Dos congresistas de Perú explican la crisis política en ese país

La congresista de Nuevo Perú, Tania Pariona y la congresista de Fuerza Popular, Luz Salgado.

En conversación con La Tercera, la legisladora de Nuevo Perú, Tania Pariona y la representante del fujimorismo, Luz Salgado, se refieren a la crisis política que tiene hoy a Perú con dos presidentes.




El terremoto político que generó la disolución del Congreso de Perú por orden del Presidente Martín Vizcarra ayer, todavía no deja de remecer a los legisladores y sus bancadas, quienes se han atrincherado en "bandos" para responder en las próximas horas a la incertidumbre generada. Mientras, algunos parlamentarios presentaron una vacancia contra Vizcarra y juramentaron en el cargo a la vicepresidenta Mercedes Aráoz, otros defienden que sólo hay un jefe de Estado y ese es Vizcarra.

En conversación con La Tercera, la congresista Tania Pariona, del Partido Nuevo Perú, y su par del Partido Fuerza Popular, Luz Salgado, explican las posturas políticas que se han generado tras la tensa jornada del lunes.

Tania Pariona, congresista de Nuevo Perú: 

¿Cómo ve el cierre del Congreso? 

Se ha cumplido con todos los requisitos constitucionales para la disolución del Congreso, algo que nosotros saludamos. Primero porque fue una demanda expresada por muchísimo tiempo por parte de la ciudadanía ante una representación política totalmente desacreditada, con vínculos nefastos con personajes involucrados en corrupción. Perú ha vivido un contexto bastante tenso a partir de las revelaciones de Odebrecht y Lava Jato y todo esto ha generado que en el Parlamento algunas fuerzas políticas usen justamente su investidura para blindar, proteger y hacer cambios en la legislación nacional y flexibilizar algunas sanciones o procedimientos para determinadas investigaciones. Nosotros como bancada Nuevo Perú, vinculada con la ciudadanía, creemos que esto es un hecho histórico y el poder ciudadano ha demostrado que de verdad su voz tiene sentido y valor.

La juramentación (de Mercedes Aráoz), creemos que no tiene ningún valor jurídico, ni social, ni político porque una vez dada la disolución a través del mensaje del Presidente Vizcarra ya no hay Congreso.. Nosotros dijimos que cuando se hizo la presentación de la cuestión de confianza se dijo claramente de parte del primer ministro que si es que se procedía a la elección de los magistrados al Tribunal Constitucional (TC), se sobreentendía que ya se estaba denegando está confianza y, sin embargo, en el Parlamento los partidos del fujimorismo, el Apra y otras bancadas procedieron como si nada ocurriera y lo que generaron fue una autodisolución por la denegatoria de esta cuestión de confianza.

Hoy se están dando interpretaciones para todos los gustos. De un lado los que consideran que es un golpe de Estado. Yo creo que dista ampliamente del contexto de 1992 en el que sí tuvimos un golpe de Estado, un cierre del Congreso con las Fuerzas Armadas interviniendo, tanquetas, inseguridad, secuestros a periodistas. Hoy, el contexto es totalmente distinto. Ayer, yo participé de las movilizaciones ciudadanas y la verdad es que la gente tenía emoción y quería celebrar porque hemos dado un ejemplo de lucha contra la corrupción. Es el inicio de una renovación política y de toma de confianza para la ciudadanía. El gobierno de Vizcarra tiene el respaldo de las FF.AA. y policías y lo que corresponde es la instalación de una Comisión Permanente como mandata la Constitución para que el Parlamento siga tomando decisiones en lo que refiere a la institución parlamentaria.

El fujimorismo ve a Mercedes Araóz como la Presidenta. ¿Cómo la ven ustedes? 

Después de la disolución del Congreso, tal juramentación no tiene validez porque juramentaron a la señora Aráoz después de que el Congreso estuvo disuelto. Fueron reacciones de desesperación que el fujimorismo por supuesto ha enarbolado. Ayer, se había cerrado el pleno con acta firmada y todo y llamaron a una reanudación del pleno desesperados totalmente para sesionar de manera ordinaria cuando eso es totalmente irregular. Además, procedieron a tomar decisiones totalmente irregulares como la suspensión por incapacidad moral del Presidente Vizcarra cuando en realidad esta se declara por motivos de salud o si está corriendo riesgo su vida. Por lo que utilizaron un artículo totalmente incorrecto y saltaron todos los procedimientos regulares y legales. Aquí no hay dos presidentes, hay solo uno y una comisión permanente que debe instalarse a la brevedad para seguir funcionando como Congreso. En adelante viene un proceso de transición a las nuevas elecciones determinadas bajo decreto supremo el 26 de enero 2020. Aquí no hay golpe de Estado. Todo el país está tranquilo y en curso y a lo que llamamos es a una calma para proceder con la consolidación del proceso de disolución.

