Medio español devela denuncia contra la Compañía de Jesús en Chile por encubrir caso de abuso

Imagen Jesuitas

La víctima acusa también a los cardenales Francisco Javier Errázuriz y Celestino Aós Córdova, actual arzobispo de Santiago, de no iniciar una investigación en contra de los presuntos encubridores.


Una denuncia en contra de la cúpula de la Compañía de Jesús en Chile por encubrir un caso de abuso sexual fue lo que develó un reportaje publicado por el medio español El País, en el cual se detallan antecedentes entregados por la víctima identificada bajo el seudónimo de “David”.

Según la publicación, la víctima habría denunciado por la vía judicial y canónica a siete autoridades Jesuitas y a otros 12 miembros de la compañía en Chile por presuntamente encubrir el caso de abuso que habría sufrido en un colegio de la orden en Osorno entre los años 1982 y 1995, en manos del jesuita Juan Miguel Leturia, fallecido en 2011 y condenado en 2006 por la Iglesia luego de una investigación canónica en su contra: como sanción se le ordenó la prohibición de por vida del ejercicio sacerdotal, además de la restricción total del contacto con menores.

Además, la víctima acusa -señala el reportaje- a dos figuras importantes al interior de la Iglesia: el cardenal emérito Francisco Javier Errázuriz Ossa y al actual arzobispo de Santiago, el cardenal español Celestino Aós Braco, de “haber ignorado sus denuncias para que se investigara a los encubridores”.

La información contenida en el reportaje también fue recogida por Aci Prensa, agencia católica de informaciones con sede en Lima, Perú.

En tanto, El País indica que la víctima acudió en 2021 a los tribunales de justicia en Chile para ingresar una denuncia por el delito de encubrimiento, que -según el medio- continúa en investigación.

“Hemos realizado diversos procesos de reparación”

A raíz de la nota publicada por El País, desde la Compañía de Jesús precisaron que la situación señalada tiene relación con un caso que fue investigado tanto por la justicia canónica, como por la justicia ordinaria en Chile el año 2005.

“Canónicamente el jesuita Juan Miguel Leturia fue sancionado el año 2006 por la CDF con la suspensión del ejercicio del ministerio y la restricción total del contacto con menores, entre otras medidas. La justicia ordinaria, por su parte, luego de investigar el caso, declaró el sobreseimiento definitivo de la causa por encontrarse prescrita. En esta instancia la Compañía de Jesús colaboró facilitando los antecedentes requeridos”, señalan.

En ese contexto, aseguran que “en ninguna de estas instancias se ha determinado que haya habido encubrimiento”.

“Con el denunciante, se acordó una reparación económica en diciembre de 2020 que buscó de alguna manera ayudar en su proceso de sanación personal, vale destacar, que esta no le impide al denunciante ejercer las acciones penales que considere pertinentes y fue acordada con la asesoría de abogados del denunciante y la Compañía, por medio de un documento notarial”, sostienen.

Finalmente, los Jesuitas en Chile lamentaron “profundamente los abusos cometidos por Juan Miguel Leturia. Asumimos con profundo dolor el daño causado y por ello hemos realizado diversos procesos de reparación tanto con la víctima mencionada en el reportaje, como con otras”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Entre las ruinas de un edificio de Jindires, los rescatistas encontraron a la bebé bajo escombros, todavía unida por el cordón umbilical de su madre fallecida.