Gobierno anuncia que trasladará a hostal sanitario a mayores de 60 años que cumplen condena en cárcel de Puente Alto

29 de marzo de 2020/SANTIAGO Carabineros custodian el ingreso, durante el intento de motín y fuego de una de las torres de la cárcel de Puente Alto por parte de los presos quienes aseguran que hay personas con Covid-19 en el recinto FOTO: JOSE FRANCISCO ZUÑIGA/AGENCIAUNO

La medida busca frenar el contagio de coronavirus al interior del penal. Al menos 16 reos son casos confirmados de COVID-19 y tres de ellos están internados en el Hospital Sótero del Río.




Este martes, el ministro de Salud, Jaime Mañalich, anunció que los mayores de 60 años que cumplen condena en el centro penitenciario de Puente Alto serán trasladadas a un hostal sanitario para así evitar el contagio de COVID-19.

Según un informe del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH), el penal mantiene a 1.100 reclusos en condiciones de “hacinamiento” ya que una habitación es compartido por hasta 60 personas lo que impide que puedan mantener la distancia social de un metro. Ayer la Asociación Nacional de Funcionarios Penitenciarios calificó la situación como una “crisis sanitaria”.

Según datos entregados por el Minsal, al menos 16 reos son casos confirmados de COVID-19, tres de ellos están internados en el Hospital Sótero del Río, uno de ellos en estado de extrema gravedad.

En este contexto, Mañalich informó que “lo que se va a determinar hoy día que las personas con más de 60 años y que estén privadas de libertad en este recinto carcelario específico van a ser trasladadas a un hostal sanitario - hospitaliario con vigilancia y bajo protección de Gendarmería”.

Consultado por este tema, el ministro aclaró que “todos” los internos que cumplen con el requisito etario serán evacuados del penal, lo que hoy beneficiaría a 6 personas.

Mañalich no descartó que “en algunos casos, como criterio hacia el futuro, vamos a agregar la concurrencia de enfermedad crónica si se puede lograr disminuir la población carcelaria”.

En esta línea, la autoridad enfatizó que “cuando el problema de salud pública pase, estas personas van a regresar al recinto penitenciario, de acuerdo a la prisión preventiva o la condena firme que se les haya establecido”.

Comenta