BMW M5: la séptima generación se cambia al mundo híbrido enchufable

El histórico sedán deportivo estrena nueva tecnología y ahora es capaz de desarrollar 717 caballos de fuerza.




Uno de los modelos deportivos más tradicionales de BMW es el M5. El radical sedán ha estado presente en las siete generaciones de la Serie 5 desde hace 40 años y ahora vuelve a presentar una nueva versión que estrena por primera vez tecnología híbrida enchufable y una potencia que nunca se le había visto: más de 720 caballos de fuerza.

El diseño del nuevo BMW M5 continúa con su tradición, o sea, es más agresivo que un Serie 5, pero sin tanta estridencia, sino que manteniendo cierta sobriedad. Algunos señalan que tiene ciertos rasgos del histórico M5 E60 de 2005 que diseñó Chris Bangle. Como sea, se le distingue como M5 por pequeños detalles, entre ellos el logo M5 en la curva Hofmeister del pilar C.

En el interior la deportividad también es contenida, con asientos deportivos, volante achatado con una franja roja, además de dos selectores para seleccionar los modos de conducción personalizados. También lleva costuras con los colores de BMW M.

En la consola central destaca un mando circular del sistema iDrive con la M de la familia deportiva. El botón de partida también es rojo.

Pero lo que atrae en este modelo son sus prestaciones. Y a pesar de que aumenta considerablemente de peso y pasa las 2,5 toneladas, lo cierto es que no defrauda, empujado por un tren motriz derivado del que la firma bávara utiliza en el Mundial de Resistencia (WEC).

El encargado de mantener en alto la esencia de un M5 es un motor a gasolina V8 biturbo de 4.4 litros y 585 CV y 780 Nm que trabaja con uno eléctrico que entrega 197 CV y 279 Nm. En conjunto, la potencia máxima del nuevo M5 es de 727 CV y 1.000 Nm de par, gestionado por una transmisión automática M Steptronic de ocho velocidades, lo que es un aumento importante respecto del M5 anterior que tenía 627 CV en el CS.

Esta potencia le permite acelerar de 0 a 100 km/h en 3,5 segundos y pasar de 0 a 200 km/h en 10,9 segundos, con el apoyo de la tracción total M xDrive. La velocidad máxima es de 305 km/h com el paquete opcional M Driver’s Package

Para alimentar al motor eléctrico está una batería de iones de litio de 18,6 kWh de capacidad, que permite recorrer hasta 69 km en modo 100% eléctrico. Esta batería puede cargarse a una potencia máxima de 7,4 kW y necesita 3 horas y 15 minutos para una carga completa.

La presentación oficial del nuevo BMW M5 será en el Festival de Velocidad de Goodwood y su producción comenzará en julio, en la fábrica alemana de Dingolfing. Se espera que las primeras unidades lleguen a los usuarios a finales de este año. Además, la marca alemana adelantó que también se sumará la versión familiar BMW M5 Touring.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbete aquí.