Víctimas de Karadima tras decisión del Papa sobre prelados: “La banda de obispos delincuentes se empieza a desintegrar hoy”

Juan Carlos Cruz expresó especial "cariño" por Osorno, considerando a los laicos de dicho lugar, como un "ejemplo de perseverancia y fidelidad". 


Tras confirmarse las primeras medidas que adoptará el Papa Francisco para enfrentar la crisis en la Iglesia chilena, lo cual incluye haber aceptado la renuncia de los obispos Juan Barros, Cristián Caro y Gonzalo Duarte, Juan Carlos Cruz celebró la medida.

A través de su cuenta de Twitter, una de las víctimas de abuso sexual por parte de Fernando Karadima, aseguró “empieza un nuevo día en la iglesia Católica de Chile! Se van tres obispos corruptos y seguirán más”.

“Emocionante por tantos que han luchado para ver este día. La banda de obispos delincuentes se empieza a desintegrar hoy!“, agregó.

En la misma línea, Cruz expresó especial “cariño” por Osorno, considerando a los laicos de dicho lugar, como un “ejemplo de perseverancia y fidelidad”.

José Andrés Murillo, también víctima del ex párroco de El Bosque, indicó que “esto hay que llamarlo por su nombre: el Papa despidió a 3 Obispos. Es bueno hablar de manera directa y sin eufemismos. Al menos 2 de ellos sabemos que han estado implicados en abuso directamente o en encubrimiento. Suponemos que el obispo Caro también”, sostuvo.

Agregó que estas primeras renuncias “se trata de una señal importante. Y lo será más aún cuando se hable de abusadores y cómplices activos y pasivos. El Papa mismo ya comenzó, al hablar de una cultura de abuso y encubrimiento en la conferencia episcopal patológica, narcisista”.

Murillo señaló, además, que “esperamos que este mecanismo pueda ir repitiéndose en distintos lugares del mundo hasta transformarse en una manera de actuar. La estructura de la Iglesia debe cambiar, desde una que favorece el abuso y el encubrimiento a una que lo previene, lo detecta e interviene de manera efectiva y eficaz”.

 

Seguir leyendo