Sean Connery: La despedida a una leyenda inmortal

El actor falleció a los 90 años, dejando un legado cinematográfico que no quedará en el olvido.


Este sábado fue dado a conocer que el legendario actor Sean Connery falleció a los 90 años de edad. Y desde el primer momento de dicho anuncio, que se expandió desde los medios británicos, el lamento por la partida de esta leyenda resonó a través de redes sociales, ya que el escocés encarnó durante toda su carrera a todo lo que define a una estrella cinematográfica.

Claro, esa carrera terminó mucho. mucho antes. Sus últimos años en pantalla culminaron con una serie de fracasos, y desavenencias con diversos realizadores, coronados en 2003 con la adaptación del cómic “La Liga de los Hombres Extraordinarios”. En ese último lapso de tiempo también rechazó roles en hits como “El Señor de los Anillos”, con una jugosa oferta por interpretar a Gandalf, e inclusive las secuelas “Matrix”.

Pero sir Sean se alejó del cine, no trabajó con Spielberg en el retorno de Indiana Jones de 2007 y en los años posteriores surgieron múltiples reportes sobre su estado de salud que lo ponían sobre el tapete para preocupación de sus fans.

Y es que aún en el retiro, para no pocos Connery seguía presente cortesía de su larga trayectoria y roles que quedaron instalados en la memoria colectiva.

La corona obviamente es el agente 007, ya que Connery fue el primer actor que interpretó al agente secreto que está al servicio e su majestad en el cine. A partir de lo que fue “Doctor No”, su carrera para siempre se fundió a la creación de sir Ian Fleming. Por eso, al momento dde su muerte, James Bond es el rol por que todos lo recuerdan.

“Estamos devastados por la noticia del fallecimiento de Sir Sean Connery. Fue y siempre será recordado como el James Bond original, cuya entrada indeleble en la historia del cine comenzó cuando anunció esas palabras inolvidables: el nombre es Bond... James Bond”, explicaron los productores de la saga, Michael G. Wilson y Barbara Broccoli, a través de un comunicado.

“Él revolucionó el mundo con su interpretación valiente e ingeniosa del agente secreto sexy y carismático. Sin duda, él es en gran parte responsable del éxito de la serie de películas y le estaremos eternamente agradecidos”, agregaron.

"¿Qué estas preparado para hacer?”

Siendo el primer 007, Connery entró en la historia del cine, pero su carrera no se quedó solo ahí. Durante el transcurso de su historia dando vida al agente secreto, Connery colaboró en producciones como “Marnie" de Alfred Hitchcock (1964), mientras que tras su alejamiento estuvo en una adaptación de “Asesinato en el Expreso de Medianoche” (1974), la adaptación de la aventura “The Man Who Would Be King” (1975) o la épica bélica “A Bridge Too Far” (1977).

Pero a partir de los ochentas se concretó un revival no menor. Claro, a la hora de retornar a su filmografía, inevitablemente estarán aquellos que lo recordarán por el remake de “Los Intocables” dirigido por Brian de Palma. Su emblemática interpretación del policía Jimmy Malone le valió no solo elogios, sino que también el Premio Oscar a mejor actor secundario y potenció otra vez a su labor en pantalla.

Poco antes de la historia de la batalla contra Al Capone estuvo en la fantasía de acción Highlander (1986), dando vida al inmortal Juan Sánchez-Villalobos Ramírez, pero innegablemente Connery también será recordado por su rol de Henry Jones Sr, el padre del aventurero más famoso del cine que fue presentada en esa gran secuela conocida como “Indiana Jones y la Última Cruzada”.

La historia del padre y su hijo, en el marco de la búsqueda del Santo Grial, tiene grandes momentos, potenciados por la interpretación de un Sean Connery que en momentos llega a eclipsar al carisma de Harrison Ford, pero al mismo tiempo lo complementa a la perfección para entregarnos una historia que para no pocos tiene argumentos de sobra para considerarse como la favorita de muchos en la saga.

Obviamente hay más. Por un lado está el fraile Guillermo de Baskerville en la adaptación de “El nombre de la rosa” (1986) o breves roles en “Time Bandits” (1981) o “Robin Hood: Príncipe de los Ladrones” (1991). También en la notable adaptación de “La Cacería del Octubre Rojo” (1990) interpretó al comandante de un submarino soviético en medio de una intriga internacional, dio la voz a una criatura mitológica en la aventura familiar de “Corazón de Dragón” (1996) y fue parte de la mejor película de Michael Bay, en esa sólida y excesiva propuesta de acción conocida como “La Roca” (1996).

Como toda estrella con una larga trayectoria, aquellos son solo algunos ejemplos, ya que desde su primera película acreditada, realizada en 1957, hasta su último trabajo, la narración de un documental en 2013, están las obras elogiadas, los fracasos y también aquellas películas que marcaron la formación cinematográfica de un montón de personas.

Aquello último es con lo que decido quedarme, ya que aunque Sean Connery falleció este 31 de octubre, y su carrera había terminado mucho antes, su legado seguirá presente mientras estén sus películas. El hombre, el actor, el caballero de la corona pudo haber dejado de existir, pero su leyenda seguirá siendo inmortal. Tal y como aquél agente con licencia para matar.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.