Como un columpio

Fotos: Diego Elgueta (diegoelgueta.cl)

Ubicada en el cerro Tacna, en Maitencillo, V Región, esta casa emplazada en un sitio esquina de pendiente descendente se proyectó con la necesidad primordial de otorgarles la mejor y más despejada vista posible al mar a los espacios comunes y pieza principal. Con esa premisa, living, comedor y cocina abierta se ubicaron en el segundo piso junto a la terraza balcón, centro de encuentro y de reunión familiar; los dormitorios secundarios, en tanto, ocupan la planta baja, abiertos al jardín.




Una casa que debía ser simple, económica y fácil de mantener, con un volumen de 140 m² dentro de un terreno de 500 m² aprox., y diseñada por la oficina de arquitectura PAR Arquitectos (pararquitectos.cl), Álvaro Cortés y Tomás Pardo, de amplia experiencia en proyectos de casas tanto en Santiago como en regiones.

La imagen proyectual de la casa se basa en el principio del columpio, interpretado como un esqueleto estructural que permite leer un volumen suspendido, colgante, a través de un sistema de andamiaje que lo eleva del nivel del suelo, cual columpio o balancín, aludiendo así a la condición de exposición y pendiente propia del terreno.

La estructura se plantea como un sistema ensamblado en madera laminada, despegado del cuerpo volumétrico, compuesto por el cruce de cuatro vigas y cuatro pilares dobles, posados puntualmente sobre una contención perimetral de piedra como soporte que resguarda y establece el nivel inferior de la casa. La madera es utilizada como material único, tanto por su economía como por su perdurabilidad en el tiempo dentro de ambientes salinos.

La circulación vertical en esta casa lo es todo, a través de su escalera que conecta los tres niveles: planta baja, planta media y quinta fachada, dándole la jerarquía necesaria y otorgándole luz, a modo de lucarna central, que ordena, distribuye y otorga espacialidad a la resolución programática de la casa.

Una casa de madera, cual columpio, suspendida, que logra en sus dos niveles gran luminosidad. Un espacio acogedor y especial que cumplió todas las expectativas de sus dueños al lograr un lugar con una vista excepcional, revestida en madera y decorada muy simple, con tonos y materiales neutros como algodón, lino y sisal en tonos celestes, grises y beiges. pararquitectos.cl

Ideas que inspiran. Colores neutros y materiales nobles crean espacios acogedores.

1. Cuernos, librero/estante de madera ensamblada, línea simple, $299.990 (riorevueltostore.com) 2. Chimenea a leña Bosca, consultar precio (bosca.cl) 3. Velas, diferentes colores y tamaños, consultar precio (canterano.cl) 4. Panera Lup, $15.000 (thedecojournal.cl) 5. Chales de algodón, consultar precio (Canterano) 6. Banqueta gris, $270.000 (takdiseno.cl) 7. Tabla de cortar Medan, $26.990 (The Deco Jorunal) 8. De líneas simples, este emprendimiento importa murales de tela, en tamaño XL, con flores y estampados diversos que embellecen muros y espacios. También tienen pufs y bolsas para botellas. Todo en lino y lona. $109.000 (@simplestreetnicestuffs).

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.