Crisis desata un "boom" por las aulas virtuales en universidades

estudio

Foto: Archivo

Varios planteles del Consejo de Rectores reforzaron el uso de estas plataformas para cerrar el semestre.




Es diciembre y las universidades están haciendo malabares para reprogramar sus actividades, las que se extenderán por varias semanas más. Ese es el caso de U. Católica de la Santísima Concepción, donde muchas carreras retomarán el segundo semestre el 24 de febrero y terminarán el período recién el 3 de abril de 2020.

Pero la crisis también obligó a los planteles a reforzar el trabajo en sus plataformas digitales para hacer clases, las que viven un "boom" frente a la dificultad que tuvieron los alumnos para llegar a sus salas de clases.

La Tercera confirmó que en 13 universidades del Consejo de Rectores se reforzó el uso de los cursos online. Ese es el caso de la U. Católica, donde muchas carreras aumentaron el uso de las plataformas Canvas y Zoom para realizar videoconferencias y clases interactivas.

En la UC de Valparaíso, por ejemplo, la plataforma permite que los profesores planifiquen las clases, suban material educativo y diseñen evaluaciones, como tareas y cuestionarios. Lo mismo ocurre en la U. Federico Santa María, donde explican que usaron recursos tecnológicos para reactivar el segundo semestre.

En la UC de la Santísima Concepción cuentan con un Entorno Virtual de Aprendizaje. Y frente a la contingencia, intensificaron el uso de esta metodología, con "la realización de videos educativos, clases online y la evaluación de aprendizajes en forma virtual".

En la U. Alberto Hurtado también poseen plataformas, pero en estos días de crisis varios programas de pregrado, posgrado y educación continua "han desarrollado instrumentos específicos para abordar contenidos y para evaluación".

En la UC de Temuco cuentan con un curso online, en la U. de Santiago existe un campus virtual con documentos, presentaciones y videos, y en la U. de los Lagos hay un sistema que permite el contacto con alumnos.

Pero el uso de la tecnología no es igual en todas partes. "Para algunos contenidos, ese uso es posible, pero la universidad está evaluando su utilización para que sea coherente con el modelo educativo de la institución", dice Carlos Cabezas, director de Gestión de Docencia de la U. de Antofagasta.

En otros planteles, el uso de estos recursos no ha tenido la misma recepción, como es el caso de la U. de Magallanes, donde la formación online no encontró el apoyo de los estudiantes.

Usos y riesgos

"Todo esto (la crisis) ha generado una explosión en el uso de herramientas virtuales para el aprendizaje, que en otros países se usan muchísimo, pero nosotros estábamos más atrasados", dice Luz Montero, directora de UC Online, respecto del boom de estos recursos.

Sin embargo, advierte que el uso de estas alternativas no es tan fácil como parece. "Las plataformas reemplazan la sala de clases y el power point, pero no funcionan solas, hay que diseñar los contenidos, hay que tener un buen sistema de soporte, plataformas y call center", dice.

Además, existen riesgos que se deben prever. Por ejemplo, detalla Montero, se les debe advertir a los alumnos que no deben estar en clases online mientras realicen actividades de riesgo, como manejar. "Se les tiene que transmitir que es como ir a clases, hay que destinarle tiempo", dice.

La falta de atención también representa un riesgo, por lo que los docentes deben hacer sus clases de forma interactiva, incorporando preguntas de alumnos y no tener un público mayor a 60 personas.

La falta de acceso a internet es otro riesgo, cada vez menor, dice Montero, pero a veces "tenemos alumnos internacionales que no tienen buena conexión, o alumnos a los que durante estos días de crisis se les cortó la luz".

Muchos cursos incluso incluyen exámenes online ¿Cómo asegurarse de que los alumnos son quienes dicen ser al rendirlos? La experta cuenta que hoy se utilizan varias herramientas, desde la firma de una declaración de principios por parte del alumno, hasta sistemas de proctoring (supervisión) a través de la webcam.

Además, algunas plataformas tienen una verificación de la "huella digital", donde se le pide al alumno que escriba una frase en el teclado y el sistema identifica la rapidez con que lo hace.

Comenta