América Latina supera los 25 millones de contagios en avance imparable del virus

Los pueblos latinoamericanos y caribeños se aferran a la fe ante el impacto de la pandmia. Foto: Reuters

Los récords de infecciones diarias en varios países siguen elevando las alarmas en el continente, donde las restricciones sanitarias y confinamientos se han multiplicado. Latinoamérica y el Caribe registran, además, un número superior a las 788.000 muertes por Covid-19. La Organización Panamericana de la Salud (OPS) señaló que no hay suficientes vacunas en la región para detener los brotes activos y abogó por la prevención.




América Latina superó los 25 millones de contagios de Covid-19, en medio de un alarmante avance de la pandemia que obliga a muchos países a pasar otro fin de Semana Santa bajo una procesión de restricciones sanitarias y cuarentenas.

La región de América Latina y el Caribe además registra un número mayor a 788.000 muertes por coronavirus.

Los récords de infecciones diarias, como en Perú, o de muertes, como en Uruguay, siguen elevando las alarmas en el continente, donde las restricciones se han multiplicado. Chile, por ejemplo, cerrará fronteras desde el lunes.

Así las cosas, la Pascua este año está marcada de nuevo por el virus, como ilustra la imagen del Papa Francisco frente a una plaza desierta el viernes por la noche para presidir su segundo Vía Crucis consecutivo sin público, aunque con la participación de niños italianos.

La esperanza reside en la vacunación, que avanza a un ritmo dispar según los países.

En Chile, que ya vacunó al 24% de la población objetivo con dos dosis y avanza más rápido que ninguno en Latinoamérica, se registraron en los últimos días las peores cifras de contagios desde el inicio de la pandemia.

Ante ese panorama, las autoridades anunciaron que cerrarán las fronteras desde el lunes y por todo abril. En total, el país sobrepasó el millón de infecciones y los 23.000 decesos.

Otro que da cuenta del agravamiento de la situación es Ecuador, donde se declaró el estado de excepción por 30 días en varias provincias, ante alzas pronunciadas de contagios.

Estas nuevas infecciones se deben en parte a las nuevas variantes del virus, que afectan a sectores de la población hasta ahora más preservados y agravan los síntomas de algunos, según el gobierno.

La segunda vuelta de las elecciones presidenciales del 11 de abril se mantendrá, con medidas de seguridad sanitaria fortalecidas.

De su lado, Uruguay, considerado hasta hace poco tiempo un ejemplo en la gestión del Covid-19, registró el jueves 35 muertes, un récord diario. El país superó ya los 1.000 decesos y los contagios siguen aumentando.

Sin embargo, el gobierno aboga por la “libertad responsable”, mientras resiste a presiones de opositores para imponer restricciones.

En numerosos países de la región se registran casos de la variante brasileña del coronavirus, la llamada P1, que se cree más contagiosa.

Brasil, una preocupación para sus vecinos y la región, vivió en marzo el peor mes de la pandemia con más de 66.000 muertos y es el segundo país más enlutado, con un total de 321.000 decesos.

Entre los estados que aplican medidas sanitarias, Rio de Janeiro anunció el viernes una prórroga parcial de las restricciones, previstas inicialmente hasta el domingo. Por ejemplo, el comercio no esencial, bares y restaurantes, cines, museos y teatros no podrán volver a funcionar hasta el próximo viernes.

Más vacunas

En Uruguay casi el 20% de la población ya fue inoculada con la primera o segunda dosis de CoronaVac o Pfizer. Argentina recibió el jueves un millón de dosis de Sinopharm.

Brasil va a paso lento: cerca de un 8% de de los 212 millones de ciudadanos recibieron la primera dosis y 2,3% están completamente inmunizados.

Los analistas atribuyen esa lentitud a la tardanza del gobierno del presidente Jair Bolsonaro -quien durante meses minimizó la gravedad de la enfermedad- en alcanzar acuerdos con las farmacéuticas.

El laboratorio chino Sinovac anunció que duplicó la capacidad de producción de su vacuna CoronaVac, a 2.000 millones de dosis anuales. El fármaco se aplica ya en 20 países.

La directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Carissa Etienne, señaló esta semana que no hay suficientes vacunas en la región para detener los brotes activos y abogó por la prevención.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.