Ayer usted apuntó que las bancadas del fujimorismo y sus aliados tenían miedo a perder el sueldo y la inmunidad... 

Les gana el temor de las informaciones que vienen en los próximos días desde Brasil, que revelan los codinomes, que refieren a los congresistas que habrían sido financiados por Odebrecht. Aquí hay un temor tremendo porque podrían estar (involucrados) congresistas del Apra, fujimorismo y otras bancadas, que fueron reelegidos del período anterior. Eso y otras investigaciones son las que en realidad han atemorizado y generado una desesperación a los parlamentarios y bancadas políticas. A esto se suma la pérdida de inmunidad parlamentaria. Hoy el fujimorismo tiene una lista larguísima de prontuarios investigados por corrupción, colusión, lavado de activos, un conjunto de hechos que deberían ser investigados.

Luz Salgado, congresista de Fuerza Popular:

¿Cómo ve el cierre del Congreso dictado por el Presidente Vizcarra? 

Es un golpe de Estado porque nos han cercado, Lima está cercada, la gente está caminando desde muy lejos, están cerradas todas las vías. Yo estoy tratando de ingresar al Congreso porque han dicho que no le van a poner problemas a la Comisión Permanente. Sin embargo, me encuentro tranca más tranca, o sea, la Policía está impidiendo el paso de los congresistas, no sólo a los que supuestamente habrían disuelto (el Congreso), que no vale esa disolución porque no está firmada por el gabinete del Consejo de Ministros. Ni siquiera los miembros de la Comisión Permanente nos están dando las facilidades. Estamos cercados en el Congreso de la República.

¿Para ustedes quién es el actual Presidente de Perú? 

El Congreso por mandato constitucional ha seguido la línea de sucesión y así como Vizcarra realizó la suspensión asume la segunda vicepresidenta, para eso elegimos dos vicepresidentes según la Constitución en la plancha presidencial, para que en caso de que no pueda uno asuma el otro. En este caso le toca a la congresista y ahora Presidenta encargada Mercedes Aráoz.

¿Cómo se desencadenó la crisis política que incluyó el cierre del Congreso que no se había dado desde 1992?

Es lamentable que por una intransigencia del Presidente Vizcarra, de no querer aceptar que tiene una oposición, con la que tiene que lidiar políticamente en el Congreso, optó por lo más sencillo, por disolver (el Congreso). Aquí están comprometidos casos de gran corrupción que han tenido los sucesivos gobiernos con la compañía Odebrecht. Aquí hay grandes intereses que se mueven entre la constructora brasileña y la constructora peruana que no quieren que se analice donde han ido a parar más de US$ 10 mil millones que se han llevado por coimas en las obras de construcción de los diferentes gobiernos que han estado con Ollanta Humala, Alejandro Toledo, Alan García y con el propio Pedro Pablo Kuczynski.

Vizcarra señaló ayer que cerró el Congreso porque se inició la elección de los magistrados del Tribunal Constitucional y que con eso se daba por rechazada la confianza. ¿Cómo ven ustedes la decisión como bancada de Fuerza Popular? 

La atribución de nombrar a los miembros del Tribunal Constitucional según el mandato constitucional le corresponde al Congreso de la República, siempre se ha hecho así y ahora están tratando de violar esa fórmula porque no les conviene casualmente. Este es un grave atentado, es un golpe de Estado que se está dando en Perú.

¿Fuerza Popular evaluó que vendrá en los próximos días? 

Estoy tratando de ingresar al Congreso de la República y aquí hay impedimento de la Policía, inclusive para la Comisión Permanente. Me han hecho dar miles de vueltas por alrededor del Congreso y he hablado con la Policía porque no me dejan entrar por una de las puertas, he intentado entrar por cuatro puertas y no me dejan entrar. Lamentablemente en esta situación nos ha puesto el señor Vizcarra.

Comenta