General Mauro Victtoriano declara en calidad de testigo en Caso Catrillanca: “Creo que [Alarcón] me nombró que disparó a los neumáticos del tractor”

En la primera parte de la audiencia, las preguntas las realizó el Fiscal Roberto Garrido. En la segunda, iniciada cerca del mediodía, las interrogantes corrieron por cuenta del CDE, el INDH, la familia Catrillanca.




Vistió chaqueta gris, chaleco azul, camisa blanca y corbata azul. Usando barba y lentes declaró como testigo el general (r) de Carabineros, Mauro Victtoriano. Lo hizo vía Zoom, aunque él se encontraba ubicado presencialmente en el Tribunal Oral en lo penal de Osorno en el marco del llamado caso Catrillanca. Victtoriano era el oficial a cargo de la jefatura de Carabineros de La Araucanía al momento de ocurrir la muerte de Camilo Catrillanca.

Victtoriano fue citado a declarar en calidad de testigo de los acusadores. En la primera parte de la audiencia, las preguntas las realizó el Fiscal Roberto Garrido. En la segunda, iniciada cerca del mediodía, las interrogantes corrieron por cuenta del CDE, el INDH, la familia Catrillanca. El ministerio del Interior no quiso efectuar preguntas. también se encontraban presente la Defensoría de la Niñez y el querellante por el adolescente que acompañaba al comunero mapuche ese día.

A continuación algunas de las frases que dejó el general en retiro:

“Me encontraba citado previamente a una reunión videoconferencia con el director nacional de orden y seguridad [general Franzani], la cual se materializaba en la ciudad de Temuco, en la oficina del jefe de zona de La Araucanía [general Gallegos] alrededor de las 16.15 horas″.

“Antes de comenzar la reunión le llegó una Whasttapp al general Gallegos, el cual daba cuenta de la sustracción de unos vehículos en el sector de la comuna de Ercilla, posteriormente, por vía Whasttapp se comunicó que había una persona herida a bala. Ante dicha situación, pedí la palabra en la videoconferencia al general Franzani a fin de que cursara y autorizara a retirarme y trasladarme al lugar de los hechos. Ante ello el general Franzani autoriza a que me constituya y que lo mantenga informado sobre el particular”.

“Una vez que me retiré de ala reunión me trasladé en a la sección aeropolicial que se ubica al interior de la escuela de formación de Temuco, en el sector que se denomina Las Quilas. Una vez que llegué allá se preparó un helicóptero que tenia como tripulación dos oficiales que eran los pilotos, me acompañó el mayor Valdivieso, capitán Olivares y si más lo recuerdo un PDI que era un paramédico. Alrededor de las 17.15 horas se efectuó el despegue desde la sección aeropolicial con destino al sector de la laguna donde fueron encontrados los vehículos producto del robo en Ercilla”.

“Se sobrevoló el área, incluso las comunicaciones arriba del helicóptero no fueron muy fluidas, por los ruidos que se producen obviamente, pero sí se veían los colores que mantenían los vehículos robados anteriormente. Se efectuó un sobrevuelo del área, donde yo divisé los colores que correspondían los vehículos”.

“Posteriormente nos trasladamos al sector del cruce Chamichaco donde había una medida de protección vigente. El helicóptero se posó ahí, yo me bajé del helicóptero, una vez que descendí de él me subí a un vehículo blindado de denominación Escota. Nuestra idea era llegar al lugar donde habíamos divisado desde la altura los vehículos que habían sido sustraidos”.

“La finalidad primordial de constituirme en estos hechos era por la gravedad que tenía el mismo, había una persona herida a bala hasta ese entonces y recabar la primera información que yo pudiera obtener in situ y esa yo la transmití al mando directo que era el general Franzani”.

“Ahí nos internamos en el sector de El Pozón, que se denomina, un trayecto aproximado de 12 kilómetros con la finalidad -la cual logramos- de llegar donde se encontraban los vehículos que habían sido sustraidos, que estaban con encargo. Durante el trayecto en si nos topamos con 6 cortes de ruta, pero por la especificación y la envergadura que tenía el vehículo los pudimos sortear[...] eran básicamente árboles que se cruzaban en el camino”.

“El destino final era el lugar donde estaban los vehículos que mantenían encargo, porque en ese lugar se encontraba el oficial más antiguo que estaba a cargo del operativo policial, quería entrevistarme con él [...] era el coronel Contreras. Jorge Contreras”.

