UE acoge “calurosamente” palabras de primer ministro de Israel sobre solución de dos Estados en conflicto con Palestina

Josep Borrell, Alto Representante de la Unión Europea para la Política Exterior. Foto: AP

“Una solución negociada de dos Estados es la mejor manera de garantizar una paz, seguridad y prosperidad justas y duraderas tanto para Israel como para Palestina", puntualizó el Alto Representante de la Unión Europea para la Política Exterior, Josep Borrell.


El Alto Representante de la Unión Europea para la Política Exterior, Josep Borrell, acogió “calurosamente” las palabras del primer ministro de Israel, Yair Lapid, ante la 77 sesión de la Asamblea General de Naciones Unidas sobre la solución de dos Estados en el conflicto palestino-israelí.

“Una solución negociada de dos Estados es la mejor manera de garantizar una paz, seguridad y prosperidad justas y duraderas tanto para Israel como para Palestina. Espero aprovechar este importante compromiso en el próximo Consejo de Asociación UE-Israel”, explicó Borrell en un comunicado.

Asimismo, ha vuelto a reiterar el compromiso de la Unión Europea con “una resolución justa y global del conflicto israelo-palestino” que incluya “un Estado de Palestina independiente, democrático, contiguo, soberano y viable”, con Jerusalén “sirviendo como la futura capital de ambos Estados”.

Lapid aseguró ante la Asamblea General de la ONU el jueves que era partidario de la solución de los dos Estados siempre y cuando el futuro Estado Palestino “sea pacífico y no se convierta en otra base terrorista para poder amenazar el bienestar de Israel”.

“Un acuerdo con los palestinos, basado en dos Estados para dos pueblos, es lo correcto para la seguridad y la economía de Israel”, señaló, quien también manifestó que están listos para levantar las restricciones en Gaza “mañana por la mañana” si dejan “de disparar cohetes y misiles a nuestros hijos”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Se trata de un estudio del Instituto de Investigación del Cáncer de Londres, que demostró que el virus del herpes es muy efectivo para tratar cánceres avanzados. La investigación descubrió que RP2, una versión modificada del virus, eliminó las células cancerosas en una cuarta parte de los pacientes que se sometieron al tratamiento.