Aprende cómo ser un buen copiloto de viajes

Seguridad vial

Los choferes que viajan acompañados tienen el doble de posibilidades de morir en un accidente automovilístico. La función de un acompañante es muy importante.


En abril de este año, la Comisión Nacional de Seguridad de Tránsito (Conaset) reveló un preocupante informe. En los últimos 12 meses se había registrado la mayor tasa de accidentes de tránsito en la historia. En 2017 ocurrieron un total de 94.879 siniestros, lo que arroja una frecuencia de 184 accidentes por cada 10 mil vehículos. El dato más preocupante, es que las colisiones dejaron un saldo de casi 1.500 muertos, otros 8.500 heridos de gravedad y más de 50 mil lesionados.

Los conductores jóvenes son uno de los segmentos etarios más expuestos a verse involucrados en accidentes. De acuerdo con Good Egg, uno de cada 10 nuevos conductores va a chocar dentro del primer año de obtener la licencia, particularmente en los primeros seis meses. El sitio que aborda la seguridad en los autos, también observó que los aprendices no se dan cuenta de que la probabilidad de choque aumenta a medida que llevan más pasajeros. Así, se elaboró un listado de conductas para ayudar a quien está detrás del volante.

No los dejes cometer errores

¿Ha bebido tu piloto un par de copas? No lo dejes manejar ni menos lo presiones a hacerlo. Si sabes que tu amigo que maneja beberá, quizá sea mejor compartir un taxi o que maneje otro.

También, si tu amigo mantiene una conducción irresponsable, dile. Si conduce demasiado rápido, no poniendo atención a los letreros y el tráfico, pídele que se detenga. Si no obedece, entonces bájate y cuida tu propia integridad.

No des malos consejos

Ya está dicho que está 100% correcto advertir de una conducción riesgosa. Al mismo tiempo, no entregues consejos que podrían repercutir de mala forma. No presiones a ir más rápido o ir pegado a otro auto. Dos tercios de los nuevos conductores se sienten presionados al manejar. No la aumentes. Da tips constructivos.

Seguridad vial

Sé paciente

Permite a tu conductor tomarse tanto tiempo como le sea necesario. No te vuelvas loco si no hacen todo a la perfección. Incrementar o producir una frustración podría llevarlos al pánico, lo que desemboca en accidentes.

No seas un distractor

Esto es solo de sentido común. No hagas cosas que quiten la atención del conductor del camino. Esto incluye a jugar con la radio o pedirles que miren algo. No es el momento. Tampoco te molestes si ellos te ignoran mientras conducen. Si estas a cargo de la navegación para llegar a un determinado punto, hazte entender claramente.

Usa tu cinturón de seguridad 

El conductor no tendría que pedirte que te pongas el cinturón, porque deberías hacerlo automáticamente. En un choque doblas las posibilidades de morir, si no lo llevas. Además, con accidente o no accidente de por medio, podrías ser multado por no usar este vital elemento de seguridad.

Seguir leyendo