“Una vez que yo llego al lugar, habían 12 o 14 aproximadamente carabineros, habían unos 4 o 5 vehículos blindados por lo que recuerdo, la posición de ellos era de parapeto. Había disparos en el lugar. Estaban todos parapetados, tendidos en el suelo, ocultos detrás de árboles gruesos, etc. El coronel sr. Conteras se me acerca y me da cuenta que habían ingresado con la patrulla a través del sector denominado El Pozón, y ahí se habían encontrado con un corte de ruta, y la patrulla Gope que la antecedía había descendido desde sus vehículos a fin de asegurar el área atravesando el corte de ruta. Posteriormente a ello, me manifiesta que había escuchado un disparo y que había un menor, un adolescente que había sido detenido, y que había una persona lesionada con un impacto balístico en la región del cráneo”.

″La lesión de la persona, una vez que yo estaba allá y me estaba dando cuenta el coronel Contreras de lo que sucedió, ante mi consulta, alguien me manifiesta que en el lugar se encontraba la patrulla del Gope, que era la primaria que ingresó a través del corte y que había estado en el hecho mismo de los disparos. Por lo tanto, me apersono agazapado, porque era así la realidad, no era un escenario muy fácil de estar ahí, el teatro de operaciones era complejo y el sargento Alarcón me manifiesta que efectuó 8 disparos de fusil, y otro funcionario que era el sargento Ávila me manifiesta que efectuó 1 disparo”.

“Yo le consulto al sargento Alarcón como había sido la dinámica del procedimiento y la participación que él tuvo. El sargento Alarcón, dentro del estado en que estaba, porque estaba shockeado, me manifiesta que venía hacia su posición -donde estaba ubicado- un helicóptero con dos personas, o sea, perdón, él le hace una señal de detención del tractor, pero el conductor del tractor realiza una maniobra y regresa en sentido contrario donde estaba efectuando las señales de detención, motivo por el cual efectúa los disparos con la intención de detener el tractor y creo que me nombró que disparó a los neumáticos del tractor”.

“Una vez que me entrega esa información el señor Alarcón yo ubico una señal -porque había poca señal telefónica, no era muy buena en el lugar- y logro contactarme con el general Franzani...y le narro los mismos antecedentes que me había entregado el suboficial. Ahí el general Franzani me hace una consulta, en la cual se refería si el tractor se pudo haber cruzado en la linea de fuego del sargento Alarcón”.

“Yo vuelvo donde el sargento Alarcón y le digo textual: ‘Sargento Alarcón, el general Franzani me está haciendo una consulta y le pregunta si el tractor se le cruzó a usted en la línea de fuego, mientras usted estaba efectuando los disparos’, y el sargento me responde: ‘Mi general yo le disparé al tractor, en el lugar había disparo’.”

“Yo con esa misma información vuelvo a mi lugar de seguridad que estaba en ese minuto, efectúo la segunda llamada al general Franzani, y le narro nuevamente lo que me había indicado el suboficial Alarcón, en ese mismo minuto mi general Franzani me dispone de dos cosas: la primera, que los carabineros, que era la patrulla del Gope, debían de tomar contacto con el asesor jurídico de la prefectura de Fuerzas Especiales, que era el señor Inostroza; y segundo, que yo efectué una llamada telefónica al señor ministro del Interior narrando los mismos antecedentes que yo le había proporcionado a él, situación que hice”.

“Respecto del uso de las cámaras eso lo operacionaliza cada jefe de sección, vale decir el jefe de Fuerzas especiales, el jefe del Gope, y el jefe del Aeropolicial”.

“Me parece que mucho que en el trayecto que yo voy al sitio para llegar al sitio del suceso, donde están los vehículos -que me demoré dos horas y media en llegar- hubo comunicaciones por radio que ya daban cuenta de que la patrulla del Gope estaban sin las cámaras, lo cual se reafirmó una vez que yo estuve en el sitio del suceso, donde estaban los vehículos que fueron ubicados producto de robo, alguien -no recuerdo quien- indica que dos de las cámaras (de los cuatro funcionarios) estaban al interior del vehículo, una tercera cámara había quedado en el sector de la segunda comisaría de Pailahueque, y una cuarta cámara -del cuarto funcionario- la había dejado en el domicilio”.

