Sarah Michelle Gellar habló sobre las tensiones entre el elenco de Buffy The Vampire Slayer: “Nadie se lleva bien todo el tiempo”

La actriz contó que "desearía haber podido hacer las cosas de manera diferente" en la dinámica con sus co-estrellas.


A comienzos de marzo se cumplieron 25 años del estreno de una de las series más icónicas de lo ‘90: Buffy The Vampire Slayer. Y en ese contexto no solo se ha abordado el legado del programa ante las acusaciones contra su creador, Joss Whedon, sino que por cortesía de un nuevo libro también han aparecido detalles sobre el desarrollo de aquella exitosa producción.

Según recoge Joblo, en el libro Into Every Generation a Slayer Is Born: How Buffy Staked Our Heart de Evan Ross Katz, la propia Sarah Michelle Gellar habló sobre las tensiones entre el elenco de Buffy The Vampire Slayer y confirmó algo que, para bien o para mal muchos ya sospechaban y es que el reparto no se llevaba muy bien detrás de cámaras.

De acuerdo a Gellar el contexto de producción de la serie y la edad de sus protagonistas habrían sido factores en esas tensiones, por lo que actualmente las cosas estarían en mejores términos.

“Mira, trabajábamos horas muy duras. Éramos jóvenes, tuvimos altibajos. Todo el mundo tenía argumentos. Hubo momentos en los que David (Boreanaz) podía ser irritante. Realmente nunca lo fue conmigo, pero estoy segura de que (lo fue). No era color de rosa. Nadie se lleva bien todo el tiempo. Y Alyson (Hannigan) y yo tuvimos momentos. No hay duda. Pero eres joven. Creo que, desafortunadamente, el set en el que estábamos y el mundo en el que estábamos nos estaba enfrentando entre nosotros. Creo que habría sido diferente si fuera hoy. Habría sido una relación muy diferente. Pero ahora tenemos una gran relación”, señaló la actriz.

Por supuesto, Gellar era la protagonista de Buffy por lo que su perspectiva en esa dinámica del set no deja de ser llamativa.

“Hay momentos en los que desearía haber podido hacer las cosas de manera diferente, pero no sabía cómo manejar el estrés al que me enfrentaba. Yo era muy joven, y no tenía nada de vida fuera. Yo era la que siempre estaba trabajando y, a veces, estaba resentida por el hecho de que no tenían que trabajar todo el tiempo”, añadió. “Tiene reflujos y flujos, y cualquiera que te diga que se lleva bien con todos todo el tiempo, simplemente no es cierto”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.