Caso Sucre: justicia de Ecuador abre investigación en contra del expresidente Rafael Correa por presunta malversación

Tras ser notificado, el exjefe de Estado calificó a la justicia del país como un "circo" y aseguró que los “miembros de la mayoría de la Comisión de Fiscalización de la Asamblea son parte de los payasos”.




Una nueva investigación inició la justicia de Ecuador en contra del expresidente Rafael Correa, por presunta malversación de fondos en el marco del caso ‘Sucre’, un entramado de corrupción en torno a Alex Saab, supuesto testaferro del presidente venezolano, Nicolás Maduro.

La fiscalía ecuatoriana notificó al exmandatario de la apertura de una nueva pesquisa en su contra, tal como confirmó el propio Correa en un mensaje difundido a través de su cuenta de Twitter.

“Me acaban de notificar con indagación previa del caso Sucre, una cantinflada más (ya van 48) pagada por el pueblo ecuatoriano”, escribió el exjefe de Estado y señaló que la Justicia de Ecuador es “un circo”. “Miembros de la mayoría de la Comisión de Fiscalización de la Asamblea son parte de los payasos”, criticó.

El expresidente reside actualmente en Bélgica, a pesar de haber sido condenado a ocho años de prisión en Ecuador por su implicación en un caso de sobornos, acusaciones que ha negado en reiteradas ocasiones.

La Comisión de Fiscalización del Parlamento de Ecuador señaló en un informe la existencia de “exportaciones ficticias” de la empresa Fondo Global, a través del Sistema Unitario de compensación Regional (Sucre).

El sistema fue adoptado en 2009 y se permitía el comercio virtual entre países miembro de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de América-Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP). De acuerdo con el presidente de la comisión, Fernando Villavicencio, Sucre supuso una alternativa al dólar, pero se habría utilizado para blanquear más de 2.000 millones.

De esta forma, Saab habría utilizado al sistema de compensación de los países del ALBA para blanquear dinero a través del pago por exportaciones ficticias entre Ecuador y Venezuela, lo que le habría permitido blanquear grandes cantidades de dinero durante el Gobierno de Correa.

Estas exportaciones se hacían con la supuesta complicidad de más de una treintena de altos cargos del gobierno del entonces presidente de Ecuador, según sostienen varios parlamentarios. El informe de la comisión sobre la trama de corrupción en cuestión habría sido enviado también a los fiscales de Estados Unidos, Panamá, Colombia y Venezuela.

Correa, por su parte, sigue denunciando una persecución judicial en su contra por parte de “grupos poderosos” que buscan eliminarlo de la esfera política ecuatoriana.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.