Skoda estrena nueva motorización para el familiar checo Karoq

El modelo que debutó en el país en octubre de 2018, ahora se pasa a un mecánica bencinera 1.4 litros turbo con caja AT8.




En 2016, Skoda inició su ofensiva en el segmento SUV donde hoy compite con el compacto Karoq y su hermano más grande Kodiaq. Precisamente el más pequeño de la dupla, lanzado en Chile en octubre de 2018 con motor 1.5 TSI, estrena ahora una nueva motorización algo más contenida en tamaño y asociada a una caja automática de ocho marchas (antes era MT6). Estará en dos versiones, según estándar de equipamiento, y convivirá con el Karoq 1.6 TDI de caja manual.

La gran novedad reside bajo el capó del Skoda Karoq, donde el anterior motor 1.5 TSI que desarrollaba 150 Hp y 250 Nm de torque máximo entre 1.500 y 3.500 rpm (ver Test Drive), es reemplazado por el bloque TSI 1.4 litros que entrega igual potencia y fuerza bruta, aunque ahora en un rango algo más holgado: entre 1.500 y 4.000 giros por minuto. Si el antiguo motor 1.5 TSI homologaba 16,2 km/l en régimen mixto, el nuevo 1.4 TSI baja a 15,9 km/l en el mismo ciclo, una diferencia apenas perceptible en la que hay que considerar el distinto tipo de transmisiones: una caja MT6 en el primer caso, con la nueva AT8 en el segundo (que es más fidedigna del papel a los hechos).

Bien en seguridad

Habrá que decir que ambas versiones de este nuevo Skoda Karoq 1.4 TSI, el Ambiente y el Style, son casi idénticas en materia de seguridad. Para los dos hay airbags laterales y de cabeza para conductor y acompañante (además de los frontales obligatorios), frenos ABS, bloqueo electrónico de diferencial, control de estabilidad y de tracción, sensor delantero y trasero, cámara de retroceso, monitoreo de inflado de neumáticos y luces automáticas diurnas. El único elemento distintivo del Style es la presencia de detector de fatiga.

Donde se diferencian mayormente los modelos de entrada y el tope de gama, es en cuestiones de equipamiento. Así por ejemplo, el SUV básico equipa llantas de 17″ que saltan a 18 pulgadas para el Style. Se suman a estas dicotomías los faros halógenos o LED, además del hecho que solo el Skoda Karoq más alto integra luces con función de viraje y sunroof panorámico.

Por dentro, el Style gana sobre el Ambiente sistema keyless y botón de encendido, asientos delanteros calefaccionados, tablero Digital Cockpit y tapiz de asientos de cuero y tela. De serie se cuentan ocho altavoces, volante multifunción de cuero, retrovisor antirreflejo, control crucero, pantalla central de 8″ con Android Auto y Apple CarPlay, climatizador bizona y sistema start & stop.

Al mantenerse las medidas de este SUV de cinco plazas, (4.382 mm de largo, 2.025 mm de ancho, 1.603 mm de alto) también se conservan los 521 litros de maletero, ampliables a 1.630 litros con los asientos traseros abatidos.

Los precios para este nueva versión del familiar checo son de $ 18.990.000 en el caso del Ambiente y de $ 21.390.000 para el Style.

Comenta