General Motors pide a sus empleados clarificar su estatus de vacunación contra el Covid

El fabricante motor más grande de Estados Unidos requirió este jueves a sus colaboradores, que revelen si es que han recibido (o no) la vacuna frente al virus. Dice que así puede tomar medidas más acertadas, según el devenir de la pandemia.




El apoyo a medidas más fuertes para requerir vacunación frente al Covid es cada vez más fuerte en Estados Unidos, según una nueva encuesta conjunta de Reuters e IPSOS, sin embargo, para los tres fabricantes de automóviles de Detroit el debate sobre la política de vacunación está lejos de terminar. General Motors anunció este jueves que solicitó a sus empleados en EE.UU. que informen si han recibido inyecciones para prevenir el Covid-19, la primera acción de este tipo por parte de uno de los ‘Big Three’ de Detroit.

El primer fabricante de autos en EE.UU. (en volumen), dijo que la información ayudará a “determinar cuándo GM debe relajar o fortalecer ciertos protocolos de seguridad frente al virus, según lo recomendado por las autoridades, como el uso de mascarillas, el distanciamiento físico y las tasas de ocupación de las instalaciones”, refiriéndose a los Centros para el Control de Enfermedades de EE. UU. y a la Administración de Prevención, Seguridad y Salud Ocupacional de Estados Unidos.

Por separado, el presidente del sindicato United Auto Workers, Ray Curry, expresó el jueves su apoyo a las medidas voluntarias para fomentar la vacunación o evaluar el estado de vacunación de los trabajadores. El UAW, con casi 400 mil miembros, representa a los trabajadores de las fábricas estadounidenses de GM, Ford Motor Company y Stellantis.

(AP Photo/Carlos Osorio, File)

“Estaríamos abiertos a discutir sobre los esfuerzos voluntarios”, dijo Curry durante una videoconferencia el jueves. Los pasos como el plan de GM para recopilar información sobre el estado de vacunación de sus empleados estarán sujetos a negociación antes de que puedan aplicarse a los trabajadores del UAW, dijo Curry. Tal recopilación de datos plantearía preocupaciones sobre la privacidad médica, dijo.

Asimismo, Curry dijo que el sindicato UAW esperaría que las empresas negociaran antes de seguir el ejemplo de la aerolínea Delta Airlines, que dijo que cobrará a los empleados no vacunados US$ 200 adicionales al mes por la cobertura de salud imponible a la empresa.

“No hemos tenido un empleador que se acerque para discutir con nosotros” un mandato de vacuna o una sanción para los trabajadores que no están vacunados, dijo Curry.

La encuesta de Reuters / IPSOS encontró que el 60% de los adultos apoyan a los empleadores que exigen que las personas muestren un comprobante de vacunación antes de que les permita regresar a las oficinas, mientras que el 34% se opone a los requisitos de la vacuna. La encuesta, realizada del 13 al 19 de agosto, sumó respuestas de 4.427 adultos y tiene un margen de error de 2%.

Aproximadamente 2/3 de estadounidenses apoya los requisitos de mascarillas en restaurantes, aviones, gimnasios y lugares de trabajo, mientras que menos de 1/3 se opone, según la encuesta.

Fuente: Reuters.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

“Es lamentable esta falta de civilidad, que incluso tiene pena de cárcel”, dijo la jefa comunal Daniela Peñaloza.