Bolivia inicia jornada electoral con la mirada puesta en Chile

BOLIVIA

Ministro Quintana.

Más de siete millones de personas votarán hoy, en la elección que definirá si el Presidente Evo Morales continua en el poder o se genera un balotaje. Alrededor de 30.000 bolivianos están habilitados para sufragar en territorio chileno, en medio del convulso escenario social.




"La situación en Chile es preocupante. Esperamos que las cosas se solucionen", señaló el Vicepresidente de Bolivia, Álvaro García Linera a La Tercera tras emitir su voto en la Escuela Agustín Aspiazu, en La Paz, donde hizo un llamado a que "todos los bolivianos tiene que ir a votar", incluso los que están en territorio chileno. Es que a pesar de la histórica jornada electoral de hoy en la que más de siete millones de bolivianos acudirán a las urnas para definir si el Presidente Evo Morales es electo por cuarta vez consecutiva -extendiendo su mandato hasta 2025- o si tal como anuncian las encuestas el país tendrá una segunda vuelta, la crítica situación en Chile ha marcado las elecciones generales.

Cerca de las 19:30 de ayer, los bolivianos en el extranjero comenzaron a sufragar en la que es catalogada como una de las elecciones generales más importantes y definitorias para el país. Japón, que alberga a 249 ciudadanos habilitados para sufragar, dio el puntapié electoral siendo seguido por China y Corea. En total, se habilitaron mesas en 33 países, entre ellos Chile.

Ante esto, el canciller de Bolivia Diego Pary durante el acto de inicio de las elecciones en la sede de el Tribunal Supremo Electoral (TSE) señaló que se comunicó con la Cancillería de Chile, quienes le habrían asegurado que están las condiciones de seguridad necesarias para que los más de 30.000 bolivianos habilitados para votar el territorio chileno lo hagan sin mayores dificultades en los centros ubicados en Santiago, Arica y Antofagasta.

"La situación en Chile es complicada. Nosotros esperamos que los bolivianos, que son alrededor de 30.000 habilitados para votar en nuestro país vecino Chile, esperemos que la situación complicada no suponga un obstaculo y que los compatriotas puedan ejercer su derecho. (Por la falta de transporte) quizás se vuelva más complicado", señaló a este diario el ministro de Comunicación, Manuel Canelas.

Ante el alzamiento social en Chile que fue precedido a lo que ocurrió en Ecuador la semana pasada tras el fin de la subvención a los combustibles que generó protestas y obligó al Presidente Lenín Moreno a dar pie atrás, el MAS invocó estos hechos como un motivo para que los ciudadanos fueran a las urnas.

"Estos problemas que están pasando en algunos países hacen que sea muy importante que los ciudadanos al momento de votar hoy piensen para que no nos suceda lo que pasa en Ecuador o en Chile donde hay muchos problemas. Así, para que piensen en la tranquilidad de Bolivia y de nuestras familias", señaló en conferencia de prensa García Linera, que salió del local electoral entre gritos de apoyo y rechazo.

Así también lo hizo el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana. "(El estado de emergencia) es muy preocupante no solamente para un país como Bolivia, que es un país vecino, sino para la región que se estén incendiando terminales del metro, que la gente este movilizada, que desobedezca el practicamente estado de sitio, pero esa es una expresión de una ciudadanía que no está satisfecha con las cosas. Entonces, cuando eso ocurre hay que explorar y escarbar que hay detrás de estas explosiones de ira y descontento. Eso se resuelve solamente con la decisión política del pueblo chileno. Nosotros solo observamos la situación y esperamos que se reestablezca la calma y que retornen a la normalidad", señaló el jefe de cartera a La Tercera tras sufragar en el Colegio Amor de Dios, en el barrio San Jorge.

En medio de una incertidumbre electoral, las calles paceñas acostumbradas a un alto flujo vehicular y bocinazos en toda la jornada, amanecieron vacías y solo la policía estaba desplegada en todas las ciudades del país ante la prohibición electoral del comercio y transporte.

Desde temprano, varios colegios electorales contaban con varias personas en las filas para emitir su voto. Según las encuestas, el Presidente Evo Morales del Partido Movimiento Al Socialismo (MAS) tendría la delantera, pero es posible que no alcance el 50% de votos necesarios o el 40% de respaldo electoral con una diferencia de 10 puntos para ganar en primera vuelta. En este escenario, el expresidente y exvocero de la demanda marítima, Carlos Mesa podría obligar a un balotaje.

A pesar de esto, uno de los temas que han marcado los últimos días de campaña fueron las acusaciones de un posible fraude electoral. Ante esto, el vicepresidente del TSE, Antonio Costas señaló a La Tercera que han "tomado todas las previsiones. Tenemos un seguimiento en el proceso y cuando inicie el computo hoy vamos a tener el acompañamiento de una empresa de auditoría. No hemos tenido ninguna denuncia de fraude en los últimos 10 años, así que la suspicacia me parece más un fruto de la coyuntura electoral".

Pasadas las 8 de la mañana (hora boliviana) el Presidente Evo Morales emitió su voto en el Chaparé, Cochabamba y pasado el mediodía regresaría a La Paz en el helicóptero presidencial. Hasta el momento, el TSE informó que la jornada se ha desarrollado de manera pacifica en los nueve departamentos tal como habían solicitado las autoridades bolivianas.

Comenta