Matrimonios y divorcios a la baja: cayeron un 70% en últimos tres meses

Durante el primer semestre de este año hubo un 31% menos de matrimonios respecto de igual periodo de 2019.

En el período de abril-junio, el más duro de la pandemia, los enlaces pasaron de 12.816, en igual lapso de 2019, a 3.569. Los divorcios, en tanto, disminuyeron de 11.344 a 3.191.




Sabían que no habría fiesta, arroz, champaña ni tampoco luna de miel, pero de todos modos siguieron adelante. José Tomás San Martín y Patricia Vivanco decidieron celebrar su matrimonio civil y religioso el pasado 29 de mayo, en Copiapó, y con eso se transformaron en una de las 1.085 parejas que contra viento y marea se casaron durante ese mes, en medio de la pandemia de Covid-19.

“Habíamos pedido la hora antes de que comenzara todo, dudamos si hacerlo o no, pero luego pensamos que lo más importante sería concretar nuestro matrimonio por amor a Dios y a nosotros mismos”, cuenta Patricia. Así, la soñada fiesta con 120 invitados en un centro de eventos quedó solo en una cotización. En cambio, realizaron una sencilla ceremonia frente a la folclórica estación de ferrocarriles de la ciudad, oficiada por un pastor evangélico, ante otras cuatro personas.

José San Martín y Patricia Vivanco se casaron en Copiapó.

Según cifras del Registro Civil e Identificación, entre enero y junio de este año se concretaron 21.989 enlaces en el país. Esta cifra implica un 31% menos que lo registrado en el primer semestre de 2019 (32.925).

Sin embargo, si se enfoca el análisis solo entre abril y junio, periodo en el que han regido las cuarentenas por la crisis sanitaria, la caída es más abrupta: aquí se celebraron 3.569 matrimonios, es decir, un 72,1% menos que en el mismo trimestre del año pasado, cuando hubo 12.816 inscripciones.

En cuanto a las uniones civiles, durante los últimos tres meses se han efectuado 594 tramitaciones de este tipo, equivalentes a poco más de un cuarto de la cantidad celebrada entre abril y junio de 2019. Las inscripciones de divorcio también cayeron en 71%: fueron 3.191 entre abril y junio recién pasado, mientras que en igual periodo de 2019 ascendieron a 11.344.

Aunque muchos pensarían que no hay interés por concretar matrimonios en medio de la pandemia, hay personas que han consultado al Registro Civil si pueden hacerlo, pero que dicen no haber tenido respuesta. Es el caso de María José Urzúa, quien cuenta que solicitó una hora en enero y fue agendada para el 20 de marzo, en las oficinas de la Región de Valparaíso.

“Comenzó el tema del coronavirus y nos llamaron para decir que nos reagendarían, que nos avisarían más adelante en qué fecha podría ser. Finalmente, nunca nos llamaron”, relata.

“Casarse es un derecho”, agrega la joven, quien sostiene que muchas personas buscan concretar este compromiso, por ejemplo, para optimizar la postulación a créditos de vivienda.

Jorge Álvarez, director nacional del Registro Civil, explica que “continuaremos haciendo los máximos esfuerzos para garantizar la continuidad en la entrega de nuestros servicios en beneficio de nuestros usuarios. Estamos trabajando con especial esfuerzo, para agendar con la mayor rapidez posible todas las solicitudes”.

La institución detalla que su sistema de agendamiento de horas se encuentra totalmente operativo, por lo que los matrimonios se pueden realizar en las oficinas de la entidad, con la presencia de la pareja, dos testigos y el oficial que los casa, quienes deben utilizar mascarilla. También se aclaró que en este periodo no se efectúan ceremonias en los domicilios, pero que se hacen algunas excepciones, como para personas hospitalizadas o con movilidad limitada. De hecho, se han realizado 90 matrimonios de esta forma.

La postergación de los enlaces este año ha implicado un estrés para las parejas. Es el caso de Ignacio Ramírez y Fernanda, quienes iban a casarse el 30 de abril en el Registro Civil y el 30 de mayo por la Iglesia Católica. Ahora, lo suspendieron todo.

“Es muy agotador, no sabemos qué hacer, porque tampoco es claro cuándo termina la epidemia”, cuenta el novio, quien sigue evaluando posibles fechas.

Razones del fenómeno

¿Porqué razón disminuyen los matrimonios? Se puede entender por el deseo de esperar a que haya menos restricciones para celebrar el rito social. Los que se han casado, así como los que tienen pendiente el trámite, coinciden en que el toque de queda y las cuarentenas hacen todo más complejo. La baja en los divorcios parece más sorpresiva. La jueza del 3º Juzgado de Familia de Santiago, Gloria Negroni, dice que “para muchas personas quizás no es una prioridad este tipo de trámites en este momento, pero de todas maneras los tribunales siguen operando de forma electrónica; las personas pueden llevar sus casos”.

Sobre los plazos, la magistrada sostiene que en el divorcio de común acuerdo el proceso se finaliza más rápido, aunque aclara que todo se torna más complejo si la pareja no alcanza un consenso y se deben realizar audiencias de testigos.


Protocolo de la Iglesia de Santiago: solo novios y padrinos

En la Iglesia Católica, la Conferencia Episcopal de Chile ha entregado sugerencias generales a seguir en medio de la pandemia, con apego a las restricciones sanitarias, pero allí también explican que cada obispado establece los criterios para su jurisdicción eclesial.

Así, por ejemplo, en la Arquidiócesis de Santiago existe un documento llamado “Medidas pastorales por Covid-19”, que se renueva semana a semana. En él existe un acápite para la celebración de los sacramentos, entre ellos el matrimonio.

“Se pide que los matrimonios que ya han sido programados se posterguen hasta que termine la cuarentena. Si no es posible, se informará al vicario judicial. En este caso, el rito del matrimonio se realizará según lo programado en el templo parroquial del lugar de uno de los contrayentes, con la sola presencia de los novios y los padrinos, cumpliendo todas las medidas dispuestas por la autoridad sanitaria”.

Se agrega que apenas termine la cuarentena se realizarán los matrimonios pendientes, pero en grupos pequeños, donde solo estén presentes los padrinos y hermanos.

Comenta