Mujer que se aprestaba a denunciar violación fue detenida por no respetar toque de queda: Tribunal declaró ilegal procedimiento

Juzgado de Garantía de Pichilemu señaló que Carabineros debió auxiliar a la mujer como víctima de un delito sexual y, en ningún caso, haberla tomado detenida por no respetar el toque de queda.




La vocera de la Fiscalía Regional de O’Higgins, Carina Valdés, informó que se está investigando el caso por una presunta violación de una mujer que fue detenida por Carabineros en momentos a que se aprestaba a realizar la denuncia, por no respetar el toque de queda nocturno que rige en todo el territorio nacional.

De acuerdo a la Defensoría Penal Pública de Rancagua, personal de Carabineros, pese a la constatación de lesiones de la mujer “la mantuvo retenida y fue pasada a control de detención”. En tal audiencia, la Fiscalía desistió de una eventual persecusión penal contra la mujer e inició una investigación por el delito de carácter sexual denunciado. El fiscal regional solicitó informe a los fiscales de turno y de la audiencia para recabar más antecedentes.

“La Fiscalía Regional de O’Higgins se encuentra recabando diversa información y antecedentes para poder poder esclarecer un hecho ocurrido durante este fin de semana en el cual una persona en el contexto del aislamiento nocturno, llamado toque de queda, que rige a nivel nacional, habría señalado durante el procedimiento policial que habría sido víctima de un delito de violación de un mayor de edad”, informó la vocera de la Fiscalía.

Valdés añadió que “la Fiscalía Regional ha dado inicio a una investigación en forma separada respecto del delito de carácter sexual y además se han derivado los antecedentes a la Unidad Regional de Atención a Víctimas y Testigos para el debido resguardo de la persona afectada por este delito”.

Asimismo, señaló que “una vez tomado conocimiento en la audiencia respectiva respecto de la versión dada por esta persona la Fiscalía no continuó en ese acto con la persecución penal”.

Además recalcó que “existe una instrucción o lineamiento a nivel nacional, y especialmente a nivel regional, respecto de que algunas situaciones especiales quedan excluidas de poner a disposición del tribunal de garantía para audiencia de control de detención determinados casos, entre ellos las personas víctimas, especialmente de delitos graves o flagrantes que se ven afectadas y concurren a realizar las denuncias a las unidades policiales”.

La Defensoría Penal Pública de Rancagua señaló en un comunicado que el delito denunciado por la mujer ocurrió la noche del 5 de julio en un sector rural de la comuna de Pichilemu. La mujer compartió con otros dos sujetos quienes le ofrecieron vino. “Según su relato, perdió la conciencia y despertó cerca de las 4 de mañana con su ropa desgarbada y adolorida, con claros signos de haber sido abusada sexualmente. Como pudo se reincorporó y llegó por sus propios medios a la casa de una vecina del sector, quien la acogió y llamó a Carabineros para dar cuenta del hecho. Al llegar al lugar, los funcionarios policiales encontraron a ambas mujeres en las afueras de la casa, sin embargo, tomaron detenida solo a la víctima de la agresión sexual por no respetar el toque de queda”, explican desde la Defensoría.

“Pese a que relató lo sucedido, Carabineros continuó con el procedimiento y la llevó a constatar lesiones al hospital, donde se confirmó el daño físico atribuible a una violación.Carabineros abrió una nueva investigación, sin embargo, mantuvo a la mujer retenida en el calabozo y la condujeron al control de detención donde asumió su representación el defensor público, Renato Cárcamo”, agregan.

El Tribunal de Garantía de Pichilemu declaró ilegal la detención, señalando que Carabineros debió auxiliar a la mujer como víctima de un delito sexual y, en ningún caso, haberla tomado detenida por no respetar el toque de queda.

Al respecto un grupo de dirigentas de partidos de oposición y organizaciones feministas emitió una declaración señalando que “cuando hemos manifestado preocupación y denunciado que falta protocolos y rutas para las mujeres que viven violencia en estos meses de pandemia por parte de la política pública, este hecho nos apena enormemente porque es una grave vulneración de la integridad física de una mujer”.

“Llamamos a Carabineros a tomar las medidas disciplinarias que impidan que se vuelva a producir un hecho como el denunciado. Llamamos también al Ministerio del Interior y al de la Mujer y Equidad de Género a tomar las medidas institucionales que permitan generar la verdadera protección de los DDHH y garantizar una vida libre de violencia a las niñas y mujeres de nuestro país”, señalaron en un texto que firma, entre otras, Antonia Orellana, del Frente Feminista de Convergencia Social; Camila Avilés Barraza, vicepresidenta nacional de la Mujer de la DC; Jacqueline Castillo Roblero, vicepresidenta nacional de la Mujer del Partido Radical; Karina Delfino Mussa,vicepresidenta nacional de la Mujer del PS; y Claudia Pascual Grau, encargada nacional de Mujeres, del Partido Comunista.

Aclaración de Carabineros

Luego de conocida la noticia, Carabineros publicó una aclaración en su cuenta de Twitter donde entregaron su versión del hecho.

“Carabineros ante un llamado de que había una persona en estado de ebriedad fuera de un domicilio, se traslada al lugar constatando la existencia de una mujer en estado de ebriedad, sin portar ningún permiso sanitario”, indicaron desde Carabineros.

Para agregar que “por dicha situación fue detenida, en el lugar no manifestó el motivo por el cual estaba en el sector. Siendo trasladada de forma inmediata al centro asistencial de Pichilemu y al momento de ser atendida por personal médico le informa a Carabineros que fue víctima de violación”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.