Daniel Ortega sobre Derechos Humanos en Nicaragua: "Los hemos respetado"

daniel ortega

El presidente de Nicaragua insiste en que no hay presos políticos e acusa a Estados Unidos se aplicar una política injerencista y de armar a los grupos que protestan contra su gobierno.


El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega fue entrevisto por EFE acerca de la situación de su país, a cinco meses que se inició un conflicto político y social, que según la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPDH) ya ha dejado casi 500 muertos.

¿Quién es el responsable de lo que ha ocurrido estos meses en Nicaragua y de los muertos en las calles?

Nosotros tenemos una larga historia y muy conocida que hemos tenido siempre en cuenta: a esta potencia que se llama Estados Unidos de Norteamérica. Interviniendo, ocupando Nicaragua. ¿Qué los había traído a ellos aquí? La fiebre del oro. Era mucho más cómodo y más seguro.

¿Y ahora usted sostiene que Estados Unidos está detrás de los incidentes?

Después de que nosotros dejamos el gobierno fuimos a elecciones en 1990, reconocimos los resultados, teniendo un Consejo Supremo Electoral lleno de sandinistas, entramos en el gobierno y ahí una política que buscar restaurar todo lo que era el poder económico, político y cultural que había impuesto EE.UU.

Desde 1990 fueron elecciones intervenidas, no fueron libres porque Estados Unidos estaba ahí amenazando. Es decir, no respetar al pueblo nicaragüense, sino hacer una política de injerencia permanente.

¿Tienen alguna prueba de que el Gobierno de Estados Unidos está detrás de las personas que salen a la calle a protestar contra su Gobierno?

Es clarísimo. Retornamos al gobierno y viene la hostilidad. Lo primero que hicieron fue retirarnos de la cuenta Reto del Milenio. A Nicaragua la castigaron e inmediatamente se empezaron a organizar grupos armados.

¿Quién les da las armas a esos grupos?

Había una actividad que se origina desde la extrema derecha en Florida. Ha sido un cordón umbilical permanente que quedó ahí desde el periodo de la guerra de la Contra. A esta derecha con mucho poder político en el congreso le dolió mucho que el Frente retornara al gobierno y se instaló la punta de lanza que alimentó esos grupos armados y empezar a vincularse a grupos de narcoactividad.

¿Está diciendo que los que protestan en la calle contra su Gobierno, por un lado están apoyados y financiados por Estados Unidos y vinculados al narcotráfico?

Exactamente. Esto es una continuidad. Mantuvieron ese tipo de presión y la prensa recogía, destacando que estos grupos andaban asesinando campesinos y dirigentes del Frente.

¿Y los grupos paramilitares vinculados al sandinismo?

No. Los únicos paramilitares que han existido en Nicaragua son estos que se forman después de 2007 y han cometido y siguen cometiendo crímenes.

¿El pasado 30 de mayo quién ordenó a la policía que disparara contra una manifestación pacífica?

Primero eso es una gran mentira. Yo vi la manifestación por la televisión, allí hubo una embestida de parte de los manifestantes en contra de la otra marcha, una embestida armada. Los 22 policías muertos estos meses, por ejemplo, ¿cómo se explican los 22 policías muertos por manifestantes pacíficos? Los centenares de muertos sandinistas que fueron secuestrados en viviendas y asesinados, los que fueron quemados. ¿Cómo nos explicamos todo esto?

¿En Nicaragua están garantizados los derechos humanos?

Los hemos respetado, claro que sí.

¿Y por qué todas las asociaciones internacionales de derechos humanos les dicen que no?

Porque aquí desgraciadamente estamos hablando que se enfrenta un proyecto que no es del agrado de Estados Unidos y siguen teniendo una influencia enorme en los organismos internacionales.

¿En Nicaragua hay presos políticos?

No tenemos presos políticos. Los que están detenidos están detenidos por crímenes que han cometido en contra del pueblo y están siendo sometidos a los procesos correspondientes. Nadie está detenido por sus ideas y por su activismo político.

¿Y prensa libre?

Basta que ponga los canales de televisión y vea los noticieros y lea los periódicos. Hay tanta prensa libre que incluso hay un programa donde entrevistan estos días a encapuchados que son paramilitares armados por la derecha y donde salen diciendo tranquilamente que "hacen falta más muertos aquí".

Como presidente de Nicaragua, ¿qué le dice a los familiares de los muertos estos meses en las calles por las protestas?

Aquí los responsables de estas muertes son los que han promovido, financiado y alimentado estos actos y detrás está la política norteamericana.

