Informe del Movilh reporta aumento de 44% en casos de homofobia y transfobia

Manifestaciones de movimientos por la diversidad sexual.

El reporte correspondiente a 2018 consigna 698 abusos contra la comunidad LGTBI, frente a 484 en 2017. Es la cifra más alta desde 2002.


Los testimonios de expertos, dirigentes, asesores legislativos y víctimas coinciden: “Mientras más se avanza en la igualdad de derechos, los episodios de violencia se intensifican”. Eso podría explicar, al menos en parte, las cifras que muestra el XVII Informe Anual de Derechos Humanos, Diversidad Sexual y de Género en Chile, que desde el año 2002 elabora el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh). El reporte, que será presentado oficialmente este miércoles en la mañana, revela una importante alza de los episodios de violencia contra la comunidad LGTBI.

El documento, de 278 páginas, sirve como material de referencia para instituciones como la ONU, la OEA y el Departamento de Estado de Estados Unidos. La versión 2018 muestra que los episodios de homofobia y transfobia aumentaron 44% en 2018 respecto de 2017. El año pasado, la organización registró 698 episodios de este tipo. En 2017 fueron 484.

El documento elaborado por el Movilh posiciona a la población trans, por tercera vez en 16 años, con el mayor número de casos de este tipo: fueron un total de 273 (39%).

“Hemos podido constatar que a medida que avanza más el reconocimiento de los derechos, los grupos opositores a esos derechos se tornan más violentos. Es una reacción: ellos se asustan al ver los avances”, explica Óscar Rementería, vocero del Movilh.

El dirigente precisa que, de acuerdo al mismo reporte, en 2018 se alcanzó el mayor número de logros para la comunidad trans desde que se elabora el informe.

“El aumento (de casos de discriminación) se cruza con paradojas. Por un lado, se explica por el avance de la Ley de Identidad de Género y el triunfo del filme Una Mujer Fantástica en los premios Oscar”, señala el texto. “Sin ir más lejos, del total de casos de discriminación de 2018, 15 fueron dirigidos contra Daniela Vega y 218 para boicotear la ley”.

Incremento en Valparaíso

Por primera vez desde que se elabora el informe, Valparaíso fue la región que más casos y denuncias por discriminación concentró en el país, con 40% del total, y un incremento de 311% frente a 2017. Esto se explica, precisa el Movilh, en que la discusión de proyectos relacionados con temáticas LGTBI y de género ha derivado en episodios que desde la organización califican como hechos de “homofobia y transfobia”.

Según detalla el reporte, en 2018 se produjeron tres asesinatos relacionados con discriminación. En el mismo período se registraron 58 agresiones físicas o verbales, 16 casos de abuso policial, 28 hechos de discriminación laboral, 37 episodios de exclusión educacional, 102 movilizaciones o campañas homofóbicas y 271 situaciones de marginación institucional.

Del mismo modo, el Movilh anotó 17 denegaciones de derechos en espacios públicos o privados, 72 actos de violencia comunitaria y 92 declaraciones de odio.

Constanza Valdés, la primera mujer trans en exponer ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos sobre el derecho a la identidad de género y quien acompañó la tramitación de la Ley de Identidad de Género, considera que las cifras son “un reflejo de la realidad que estamos viviendo. Cada día se hacen más públicos los ataques y la violencia en contra de trans, gays y lesbianas. Hay muchos sectores conservadores que han impactado negativamente en la percepción de la gente hacia la comunidad LGTBI”.

Desde el Movilh señalaron que si bien “es innegable” el incremento en el número de casos, un factor importante es que gracias a los avances actuales en el reconocimiento de los derechos de estas comunidades, los afectados hoy se atreven más a denunciar.

“Antes estaban ‘dentro del armario’ en cuanto a su identidad de género”, señalaron.

Ejemplos en regiones

La entidad destacó en su reporte, en el ámbito positivo, los ejemplos de municipios que realizaron avances en el reconocimiento y aplicación de los derechos de las personas LGTBI. Así, el documento resalta lo realizado en Antuco, donde el municipio encabezado por el alcalde Miguel Abuter hizo posible que tres escuelas municipales “se convirtieran en los primeros establecimientos del país en implementar un protocolo que garantice los derechos de los estudiantes trans”.

Al mismo tiempo, el texto consigna que en Puerto Montt, la administración del alcalde Gervoy Paredes gestionó la instalación de mesas informativas sobre los servicios jurídicos ofrecidos en esa zona en favor de personas de las comunidades de diversidad sexual.

 

Haz click en la infografía para ampliar.

Seguir leyendo