Tesoro cumple decisión judicial y entrega al Congreso declaraciones de impuestos de Trump

Tras batalla legal, al Congreso llegaron las declaraciones de impuestos de expresidente Trump. Foto: AP

“El Tesoro ha cumplido con la decisión judicial de la semana pasada”, afirmó un portavoz del Departamento del Tesoro, asegurando que ha cumplido con la orden del Tribunal Supremo, rechazando la apelación del exmandarario por detener la entrega de los documentos. En 2016, Trump rompió la tradición de que los candidatos presidenciales publicaran sus declaraciones de impuestos.


El Comité de Medios y Arbitrios de la Cámara de Representantes de Estados Unidos recibió este miércoles las declaraciones de impuestos del expresidente de Estados Unidos, Donald Trump, poniendo fin a la batalla legal del Partido Demócrata durante años para obtener acceso a los documentos.

“El Tesoro ha cumplido con la decisión judicial de la semana pasada”, afirmó un portavoz del Departamento del Tesoro, asegurando que ha cumplido con la orden del Tribunal Supremo, rechazando la apelación de Trump por detener la entrega de los documentos, informó la cadena CNN.

El vocero no proporcionó ninguna información adicional. Los tribunales federales habían decidido que la Cámara podía solicitar seis años de las devoluciones de Trump, después de que el comité las solicitara en 2019 y nuevamente en 2021, según los registros judiciales públicos.

Los demócratas de la Cámara habían argumentado que necesitaban investigar las auditorías presidenciales del Servicio Interno de Impuestos (IRS, por sus siglas en inglés), pero los abogados de Trump lo habían rechazado repetidamente y habían sugerido que la solicitud era “puramente política”.

En 2016, Trump rompió la tradición de que los candidatos presidenciales publicaran sus declaraciones de impuestos, que se mantienen confidenciales a menos que el propio ciudadano las publique, o si los legisladores solicitan los documentos.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Fue encontrada tallada en la pared de un foso de 10 metros de ancho en la Ciudad Vieja de Jerusalén.