Cinco tips para dominar la conducción en hielo y nieve

2018-porsche-cayenne-world-endurance-test (2)

Con las mañanas más frías, el hielo y la nieve pueden aparecer de forma inesperada. Aquí te dejamos algunos consejos que pueden hacer mucho más sencilla la conducción en condiciones de piso muy resbaladizo.




Con la baja en las temperaturas de estos días no es raro manejar en las mañanas con las calles con más hielo y nieve de lo habitual, algo que nos adelanta como se vendrán los próximos meses.

Bajas temperaturas, lluvia, niebla, viento e, incluso, nieve en sectores poco habituales…, condiciones meteorológicas adversas que, sin duda, dificultan el manejo seguro por las calles y carreteras de la ciudad, pero que, con las debidas precauciones y equipamiento, también son ideales para disfrutar de un fin de semana en la montaña.

Cuidado con el hielo y nieve

Por encima de la nieve, nuestro peor enemigo en invierno es el hielo, que es tan resbaladizo como el aceite y puede significar pérdida de control total, incluso si el auto cuenta con múltiples ayudas electrónicas

Si eres un experto en la conducción, si eres más novato o simplemente si quieres mejorar tus habilidades en la conducción en hielo y nieve, te dejamos algunos consejos que nunca están de más a la hora de salir a la calle cuando la pista se pone más helada de lo habitual.

1. Tracción

hielo y nieve traccion

Lo ideal es manejar con tracción en las cuatro ruedas, a una velocidad baja y constante, y evitando que las ruedas patinen. Si esto ocurriera, se debe girar el manubrio hacia un lado y al otro rápidamente, pero con suavidad. Esto ayuda a que las ruedas tomen contacto con terreno fresco y recuperen la tracción.

2. Marchas

hielo y nieve marchas

Si el vehículo no cuenta con un sistema de control de tracción, se recomienda partir en segunda marcha para evitar que las ruedas resbalen.

3. Velocidad

hielo y nieve velocidad

Es casi una ley reducir la velocidad, sobre todo en caminos rápidos, como autopistas, así como también aumentar la distancia con el vehículo precedente.

4. Suavidad

Hielo y nieve

Hay que evitar las maniobras bruscas, tanto de frenado como de cambio de dirección, además de alertar siempre con los intermitentes antes de cambiar de pista o doblar en una esquina.

5. Frenos

hielo y nieve frenos

Evitar el uso brusco de los frenos en zonas con hielo para evadir el bloqueo de las ruedas y posterior deslizamiento involuntario del vehículo. Lo aconsejable es mantener una velocidad prudente y acorde con las condiciones del camino, conduciendo el vehículo "enganchado" en una marcha que permite el control del automóvil.

Y como el conocimiento no ocupa lugar, también te invitamos a ver estos consejos para manejar con viento, qué hacer en días de lluvia, y que no hacerle a tu auto en invierno para alargar su vida útil.

¡Ah! Y no te olvides de los gatitos.

Comenta