Nuevas pruebas colocan a Cristina K a un paso de prisión

Expresidenta Cristina Fernández muestra en un video su casa de El Calafate y denuncia que tras allanamiento “rompieron todo”.

El juez Bonadio usará como base para procesar a la exPresidenta el testimonio del exministro de Obras Públicas José López, que se encuentra preso y con protección de la Justicia.


El cerco se estrecha sobre la exPresidenta de Argentina Cristina Fernández. Porque cada día el juez federal Claudio Bonadio y el fiscal Carlos Stornelli recopilan nuevas evidencias y declaraciones de testigos que ya la tienen muy cerca de su desafuero y posterior detención.

Según el diario La Nación, Bonadio procesará y ordenará la prisión preventiva de Cristina K, aunque no le pedirá su desafuero al Senado inmediatamente, sino que esperará a que el juzgado de segunda instancia ratifique sus decisiones, para que la orden de arresto llegue al Senado con una doble sentencia judicial.

Es justamente el testimonio de José López exministro de Obras Públicas, el que tiene contra la cuerdas a Cristina K. De hecho, de acuerdo a diario Clarín, López “es uno de los veinte ‘imputados arrepentidos’ que Stornelli logró hacer ‘hablar’”. Y es más, su testimonio será la base que usará Bonadio para procesar a Fernández. El escrito, dice el diario, se conocerá hoy o mañana.

En su declaración a Bonadio y Stornelli, López confirmó que se produjo un paréntesis en el esquema de corrupción luego de la muerte del exPresidente Néstor Kirchner, el 27 de octubre del 2010. El exministro -que se encuentra preso en un lugar desconocido tras pedir ser un imputado protegido por la Justicia- señaló que Cristina K tomó las riendas de los negocios sucios “a mediados de 2011”.

Por ese entonces, Fernández citó a López y le mostró un cuaderno de Néstor Kirchner, en el que se describía los “negocios paralelos”, con una precisión parecida a la de Óscar Centeno, el chofer que anotó los detalles del presunto reparto de sobornos a exmiembros de los gobiernos kirchneristas, conocido como “cuadernos de las coimas”. Tan solo unos minutos más tarde Cristina K le preguntó a López: “¿Vas a ser parte de la solución o del problema?”. López le respondió que sería parte de la solución. Fue así que este exministro le explicó cómo funcionaba todo: cómo era el sistema, cuánto se cobraba por cada obra pública, cómo eran las licitaciones, quiénes eran los recaudadores. “Desde ese momento, el sistema de corrupción salió del paréntesis en el estaba y volvió a funcionar como lo había hecho mientras vivió Néstor Kirchner”, escribió el periodista Joaquín Morales Solá en el diario La Nación.

Con esta información de telar de fondo, López dice que no le extrañó cuando el secretario privado de Cristina Fernández de Kirchner le envió bolsos con más de US$ 9 millones y varias joyas (relojes rolex, collares, anillos y pulseras) que -sostiene- eran de la exPresidenta. Según el diario, Bonadio y Stornelli se encuentran corroborando esta información.

Como no sabía dónde colocar de forma segura la encomienda, se acordó de un convento que frecuentaban con el exministro Julio De Vido para esconder allí el dinero y las joyas.

Según cuenta Clarín, en un expediente de más de 38 cuerpos Bonadio acusa a Cristina Fernández de haber liderado una “organización criminal” que usó medios del “Estado Nacional” para acumular sumas de dinero ilegítimas, por parte de diversos particulares, muchos de ellos, empresarios contratistas de la obra pública”.

“Rompieron todo”

Por otro lado, Cristina K publicó un video de casi 18 minutos en Youtube, en el que muestra cada lugar de su casa de El Calafate para denunciar que durante el allanamiento -ordenado por Bonadio en agosto- “rompieron todo”.

En el video muestra las paredes con agujeros de su casa y reitera que su residencia fue “literalmente tomada”.

Los registros en El Calafate, que se sumaron a los que el juez mandó realizar en su domicilio del barrio de Recoleta en Buenos Aires y en su otra casa de Río Gallegos (Santa Cruz), duraron tres días y la exmandataria acusó a Bonadio de ser el artífice de un entramado de “persecución” e “humillación” hacia ella.

Además, señaló que muchos de sus bienes personales fueron extraídos sin tener nada que ver con la investigación.b

Seguir leyendo