Maduro pide a congresistas abrir canales de diálogo con EE.UU.

REUTERS/Manaure Quintero

"Debe haber reconciliación, pero con justicia, sin olvido”, agregó el mandatario venezolano, Nicolás Maduro.




Este martes, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, expresó su satisfacción por el regreso mayoritario de sus aliados a la Asamblea Nacional y pidió al poder legislativo “abrir canales de comunicación con Estados Unidos”. Lo anterior, con el fin de abrir una investigación que determine la responsabilidad del gobierno saliente de Donald Trump en una serie de acciones para “desestabilizar” su gestión.

“Aquí estamos otra vez”, partió diciendo Maduro durante la presentación del Informe Anual de su gobierno ante la Asamblea Nacional.

Esta vez el mandatario venezolano no presentó la “memoria y cuenta” de su gestión, decisión que tomó luego de una serie de sentencias del Tribunal Supremo de Justicia; entidad que despojó de sus competencias al anterior Legislativo, de mayoría opositora y electo en 2015.

“Estar acá, frente a una renovada Asamblea Nacional, es un prodigio” que deberían “reconocer quienes nos subestiman y desprecian”, indicó el gobernante, destacando que sobrevivió a una serie de protestas multitudinarias, un fallido atentado con drones durante un acto militar en 2018, un frustrado alzamiento militar en 2019, la malograda incursión armada a costas venezolana en mayo pasado y una larga serie de sanciones estadounidenses promovidas por sus opositores, -según su perspectiva.

En vías de “retomar canales de diálogo decente” con Joe Biden

Nicolás Maduro expresó a los congresistas que “deberían promover que el congreso de Estados Unidos inicie una investigación sobre estos actos de firma de contratos”, refiriéndose a la supuesta incitación de acciones violentas en el país, -lo anterior, justo en el marco del congelamiento de activos de Venezuela en el extranjero-, y a los supuestos planes de “asesinato del alto mando político” venezolano.

Maduro, quien ha manifestado que aspira “retomar canales de diálogo decente” con el gobierno de Joe Biden, rompió relaciones con Estados Unidos en 2019 después de acusar al presidente norteamericano, Donald Trump, de impulsar planes para desestabilizar su gobierno y forzar su derrocamiento.

Estados Unidos, por su parte, ha rechazado sus solicitudes de diálogo, y apoyó al líder opositor -Juan Guaidó- cuando se declaró presidente interino de Venezuela, en enero de 2019, argumentando que Nicolás Maduro había sido reelecto en unos comicios “fraudulentos”.

Según el presidente venezolano, los intentos por retirarlo del poder y las sanciones financieras estadounidenses fueron fundamentales para el colapso de la economía nacional, la cual se prevé pase seis años de recesión.

“Debe haber reconciliación, pero con justicia, sin olvido”, agregó.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.