“Respecto del uso de las cámaras eso lo operacionaliza cada jefe de sección, vale decir el jefe de Fuerzas especiales, el jefe del Gope, y el jefe del Aeropolicial”.

“Me parece que mucho que en el trayecto que yo voy al sitio para llegar al sitio del suceso, donde están los vehículos -que me demoré dos horas y media en llegar- hubo comunicaciones por radio que ya daban cuenta de que la patrulla del Gope estaban sin las cámaras, lo cual se reafirmó una vez que yo estuve en el sitio del suceso, donde estaban los vehículos que fueron ubicados producto de robo, alguien -no recuerdo quien- indica que dos de las cámaras (de los cuatro funcionarios) estaban al interior del vehículo, una tercera cámara había quedado en el sector de la segunda comisaría de Pailahueque, y una cuarta cámara -del cuarto funcionario- la había dejado en el domicilio”.

″Él [Franzani] decide trasladarse a la fiscalía de Collipulli, estaba cerrada, me parece que llamé al abogado señor Inostroza. Apareció un funcionario de la PDI y pudimos acceder a la fiscalía. Mi general se dirigió al segundo piso[...]de ah ingresa a una sala, no muy grande, de pequeñas dimensiones donde estaban los 4 funcionarios del Gope, ingresa él e ingresa el general Gallegos, yo me quedo afuera por razones de espacio y mi general ahí les da un apoyo a los carabineros, que la institución está con ellos, etc. Eso no dura mas de un minuto y de ahí se despide, y mi general finalmente se retira hacia la ciudad de Temuco, calculo yo que estuvo cerca de 15 minutos en la fiscalía de Collipulli[....]debe haber sido sí después de las 1 de la mañana, porque mi general llegó al cuartel de Pailahueque a la 1 de la mañana...la madrugada del día 15″.

“Durante el día 15, mi general Franzani me cita a una reunión en la jefatura de zona con asiento en Temuco, en la que participan 3 abogados que venían de Santiago, el general Gallegos y el comandante Sotomayor, la reunión no fue extensa y se baso básicamente en ver diferentes situaciones o futuros escenarios judiciales que se podían presentar por el procedimiento, era un diálogo entre el general Franzani con los abogados”.

“El día 16, que fue día viernes, en hora de la mañana temprano ya se me había comunicado a mi que iba a concurrir el general director, el general Hermes Soto. Él aterriza en el aeródromo de Victoria donde yo lo espero, y lo traslado posteriormente a la segunda comisaría de Pailahueqeue, una vez que mi general Soto llega allá...él pide que se le habilite una sala de reuniones, yo estaba en el primer piso de la dependencia, él ahí hacia pasar a las personas que estimaba oportuno y quería conversar, recuerdo que ingresaron los pilotos del helicóptero, un suboficial que había efectuado unas afirmaciones desde el helicóptero, no el helicóptero donde iba yo sino el otro, y tenía dos grande dudas mi general, yo no estuve presente todo el relato. Una de ellas era si se habían efectuado disparos desde el helicóptero, lo cual tengo entendido descartaron”.

“Lo otro fue, yo estuve presente , mi general hace pasar a los 4 funcionarios del Gope, de la patrulla que me había indicado el coronel Contreras que se adelanta en el corte de ruta, y que efectuaron los disparos, esa patrulla estoy hablando. Uno a uno les fue preguntando si tenían ellos filmaciones, respaldo, chip, etc, y todos y cada uno de ellos respondió que no, al propio general director”.

“El general [Soto] no pregunto dinámica del procedimiento, como tampoco lo hizo el general Franzani cuando llegó ese día a la 1 de la madrugada”.

“El día sábado en la mañana, yo me encontraba en la comisaría de Pailahueque, tipo mediodía si más lo recuerdo se me acerca el mayor Valdivieso, que era jefe del GOPE de la unidad que estaba con asiento en Temuco, y me manifiesta que lo habían llamado por cuanto el sargento Ávila, del GOPE, debía de concurrir a prestar declaración ante la PDI por haber una distorsión entre su declaración y el porte de las cámaras de uso personal”.

