Exmentor de Hugo Chávez: “Nicolás Maduro puede terminar como Saddam o Gaddafi”

La marcha del chavismo tuvo lugar en las cercanías del Palacio de Miraflores.

A juicio del intelectual alemán Heinz Dieterich, el Presidente venezolano está siendo sostenido por el alto mando militar. En cuanto a Juan Guaidó, plantea que encarcelarlo “solo acelerará una intervención militar de Washington”.


El sociólogo alemán Heinz Dieterich tuvo un rol relevante en la “ola bolivariana” que surgió a partir del año 2000 en diversos puntos de América Latina y en especial en Venezuela. Esto, porque fue Dieterich quien acuñó el concepto de “Socialismo del siglo XXI”, que adoptó la Venezuela de Hugo Chávez; el Ecuador de Rafael Correa y la Bolivia de Evo Morales.
Este intelectual, que actualmente reside en México, es considerado como uno de los mentores de Hugo Chávez. De hecho, durante años fue su consejero. Sin embargo, hace tiempo que Dieterich rompió con la Revolución Bolivariana encabezada por Nicolás Maduro, de quien tiene una mirada sumamente crítica. Según este sociólogo, la caída del Presidente es cuestión de tiempo.

¿En qué posición queda el Presidente venezolano ahora, fuertemente presionado por parte importante de la comunidad internacional y con una evidente pérdida de poder al interior de Venezuela?
La situación actual de Maduro es comparable a la de Hitler, el 16 de abril , 1945. Ese día, la ofensiva final soviética con 2,5 millones de soldados, más de 6.000 tanques y 50 mil piezas de artillería inició su Batalla de Berlín. Semejante es la situación de Maduro en la Batalla de Caracas. Rodeado en tierra por los Estados hostiles a él, como Colombia, Brasil, Ecuador, Perú y Guayana, y por mar y aire por la Cuarta Flota estadounidense y el Comando Sur, no tiene ninguna posibilidad de armar una defensa militar exitosa. Si se agrega a este escenario bélico la destrucción avanzada de la economía, el aislamiento político y mediático internacional y la imposibilidad estratégica de Rusia, China y Cuba de acudir en su ayuda, entonces está claro que a la camarilla Maduro-Cabello-Padrino López no le queda más que la capitulación incondicional. Esta puede asumir tres formas: huir a Cuba, terminar ante la justicia como Saddam Hussein o ser ajusticiado al estilo de Muammar Gaddafi.

¿Cuál es la situación que ocurre en Venezuela y que no necesariamente vemos?
Dos fracciones de la burguesía luchan por el control monopólico del Estado: en lo Legislativo, la Asamblea Nacional (AN) vs. la Asamblea Nacional Constituyente (ANC); en lo judicial, el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) vs. el TSJ en el exterior; en lo Ejecutivo, Maduro vs. el Presidente “interino” Juan Guaidó y en lo electoral, el Instituto Nacional Electoral (INE) vs. la AN.

¿Pero qué podría ocurrir?
La pregunta cuál de las fuerzas en pugna liquidará a la otra está decidida en Venezuela.

¿De qué manera se puede analizar la autoproclamación del presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, como ‘Presidente encargado’ de Venezuela?
El plan de operaciones ha estado tan bien organizado, que la camarilla madurista perdió la iniciativa estratégica desde el primer ataque y no volvió a recuperarla. La convocatoria a “elecciones libres” y un nuevo gobierno hecho a la medida de los intereses de Washington, encabezado por Guaidó, son inevitables. Encarcelar ahora a Guaidó solo acelerará el bloqueo militar y la intervención militar preparada entre Washington, Brasil y Colombia. Sería una medida idiota que no salvaría al régimen.

¿El Alto Mando de las Fuerzas Armadas aún respalda a Maduro?
La camarilla de Maduro está siendo sostenida por el general Gustavo González López, comandante del SEBIN; el general Vladimir Padrino López, el ministro de Defensa; el general Néstor Reverol, ministro del Interior y cabeza de la Guardia Nacional Bolivariana; el general Remigio Ceballos, jefe del Comando Estratégico Operacional de las FANB y la dirección de la Contrainteligencia Militar (CIM). Sin embargo, no es monolítica la estructura, como demuestra el hecho de que alrededor de 150 militares patrióticos y democráticos están detenidos en las mazmorras del SEBIN. Con el aumento de la presión internacional se quebrantará la estructura y la situación volverá a ser la de 2002 (cuando tuvo lugar el golpe contra Hugo Chávez).

Seguir leyendo