance en el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), impulsados por Naciones Unidas.  En concreto, impulsando iniciativas que fortalezcan la política pública en materias relacionadas con los ODS 4 (“garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad, y promover oportunidades de aprendizaje durante toda la vida para todos”); y el ODS 5 (“lograr la igualdad entre los géneros y empoderar a todas las mujeres y las niñas”).

Algunos de las y los participantes de la sesión plenaria de la Red de Educación Digital.

Para seguir impulsando el aprendizaje para el siglo XXI, donde se desarrolle el pensamiento crítico, las habilidades digitales, las herramientas socioemocionales y la búsqueda de la equidad en las oportunidades de niños, niñas y jóvenes, la RED sostuvo a principios de diciembre una reunión plenaria para informar sus lineamientos, invitando a otras organizaciones de la sociedad civil a sumarse a esta iniciativa que también busca incorporar la educación para la sustentabilidad.

En la oportunidad, la directora del Centro de Filantropía e Inversiones Sociales (CEFIS) de la Universidad Adolfo Ibáñez (UAI), Magdalena Aninat, y el académico de esa casa de estudios Esteban Koberg, dieron a conocer el documento “Estrategia para impulsar el aprendizaje para el siglo XXI en Chile”, donde se detalla cómo BHP Foundation en Chile orientará su labor en los próximos años en materia de educación. Este documento es fruto de dos talleres con los miembros de la RED y una serie de entrevistas en profundidad con expertos en el área de educación.

“Buscamos soluciones innovadoras y escalables para los problemas y desafíos de este siglo, y la educación es uno de ellos”, dijo Alejandra Garcés, directora de BHP Foundation en Chile. “Para ello, nos aliamos con instituciones de primer nivel y con resultados probados, con quienes trabajamos de manera colaborativa. Por ejemplo, en los últimos dos años hemos trabajado en la puesta en marcha del proyecto IdeoDigital de la mano de Fundación Kodea, para instalar las ciencias de la computación en el currículo escolar chileno, y también con seis proyectos de la Red de Educación Digital, la cual queremos abrir a iniciativas y organizaciones que compartan nuestra forma de entender la educación”.

Alejandra Garcés, directora de BHP Foundation en Chile.

Los objetivos

Aninat delineó los cuatro objetivos que se propone BHP Foundation en su trabajo en el área de la educación para  los próximos años: ampliar el uso de la tecnología para potenciar el aprendizaje dentro y fuera de la sala de clases; promover la innovación docente orientada al desarrollo de pensamiento crítico, colaboración e interdisciplinariedad y uso activo de tecnologías; impulsar el aprendizaje de cinco disciplinas básicas para el siglo XXI (matemáticas, comprensión lectora, ciencias de la computación, sostenibilidad y ciudadanía) y fomentar las habilidades socioemocionales en la enseñanza, orientadas al aprendizaje activo y el impulso de la motivación de los estudiantes.

“Es fundamental poner foco en los actores clave de la educación, como los docentes y los equipos directivos, además de seguir con la articulación en red de organizaciones líderes en educación. Así se va generando evidencia concreta de la mano de iniciativas innovadoras y escalables, con la mirada puesta en las políticas públicas a través del Ministerio de Educación y de otros actores de la sociedad civil”, argumentó la especialista.

Los cuatro objetivos que se propone BHP Foundation en su trabajo en el área de la educación para los próximos años en Chile.

Asimismo, Aninat expuso las cinco características que deberían tener los proyectos que participen en el trabajo colaborativo que propone la RED:

1.- Foco en educación pública: el trabajo de la RED se orienta hacia el aprendizaje del siglo XXI, a partir de elementos validados con evidencia, aliándose con organizaciones de trayectoria. Se dirige a la educación pública, tanto de sostenedores públicos como subvencionados, con énfasis en el trabajo en los territorios.

2.- Equidad de género: los proyectos deben incorporar elementos que impulsen la equidad de género y la participación de niñas y jóvenes mujeres en disciplinas asociadas al siglo XXI.

3.- Evaluación: los programas deben contar con una hoja de ruta clara para evaluar y monitorear su adecuada implementación, con resultados logrados e impacto en el mediano plazo, así como la efectividad como base para impulsar mejoras en las políticas públicas.

4.- Colaboración: las organizaciones deben estar dispuestas a compartir aprendizajes, participar en la RED y estar abiertas a oportunidades de trabajo conjunto para programas o incidir en ellos.

5.- Sustentabilidad financiera: se buscan programas y organizaciones con estrategias claras de sustentabilidad financiera, que permitan escalar los programas en el tiempo con fondos públicos, propios o de terceros, para su proyección en el tiempo.

Esteban Koberg también se refirió a los objetivos de las iniciativas de la RED, los que, en el mediano plazo, deben contar con mediciones y estudios que muestren la efectividad de las soluciones apoyadas por BHP Foundation en Chile.

“Pensando en el largo plazo, esta estrategia debería impactar de forma positiva en la educación de los niños y niñas, logrando que cuenten con mayores oportunidades para desarrollar sus talentos, y que tengan la motivación suficiente hacia el aprendizaje, que se vea reflejado en una mejora en sus evaluaciones, de modo que tengan un propósito y un proyecto de vida, elementos que son fundamentales para poder ser un participante efectivo de la sociedad del siglo XXI”, aseveró el académico.

Magdalena Aninat, directora del Centro de Filantropía e Inversiones Sociales (CEFIS) de la Universidad Adolfo Ibáñez; y Esteban Koberg, académico de esa casa de estudios.

Algunas reacciones

Respecto de los contenidos del documento que presentaron los investigadores del CEFIS, Joaquín Walker, director ejecutivo EligeEducar, agradeció la forma en que éste fue construido de manera colectiva, y destacó “la innovación de parte de los docentes, que es lo que más incide en la calidad del aprendizaje. Ellos requieren apoyos, condiciones adecuadas para desarrollar su trabajo y que exista un clima propicio para ello en los establecimientos”.

Gonzalo Plaza, director ejecutivo Fundación 99, agregó que “claramente se ve lo que se recogió en las jornadas de trabajo que sostuvimos hace unos meses. Creo que el foco de evaluación de impacto le otorga una seriedad a este tipo de intervenciones sociales que rara vez se ve, así como la colaboración entre las instituciones que nos permita co-construir iniciativas que impacten positivamente a niñas, niños y adolescentes”.

Asimismo, Eugenia Camazón, gerenta social de Fundación Minera Escondida, dijo que “los focos de la RED en socioemocionalidad y ciencias de la computación fueron claves en estos tiempos de pandemia. En Antofagasta tuvimos una experiencia maravillosa con el diplomado de la Universidad Adolfo Ibáñez y estamos con la disposición de extenderla. Además, estamos tratando de abrirnos hacia el aprendizaje computacional con una experiencia piloto con IdeoDigital. Tenemos un desafío para romper los paradigmas educativos y abrazar conceptos como ecosistema, educación informal, espacios de aprendizaje, además de resignificar otros como la disciplina”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.