“Una vez que me da esa cuenta el mayor Valdivieso, yo llamo por teléfono al jefe del Departamento de Informaciones, que es el comandante Sotomayor, Rodrigo Sotomayor, el cual tenía asiento en la comuna de Victoria, yo le pido que de la copia o los respaldos que pudiera tener del día 14, de FFEE obviamente, procediera a revisarlas todas y ver si podemos tener alguna luz o algún antecedente de que algún funcionario del GOPE habían portado o no las cámaras de vigilancia, que habían negado en todo minuto. Antes de la respuesta yo me traslado al cuartel de Victoria, una vez que llego al lugar me entrevisto con el comandante Sotomayor y él me señala haber encontrado un video donde se aprecia un funcionario de Carabineros, con tenida táctica, con casco y que estaba descendiendo del móvil y que eventualmente podría asemejarse al porte de una cámara de filmación del tipo Go Pro”.

“Motivo de ello, llamo por teléfono al mayor Valdivieso, le pido que se constituya en el cuartel de Victoria, a fin de que identifique al funcionario, quien mejor conocedor de su gente que el mayor Valdivieso. Una vez que él llega, lo individualiza como el sargento Ávila, no obstante ello yo tenía la duda razonable de que como el casco tiene un arnés pudiera haber sido que portaba solamente el arnés. Por lo tanto, se encargaron de hacer zoom lo más grande posible a esa imagen, para visualizarlo, pero yo no podía ver el color del casco. Entonces me hizo presumir que había algo que estaba al medio del arnés, por lo tanto mandé a buscar un casco balístico, pedí una cámara que tenía otro funcionario y la instalé”.

“Ahí como que la duda razonable ya no fue duda, di por sentado que sí portaba la cámara, una vez que me enteré de esto, lo primero que hice fue llamar al general director de Carabineros, al general Soto, a quien le di cuenta de la situación que estaba ocurriendo”.

“Le di cuenta al general Soto porque era un hecho más que grave y que no involucraba solamente a la Dirección nacional de orden y seguridad, involucraba a Carabineros de Chile”.

“[Lo grave] era la falta de la verdad de los carabineros, si ya le habían declarado al general Soto, le habían manifestado que no tenían cámara, a mí que no tenían cámara, etc. Entonces, era un hecho más que grave”.

“Después de hablar con el general Soto, y como el sargento Ávila debía concurrir a la declaración independiente del escenario que se había presentado, el comandante Sotomayor efectúa un llamado telefónica al abogado señor Inostroza, pone manos libres y yo le hago la consulta respecto a si él tenía antecedentes o no de que el sargento Ávila había faltado a la verdad toda vez que se había podido establecer que sí portaba cámaras, independiente que la hay utilizado, tenía chip, pero sí portaba la cámara. El señor asesor jurídico me da tres razones, en respuestas: que se lo habían ordenado -ante lo cual yo le retruco con una pregunta de la no tuve respuesta, si se lo ordené yo, se lo ordenó el comandante Contreras, comandante Correa o el mayor Valdivieso. No tuve respuesta a esa interrogante-, posteriormente me manifiesta que no había entregado el chip porque tenía imágenes sexuales grabadas de relaciones que había mantenido con su esposa, y como tercera y última situación, que los 4 funcionarios del Gope se habían puesto de acuerdo para haber faltado a la verdad e indicar de que no portaban cámaras”.

“Él [Inostroza]me dice que el sargento Ávila le dijo que se lo habían ordenado, a lo cual no me respondió en todo caso”.

“La cámara debería haberla portado en el casco, en el arnés, en la parte frontal, no recuerdo haber visto que portara una cámara, tampoco reparé en ello, ¿ah?”.

“Cuando el abogado Inostroza me manifestó esto, yo le digo que esto fue un hecho de suma gravedad que él debió haber dado cuenta oportuna de este tema, pero él me respondió que estaba dentro del secreto, de la reserva, algo así entre abogado y cliente”.

“A continuación yo pedí el retiro de la institución”.

“Este es un procedimiento policial toda vez por el que lamentablemente, a través de la participación de carabineros, o la intervención, resulta una persona fallecida. No le veo otra carátula que esa”.

“El Comando Jungla tiene una situación comunicacional, y obedece a que en la propia Araucanía le inyectan recursos humanos y tecnológicos, y dentro de esos recursos humanos había funcionarios de Carabineros que habían participado en el país de Colombia en un curso llamado ‘Curso Comando Jungla’, porque hacían diferentes técnicas, operaciones especiales en la jungla, que no eran más de 8 que pudimos recibir en total”.

“Sí, se escuchaban disparos [cuando hablaba con el sargento Alarcón]”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.