El primer problema cuando se da a conocer el decreto de reforma de la seguridad social, todos estaban de acuerdo en que no había más salida; el FMI, estuvieron aquí y dijeron que no había más alternativa, que el sistema iba a colapsar. Hubo protestas, no hubo muertos, pero inventaron que allí había muerto un estudiante. Las armas salieron al día siguiente por la noche. Combinaron marchas sin armas por el día y por la noche salieron ya los grupos armados. Ahí empezó la refriega, los enfrentamientos y los muertos.

La OEA y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos encontró "graves violaciones de derechos humanos" y la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los derechos Humanos responsabilizó a su Gobierno de "asesinatos, ejecuciones extrajudiciales, malos tratos, torturas y detenciones arbitrarias", ¿qué le parece?

Cuando conocí el informe he sido claro al señalar que para ellos sencillamente aquí los únicos muertos que han habido son los muertos que identifican los organismos de Derechos Humanos y los grupos políticos que no son adversos. Para ellos no existen los 22 policías muertos, ni los compañeros quemados que eran civiles.

Los mismos organismos acusan al gobierno de detenciones arbitrarias y torturas.

Lo que hay son versiones interesadas, no pruebas que por razones oscuras inventan torturas. Nosotros no aplicamos torturas, es un principio.

La Unión Europea ha pedido también "elecciones libres y justas" en Nicaragua y el parlamento europeo ha condenado a su gobierno, ¿qué responde?

Desgraciadamente en Europa tenemos una ola bastante conservadora también, donde a pesar de las diferencias con Estados Unidos tienden a unir posiciones frente a América Latina.

¿Se ha planteado en algún momento adelantar elecciones?

No, no tiene sentido. Es lo más absurdo que se ha planteado, sería sentar un precedente muy negativo. Sería vivir la historia de países iberoamericanos que no tenían estabilidad y que tenían que estar cambiando gobiernos continuamente porque iba la gente a protestar a la calle y el ejército venía y sacaba al presidente.

¿Usted dijo que la solución era "diálogo del pueblo con el pueblo", qué opciones hay?

Estamos en un diálogo de reconciliación. Porque yo llamé a un diálogo pero desgraciadamente no fue a ningún lado porque fue un show. Porque lo transmitieron por la televisión y ningún proceso de paz se transmite por la televisión. Se trabaja en privado, se prepara y sólo se dan a conocer los resultados.

¿Ha habido alguna diferencia con la Administración de Donald Trump respecto a Nicaragua?

La Administración del presidente Donald Trump lo que ha marcado es una agenda determinada por los políticos que tienen su asiento en Florida y que van sumando unos cuantos congresistas y luego le presentan al Gobierno iniciativas como la Nica Act, después de ser aprobada por el Congreso, porque fue aprobada por el Congreso. Solo falta que la apruebe el Senado.

La situación de Venezuela actual, ¿cómo la contempla?

Con Venezuela mantenemos una buena relación, mantenemos una relación muy estrecha. Está siendo víctima de la misma política intervencionista que han sufrido países como Cuba y que ha sufrido también Nicaragua.

Ustedes acaban de expulsar una misión del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH). ¿Estaría dispuesto a que entrara en Nicaragua algún tipo de comisión internacional que vigilara si se cumplen los derechos humanos o si son ciertas las acusaciones que hay en contra?

Yo creo que el problema es que a nuestros países, a los que hemos estado aquí en el traspatio de EE.UU. nos suelen dar un tratamiento de países que somos todavía colonia o neocolonia, porque yo no veo que existan necesidades de este tipo cuando se presentan grandes conflictos en Europa. ¿Hay alguna iniciativa que diga que manden a Europa, a Cataluña, a ver qué es lo que está pasando ahí? Ahí hubo unas elecciones y luego una persecución, encarcelamiento. Yo no he escuchado a ningún organismo de derechos humanos en Europa o en Naciones Unidas preocupado por lo que está pasando en Cataluña.

En Cataluña no ha habido muertos.

Pero digo que aquí, en estos países, si cae preso un político de oposición, inmediatamente se convierte en un caso donde intervienen los europeos y EE.UU. Ya no hace falta que se dé la tragedia, sino que es un preso político y eso revuelve.

Desde diversos sectores se señala enriquecimiento de su familia y nepotismo dentro del poder. ¿Qué dice usted a eso?

Es totalmente falso, que presenten una prueba, no tienen ninguna.

¿De miembros de la familia en el poder?

En el Ejecutivo, la compañera, que es la vicepresidenta, está ahí en tanto es militante del Frente, yo la conocí a ella como militante y venía creciendo como militante del Frente, y está en la Vicepresidencia por su capacidad.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

La deforestación en la selva amazónica de Brasil aumentó más del 80% en agosto con respecto al año anterior, según mostraron datos preliminares del gobierno en septiembre.