Los otros estallidos sociales que han impactado al mundo

Buenos Aires, 2001. Photo: Ali Burafi / AFP.

Buenos Aires, 2001. Photo: Ali Burafi / AFP.

En 1989, Venezuela sufrió una de sus mayores crisis, y lo mismo ocurrió en Argentina en 2001. El año pasado nacieron los "chalecos amarillos" en Francia, y días atrás Ecuador sufrió una gran crisis.




Gasolinazos, privatización de recursos naturales, crisis de representación, alzas de tarifas de los servicios básicos, reivindicaciones sociales y un largo etcétera. En las últimas décadas, las principales revueltas en América Latina, pero también en otros puntos del planeta, han tenido su origen en medidas tomadas por los gobiernos de turno que han afectado el bolsillo de los ciudadanos, aunque otras manifestaciones, tanto pacíficas como violentas, han respondido a otras variables. Sin embargo, la mayoría tuvo un denominador común: la explosividad y el desborde de las autoridades.

Caracazo, 1989

Después del boom petrolero de los años 70, los gobiernos de turno intentaron contener una espiral inflacionaria y una creciente escasez. Eso, hasta que el Presidente Carlos Andrés Pérez intentó poner en marcha una serie de medidas económicas -alza de tarifas de agua potable, luz y gas-, que provocaron un terremoto social. Pero la dinamita estalló el 26 de febrero de 1989, cuando el gobierno anunció un alza de 30% en los precios de la gasolina, además de un incremento (30%) de las tarifas del transporte público a partir del día siguiente. El 27 de febrero las manifestaciones estallaron a 25 kilómetros de Caracas y luego se trasladaron a la capital. Las protestas, que dejaron 250 muertos (al menos tres mil según cifras extraoficiales) se extendieron durante casi dos semanas y pese a las medidas tomadas por el Presidente venezolano, este sufrió en 1992 un intento de golpe liderado por Hugo Chávez, quien seis años después llegó a la Presidencia por las urnas.

Corea del Sur

La sociedad surcoreana, una de las más prósperas de Asia, ha protagonizado tres grandes revueltas en las últimas cuatro décadas. En 1980 se llevó a cabo el Levantamiento de Gwangju contra la dictadura, que terminó con 165 muertos; en 1990 la policía invadió el astillero Hyundai y detuvo a más de 600 sindicalistas para poner fin a una ocupación de 72 horas en protesta por el arresto de sus dirigentes, lo que provocó la mayor caída de acciones en la historia de ese país, y en 2017 Seúl fue centro de la mayor protesta de la historia surcoreana cuando cientos de miles se reunieron para exigir la renuncia de la Presidenta, Park Geun-hye, que terminó siendo destituida por corrupción.

Londres, 2011

La muerte de Mark Duggan a manos de la policía -un joven de 29 años, padre de cuatro hijos y de raza negra- provocó que en agosto de ese año miles de personas salieran a las calles de Tottenham. Las protestas derivaron en disturbios y saqueos. Luego se extendieron a otras zonas de Londres y después a ciudades como Birmingham, Nottingham, West Bromwich, Bristol, Lincoln, Manchester y Salford. En primera instancia el caos tuvo que ver con un asunto racial, pero rápidamente derivó en una protesta contra la policía, el desempleo y falta de acceso a una educación de calidad. Los disturbios dejaron cinco muertos.

París

El 27 de octubre de 2005 estalló en los suburbios de la capital francesa una ola de violencia, quema de autos incluida, tras la muerte de dos jóvenes musulmanes a manos de la policía. Las manifestaciones se extendieron como pólvora a otras áreas de Francia e incluso a otros países. En solo una noche fueron quemados más de 500 vehículos. Las protestas duraron dos semanas y dejaron al descubierto que el telón de fondo eran la pobreza y las diferencias sociales entre las capas bajas y altas.

En 2018 y 2019, París y otros países europeos fueron escenario de protestas de los "chalecos amarillos", camioneros que se organizaron para protestar por el impuesto al combustible. Pronto todo se transformó en un movimiento mayor, por "injusticias sociales" y la pérdida de poder adquisitivo. Después de más de dos meses de masivas manifestaciones, el Presidente Emmanuel Macron finalmente la anuló.

Argentina 2001

En diciembre de ese año, cientos de miles salieron a las calles en protesta por el manejo económico del gobierno de Fernando de la Rúa. Con el lema de "que se vayan todos" y cacerolas en mano, la mayoría exigió la salida del Presidente, que impuso un estado de sitio que empeoró aún más la situación. La muerte de varios manifestantes y la falta de empatía del mandatario le costó el cargo.

Ecuador 2019

A comienzos de octubre, Lenín Moreno quitó el subsidio estatal a los combustibles, lo que provocó un estallido social de gran magnitud, al punto que el Presidente tuvo que trasladar la sede del Ejecutivo a Guayaquil, de manera temporal. Las masivas marchas y la violencia en Quito hicieron que días después el mandatario cediera y anulara el "gasolinazo".

Comenta