Advierten de graves trabas en la logística para la internación terrestre de camiones y buses nuevos a Chile

La Asociación Nacional Automotriz de Chile (Anac) detalla que producto del entorpecimiento al retorno de los conductores a su país de origen, el 50% de los camiones pesados nuevos y el 80% de los buses nuevos que ingresan a Chile por tierra está siendo afectado.




La Asociación Nacional Automotriz de Chile emitió este miércoles un comunicado para dar cuenta de un inusitado problema que está experimentando el mercado de vehículos pesados, ante la imposibilidad de retorno de conductores que ingresan los vehículos a través de rutas terrestres. Habitualmente este regreso se realiza en buses particulares especialmente contratados para ese fin.

La entidad gremial sostiene que “dado el escenario de recuperación que se ha registrado en el mercado de camiones, el que se ha visto apoyado por el repunte de la actividad en la minería, de la construcción y los sectores forestal y agrícola, se prevé que se comercialicen 14.500 unidades nuevas de camiones durante todo 2021, aunque estas estimaciones pueden verse afectadas por las trabas en el abastecimiento o internación de unidades, al entorpecerse el tránsito de sus tripulantes desde y hacia la frontera con Argentina y Brasil, lo que podría impactar al mercado de renovación de flotas tanto de camiones pesados, como de buses nuevos en Chile”.

En términos simples, la situación se origina cuando al ingresar a Chile los camiones pesados o buses nuevos por sus propios medios, su tripulante (que es extranjero) pasa a ser considerado como “turista”, perdiendo, en consecuencia, la autorización para regresar a su país de origen (Argentina o Brasil). Con ello, se afecta la posibilidad de retornar por vía terrestre en buses especialmente contratados para el efecto, tal y como ocurría durante los meses críticos de pandemia el año 2020.

El problema, de acuerdo con lo que señala Anac, ocurre aun cuando en su calidad de tripulantes sí están facultados para poder retornar, pero el cambio a calidad a “turistas” los afecta negativamente para cruzar la frontera de regreso. La escasez de vuelos de regreso a Brasil también supone un inconveniente grave para solucionar esta situación y, en la práctica, no hay tripulantes que estén dispuestos a hacer el viaje a Chile con el camión (o bus), ante la poca certeza de cuándo realmente podrán retornar a su país.

El traslado de otras cargas no sufre trabas

En contraposición, el ingreso de camiones con carga a Chile se mantiene inalterado, pudiendo su tripulante o chofer respectivo devolverse a su país de origen libremente en el mismo camión, con o sin carga.

Como dato ilustrativo de la realidad en la venta de camiones, a mayo de este año el 46% de las ventas correspondió a unidades de origen brasileño, el que sería el principal afectado por esta situación.

Por su lado, los buses de origen brasileño internados a Chile entre enero y abril del presente, representaron el 77,4% de las ventas, viéndose negativamente impactados por la misma situación. Lo anterior, supone que las dificultades detectadas pudieran afectar el abastecimiento de unidades nuevas en segmentos de suma relevancia para la economía nacional.

Cabe destacar que cerca del 5% del Producto Interno Bruto del país se genera a partir del sector de transporte, por lo que es clave para impulsar el crecimiento. Además los camiones, junto con las flotas de vehículos comerciales, son los que trasladan más del 95% de los bienes desde los centros productivos hacia los de consumo, puertos, ciudades y centros urbanos de todo Chile.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

El animal habría nadado más de 160 kilómetros alejándose de su hábitat en el mar Ártico. Por el momento, las autoridades estudian si deberían devolverla al mar o mantenerla en un tanque de agua hasta que se recupere.