Zoom no encriptará las llamadas de cuentas gratuitas para poder colaborar con el FBI y la policía

Desde la compañía recalcan que, pese a ello, "no monitorean proactivamente el contenido de las reuniones y no lo hará en el futuro".


Si quieres cifrado de extremo a extremo, tendrás que pagar. Ese es el fondo del mensaje que deja Zoom con su nueva determinación, ya que la compañía informó que los usuarios con cuentas gratuitas no podrán acceder a encriptación end-to-end, que es un tipo de seguridad que salvaguarda tu comunicación con el servidor al que te conectas y, por tanto, permite que las videollamadas sean seguras y privadas.

La determinación se debe a que la plataforma desea colaborar con las fuerzas policíacas en los peores casos de abuso de la plataforma, como es el denominado “Zoomboming” que llevan a cabo sujetos anónimos que intervienen conversaciones privadas con mensajes e imágenes ofensivas.

El CEO de Zoom, Eric Yuan, reveló en ese sentido que: “sin duda no queremos dar ese cifrado de extremo a extremo a los usuarios gratuitos, porque también queremos trabajar junto con el FBI y las fuerzas del orden locales, en caso de que algunas personas usen Zoom para un mal propósito”.

De este modo, la plataforma se cuadra con los críticos de plataformas como WhatsApp, que tienen encriptación end-to-end, pero son cuestionadas por las autoridades debido a la imposibilidad de rastrear los orígenes de mensajes problemáticos y de desinformación. Pero más allá de ese objetivo, los usuarios siempre querrán que sus videollamadas sean completamente seguras y privadas, por lo que tendrán que analizar si desean mantenerse en Zoom sin pagar por un plan.

En ese escenario, Alex Stamos, consultor de seguridad de Zoom, intentó calmar a los usuarios gratuitos, ya que recalcó a través de su cuenta de Twitter que la compañía “no monitorea proactivamente el contenido de las reuniones y no lo hará en el futuro. Zoom no graba reuniones en silencio. Nada de esto cambiará”.

Zoom está lidiando con algunos problemas de seguridad graves. Cuando las personas interrumpen las reuniones (a veces con discurso de odio, exposición a niños y otros comportamientos ilegales), el anfitrión puede informarlo. Zoom está trabajando con la policía en los peores infractores reincidentes”, remarcó Stamos.

La determinación se informó en un escenario en el que Zoom creció en un 169%, obteniendo ganancias de $328.2 millones de dólares durante el primer trimestre

Comenta