El 6% de los reos en Chile corresponde a extranjeros

Gendarmes en prisión de la Región Metropolitana. Foto: Archivo

Hasta el 31 de mayo, 3.039 foráneos se encontraban recluidos en los penales chilenos.


El jueves pasado, 51 ciudadanos colombianos fueron expulsados de Chile por órdenes judiciales y administrativas. Todos ellos tenían condenas por delitos cometidos en su país de origen o en territorio nacional.

La medida tomada por el Ejecutivo se enmarca en un plan de política migratoria que pretende deportar a un total de 2.000 migrantes con antecedentes penales durante este año.

Entre quienes podrían ser considerados en esta medida se encuentran los extranjeros que están en las cárceles. Así, y de acuerdo con cifras proporcionadas por Gendarmería, hasta el 31 de mayo de este año 3.039 foráneos están recluidos en cárceles chilenas, lo que equivale al 5,9 por ciento del total de la población penal en el país (50.944).

De ellos, 1.142 están en calidad de reos condenados y 1.897 cumplen prisión preventiva.

La mayoría de estos internos son de nacionalidad boliviana (1.336), seguida por la colombiana (766), peruana (592), dominicana (84) y ecuatoriana (66).

Respecto a cuáles son los penales que concentran la mayor cantidad de migrantes, la mayoría está ubicado en la Región Metropolitana, con 947 reos.

En cuanto a los delitos más comunes por los que están recluidos estos migrantes, las estadísticas penitenciarias arrojan que el ilícito más común es el tráfico de drogas, con 2.256 casos, seguido por robos, con 413 presos. En tercer lugar aparecen los homicidios, con 110 casos.

La directora nacional de Gendarmería, Claudia Bendeck, dijo que ellos son “la institución encargada de la política penitenciaria, para atender a toda la población penal sin distinción de nacionalidad. Siempre en el marco de las mejoras que estamos desarrollando bajo esta administración, especialmente en temas relacionados con la reinserción sin distinción de nacionalidad”.

Para el diputado RN Gonzalo Fuenzalida, la cantidad de reos extranjeros “es un número alto de personas y que no ha disminuido en los últimos años. La mayoría no son inmigrantes, es decir, no van a buscar trabajo ni a solicitar permiso de residencia para establecerse formalmente. Su intención es delinquir, ya sea en droga o en otros ilícitos”.

El parlamentario agregó que “muchos de los que están en prisión preventiva van a ser absueltos y quedarán libres o con una medida cautelar. No sabemos cuántos de ellos van a reincidir”.

Por su parte, el director del Servicio Jesuita a Migrantes, José Tomás Vicuña, señaló que “no se pueden negar los datos, pero es tan absurdo como vincular ser chileno con estar privado de libertad. El 99 por ciento de los migrantes en Chile no está condenado. ¿Por qué mejor no hablar de ellos?”.

#Tags


Seguir leyendo