¿Cambio de Constitución en Tailandia? Protestas marcan debate por una reforma constitucional en el Congreso

Un hombre de 52 años empuja a los agentes de policía durante una protesta contra el gobierno en Bangkok, Tailandia.

El Legislativo aprobó dos borradores de proyectos, pero rechazó el texto presentado por los activistas prodemocracia. De esta manera, la Carta Magna podrá sufrir modificaciones que no involucren los artículos sobre los poderes de la monarquía. Los manifestantes aseguran que seguirán en las calles hasta lograr sus demandas.




Al menos 50 personas resultaron heridas en una nueva jornada de manifestaciones en Tailandia. Las multitudinarias protestas que se extienden desde febrero han retomado fuerza en los últimos meses para presionar al Parlamento que discute reformas constitucionales. El movimiento pro democracia, impulsado mayoritariamente por jóvenes exige tres demandas: la disolución del Legislativo, una nueva Constitución y el fin de la monarquía. Sin embargo, hoy los congresistas rechazaron la enmienda que buscaba limitar los poderes de la corona, lo que aumenta la tensión entre el gobierno y los ciudadanos.

Manifestantes mueven patos de goma durante una protesta en Bangkok.

Los manifestantes concentrados en el grupo Free Youth (Juventud Libre) mantienen el pulso en las calles aunque arriesgan hasta dos años de cárcel por desobedecer el estado de emergencia decretado por la pandemia del Covid-19 que fue extendido hasta mediados de enero 2021. A su vez, el solo hecho de criticar a la familia real se considera un delito y puede ser penado con hasta 15 años de prisión.

Según la BBC, los tailandeses encontraron métodos creativos para protestas como el uso de patos de goma o el saludo de los tres dedos, un gesto de desafío contra el gobierno inspirado en la película Los Juegos del Hambre.

No obstante, el descontento social escaló rápidamente después que a inicios de este año fue diluido por orden judicial el partido prodemocrático Futuro Adelante (FFP), un acérrimo crítico del liderazgo del primer ministro Prayut Chan-o-cha, un excomandante del Real Ejército Tailandés, que llegó al poder en 2014 mediante un golpe de Estado y que “renovó” su mandato en unas cuestionadas elecciones de 2019. Posteriormente, varias organizaciones denunciaron la desaparición y secuestros de opositores.

Un manifestante sostiene un retrato del difunto rey de Tailandia, Bhumibol Adulyadej con el mensaje "Sale, Prayuth" durante una protesta contra el gobierno mientras los legisladores debaten el cambio de constitución, frente al Parlamento en Bangkok.

A pesar de esto, la molestia de los manifestantes, que utilizan el color amarillo como símbolo de las movilizaciones, radica principalmente contra su actual rey. En 2016, ascendió al trono Maha Vajiralongkorn, también conocido como Rama X, hoy de 68 años. Según la agencia EFE, el monarca es conocido por gastar grandes sumas de dinero de su fortuna valorada en US$ 35.000 millones.

El lujoso estilo de vida de la monarquía caló hondo entre los tailandeses este año en medio de la pandemia -que suma más de 3 mil casos-, especialmente porque la prensa reveló que el rey junto a su harén pasó gran parte del virus en los Alpes de Baviera, Alemania. De acuerdo al diario El País, el polémico monarca estuvo desde abril hospedado en un exclusivo hotel junto a al menos 20 mujeres, cuando las restricciones sanitarias prohibieron reabrir al turismo.

Desde ayer, el Parlamento está reunido para debatir una reforma constitucional, que también incluye modificaciones al Senado debido a que este órgano no se elige mediante una elección popular, sino que los 245 miembros son nombrados por la junta militar. Así, los manifestantes no han dejado las cercanías del Legislativo, mientras organizaciones de Derechos Humanos han alertado sobre posibles excesos de fuerza por parte de la policía, especialmente por el “uso excesivo” de gases lacrimógenos y carros lanzaaguas.

Los manifestantes prodemocracia levantan tres dedos en señal de protesta contra el gobierno tailandés.

La portavoz de la policía, Krissana Pattanacharoen señaló a la prensa local que estos métodos sólo han sido utilizados para disolver los grupos y que cumplen todos los estándares a nivel internacional.

Votación del Parlamento

Finalmente, el Parlamento votó hoy en contra de la enmienda presentada por la organización Diálogo para la Reforma de la Ley de Internet (iLaw). En cambio, los diputados dieron luz verde para formar una comisión constitucional que estudiará la reforma a la Constitución, pero que no modificará los artículos establecidos que estén “relacionados con la Casa Real y su poder institucional”.

Según el diario The Bangkok Post, la hoja de ruta presentada por los activistas prodemocracia tuvo 212 votos a favor, 138 en contra y 369 abstenciones. En cambio, el proyecto de ley presentado por el oficialismo logró 647 votos, 176 de los senadores.

Manifestantes en las afueras de una sede policial en Bangkok.

Los manifestantes evidenciaron su molestia con la decisión y amenazaron con seguir en las calles. “La votación muestra que la mayoría de los miembros del Parlamento han preferido dejar el poder en manos de una dictadura feudal en vez de luchar por las demandas de la gente. Se puede prever que la nueva Constitución no reflejará los deseos de la gente porque la reforma de la monarquía no será siquiera discutida en la comisión constitucional", señaló el grupo de activistas Free Youth.

En tanto, el Parlamento emitió un comunicado en el que aseguraron que solo dos borradores pasaron la primera lectura, el respaldado por el gobierno y uno del bloque de oposición. Desde hoy comenzará a trabajar un comité de 45 miembros para examinar los textos antes de la segunda y tercera lectura prevista para las próximas semanas.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.