Canciller ruso resalta papel de Eurasia: “La interacción económica entre Rusia y China cobrará impulso en un futuro próximo”

Ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov. Foto: Reuters

Sergei Lavrov dijo que Rusia debe centrarse en la región euroasiática para seguir desarrollando el país y sus capacidades, ya que Eurasia “se está convirtiendo en la región más prometedora del mundo”. Agregó que el gigante asiático "es una oportunidad para realizar nuestro potencial en la esfera de la alta tecnología, incluido el segmento de la energía nuclear".




El ministro de Exteriores ruso, Sergei Lavrov, destacó el papel de Eurasia en el mundo y aseguró que Rusia se retiró del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas por su propia cuenta pese a la votación de suspensión por parte de la Asamblea General.

Lavrov indicó que Rusia debe centrarse en la región euroasiática para seguir desarrollando el país y sus capacidades, ya que Eurasia “se está convirtiendo en la región más prometedora del mundo”, como lo informó la agencia de noticias TASS.

“El centro de crecimiento mundial se ha desplazado a Eurasia en la actualidad. Tenemos la red más amplia de asociaciones en la región euroasiática en este momento. Tenemos que apoyarnos en ellas para seguir desarrollando nuestro país, sus capacidades de transporte, tránsito y logística”, dijo.

Por otro lado, a su juicio, la interacción económica entre Rusia y China cobrará impulso en un futuro próximo porque Occidente “mantiene la posición del dictador” y debido a que “el grueso de los proyectos con China está evolucionando y se está implementando allí mismo”.

“(China) es una oportunidad para realizar nuestro potencial en la esfera de la alta tecnología, incluido el segmento de la energía nuclear, y en toda la gama de otras esferas”, agregó el ministro de Exteriores ruso.

Así, señaló que Rusia tiene “la larga frontera con la República Popular China e intereses comunes en la defensa de los principios de equidad y del orden mundial multipolar en los asuntos internacionales. El beneficio económico mutuo es evidente”.

Lavrov remachó que Rusia debe “dejar de depender de los suministros de cualquier cosa de Occidente para garantizar el desarrollo de sectores de importancia crítica para la seguridad, la economía y la esfera social del país”.

Retiro por cuenta propia

La ONU apartó a Rusia del Consejo de Derechos Humanos el 7 de abril mediante una votación de la Asamblea General, si bien la versión oficial de Moscú pasa por esgrimir que ya había decidido retirarse antes de la expulsión.

“Nos retiramos del Consejo de Derechos Humanos por nuestra cuenta. Querían expulsarnos de él, suspender nuestra pertenencia. Decidimos hacerlo nosotros mismos. El Consejo se desacreditó a sí mismo mucho antes de que comenzara la situación actual en torno a Ucrania”, dijo Lavrov este lunes.

Así, el ministro de Exteriores ruso ha hecho hincapié en que Rusia sólo se apoyará en sí misma y en los países que han demostrado su fiabilidad y que no “bailan al son de nadie”.

“Si los países occidentales cambian de opinión y sugieren formatos de cooperación, nos lo pensaremos”, recalcó el encargado de la cartera de Exteriores rusa. En este sentido, ha reiterado que si Occidente quiere “ofrecer algo en términos de reanudación de relaciones, Rusia se pensará dos veces si lo necesita o no mucho”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.