Aprovechar la luz

Fotos: Agradecimiento marcas.

Estar largos períodos en nuestras casas hace que optimizar el uso de la luz sea clave para el ánimo. Aprovechar al máximo los rayos del sol y usar las lámparas y ampolletas adecuadas es la fórmula, según las expertas.




Su importancia

“La luz no es solo para leer, genera efectos no visibles para que nuestro reloj biológico funcione bien, captando cuándo es de día y de noche y enviando esta señal a los otros órganos para que secreten las sustancias que genera nuestro funcionamiento vital”, dice Ximena Muñoz, arquitecta y directora del Centro de Investigación de Luz y Energía (@_ciluz).

Pensar en la iluminación

Dónde instalamos los puntos de luz, qué lámparas usamos y hacia dónde proyectamos la luz son claves para lograr ambientes cálidos, que vayan modificando su ‘temperatura’ a lo largo del día.

Francisca Mackenzie, de la oficina Docevolts (@docevolts_iluminacion), dedicada al diseño de iluminación profesional, aconseja generar distintas escenas en un mismo espacio y aclara que no tiene por qué estar todo siempre encendido.

Lámpara de mesa Laguna 16, de Artemide en @interdesignchile.

Sol, ven a mí

Para Muñoz es clave aprovechar el máximo posible la luz natural de la mañana, y tratar de por lo menos estar 20 minutos con sol directo.

1. “Si hay una ventana hacia al norte por donde nos llegue luz del día, instalarse cerca. No necesariamente en forma directa”.

2. “Usar la luz natural para trabajar, al menos un rato, aunque haya que moverse”.

3. “Sacar a los niños al patio o balcón a jugar un rato bajo los rayos del sol, ideal tipo 11 y aunque esté nublado; tratar de hacerlo un hábito”.

Lámpara de suspensión Asteria, de Umage, en @opendark.cl

PROBLEMA / SOLUCIÓN

1. Tengo solo una luz en el techo de mi living: “Solo un centro es poco, lo más útil es desde ese punto sacar un riel y complementar con lámparas de pie o focalizadas para apoyar la iluminación. Para que este espacio sea más versátil hay que poder generar distintas escenas, ya sea para cuando tenemos amigos invitados a comer o si este espacio se usa más como family room, de ahí la importancia de tener distintos componentes lumínicos”, dice Mackenzie.

2. Estoy trabajando en el comedor, pero se me hace poca la luz: “La luz para hacer sobremesa en el comedor es distinta a la que necesitamos para trabajar. En el actual escenario, y como solución, pondría una lámpara de escritorio sobre la mesa para acentuar el punto de trabajo. Hay que considerar no solo si la mesa está bien iluminada, también si el resto del lugar está muy oscuro. Apenas empieza a bajar la luz natural comenzar a prender luces, siempre tener algo iluminado un poco más lejos para evitar que el ojo se esté acomodando constantemente a las diferencias lumínicas. Otro dato es evitar poner el computador en contra de una ventana, ya que la luz se refleja en la pantalla”, argumenta la socia de Docevolts.

  • Las luces decorativas dan luz indirecta.
  • Focos de cielo, son una buena opción para iluminar distintos puntos, ideal que estén a 60 cm de la pared.
  • Las lámparas de pie que iluminen el techo sin producir sombras.

UN ESPACIO, UNA LUZ

La arquitecta y especialista en diseño de iluminación Victoria Campino (@victoria.campino) cuenta que uno de los principales errores es la poca intención en la iluminación. “Se usa la luz como algo apenas funcional sin aprovechar las posibilidades para dar valor a espacios, crear atmósferas y resaltar elementos singulares”, dice. Para evitar esto comparte algunos tips:

Trabajo y estudio

Se necesita un nivel de luz más alto que para conversar, descansar o ver televisión. Para esto recomienda, por lo menos, dos o tres fuentes de luz con encendido independiente. Un dimer es una buena opción para tener diferentes intensidades de luz en un mismo espacio.

Living

Además de la luz de cielo, es necesario incorporar lámparas decorativas, que dan calidez al espacio. Si las lámparas son orientables, se pueden hacer efectos de luz indirecta iluminando el cielo o los muros, lo que da sensación de amplitud y suaviza las sombras.

Comedor

Lo primero es tener una buena lámpara sobre la mesa, si la mesa es larga pueden ser dos o tres. Aquí también es importante iluminar los muros; una forma de hacerlo es con focos orientables desde el cielo.

Dormitorio

Las lámparas de velador son imprescindibles, pueden ser de sobremesa o apliqué. La luz del cielo no debe apuntar directamente a la cabecera de la cama ni a la televisión y se puede agregar alguna lámpara decorativa sobre una cómoda.

Algunas alternativas para aumentar la iluminación de los espacios sin agregar puntos eléctricos son el uso de rieles y cambiar luces simples por focos dobles o triples.

Las ampolletas

Led, de luz cálida y de marcas tradicionales que aseguren calidad. En esto hay que fijarse a la hora de comprar una ampolleta, coinciden las expertas. Además, ojalá sean de índice fotocromático (CRI o IRC) alto, más de 90, pero nunca menos de 80, y siempre ir prendiéndolas en la medida que comienza a oscurecer.

Comenta