Los consejos para mantener los frenos de tu auto

frenos

Qué duda cabe que los frenos son uno de los elementos de seguridad más importantes de cualquier tipo de vehículo. Aquí te damos algunos consejos para que aprendas a administrarlos de la mejor manera.


El cuidado de los frenos es uno de los deberes impostergables de todo conductor. Una deficiente respuesta al pedal podría marcar la diferencia entre sufrir un accidente o escapar sin rasguños en una situación de emergencia.

Varios factores repercuten en el desgaste acelerado del sistema de frenos, pero si aplicas esta serie de consejos, podrás disminuirlos para no afectar tu propia seguridad ni la de los demás.

FRENOSAUTOLOGIA-5

Según tu forma de manejo y el lugar por donde transitas, los componentes de frenos están más o menos expuestos al desgaste. Por ejemplo, si eres un conductor agresivo que acelera en cortos trayectos para frenar en la cuadra inmediatamente siguiente, ten por seguro que las pastillas y discos de tu auto se verán afectados antes de lo que el mismo fabricante indica. Generalmente el sistema requiere de revisión –en promedio– cada 20 mil kilómetros.

Asimismo, si resides en ciudades accidentadas y con calles en subidas y bajadas (por ejemplo, en Talcahuano, Valparaíso o la precordillera) tus frenos también sufrirán un mayor esfuerzo y deberás ser consciente de que necesitarás revisarlos más periódicamente.

100

En caso de conducir por cuestas prolongadas, como la ruta hacia Concepción o desde Los Andes a Santiago, es normal que los frenos eleven su temperatura. En estos casos es recomendable utilizar la caja de cambios para disminuir la velocidad. Lo que en lenguaje coloquial se conoce como “enganchar”.

Otro tip que parece bastante lógico, es no hacer caso omiso de los testigos. Hoy en día la mayoría de los autos cuenta con alertas en el tablero para avisar del desgaste prematuro de los frenos. Si sientes que debes pisar demasiado a fondo para retener el auto, es probable que haya aire atrapado en el circuito hidráulico. En este caso, el taller debiera ser tu próxima parada.

La vibración a la hora de pisar el pedal de freno es otro indicio inequívoco de que necesitas visitar el taller. El chirrido al momento de que pastilla y disco entran en contacto también es señal de que los componentes necesitan reemplazo.

Una vez en el taller, procura ser tú quien elige los repuestos. Prefiere siempre piezas genuinas que garantizan un comportamiento óptimo.

Cuestión de física

A medida que los frenos de tu auto presentan desgaste, la distancia de frenaje también aumenta. Así, yendo a 110 km/h, los frenos pueden ser responsables de una diferencia de hasta 10 metros hasta la detención. Clave, ¿no?

Imagen1

Seguir leyendo