Raúl Allard, delegado presidencial de la IX Región: “Para mí es La Araucanía. Wallmapu existe, pero es un territorio más amplio”

Raúl Allard Soto. Foto: Comunicaciones Delegación Presidencial de La Araucanía.

El abogado socialista fue uno de los dos docentes que el Presidente Boric nombró sin recibir una lista de candidatos de los partidos políticos. Nombrado desde fines de febrero como la autoridad que representa al gobierno en la región, Allard afirma que "el Estado de Excepción Constitucional no es complementario con un diálogo político".


En distintas publicaciones, tanto columnas de opinión como estudios jurídicos, el abogado Raúl Allard Soto (PS) ha criticado la “lista de espera” en que, a su juicio, el Estado chileno metió al conflicto mapuche para evadir la búsqueda de una solución al problema.

Es hijo del exintendente de Valparaíso Raúl Allard Neumann (DC), y aunque desarrolló buena parte de su carrera en el sector público, destacando como asesor jurídico del Instituto de Salud Pública (ISP) con Frei y Lagos -donde intervino en la disputa por internar la “píldora del día después” en 2001- y del Consejo Nacional de Cultura con el primer gobierno de Michelle Bachelet, el doctor en Derecho llegó en 2014 a la Universidad de la Frontera (Ufro) como director del Departamento de Ciencias Jurídicas, donde estudió de cerca el problema que hoy apremia en la Macrozona Sur.

El Presidente Gabriel Boric lo nombró delegado de La Araucanía el 28 de febrero y, como tal, le tocó acompañar a la ministra Izkia Siches en su frustrada visita a Temucuicui. Hoy, desde la práctica, cuenta cómo ha sido el primer mes en el cargo.

¿Cómo ha sido la convivencia con el gobernador de La Araucanía, Luciano Rivas, el único que pertenece a la oposición?

Hay que ir trabajando en ella, generando confianzas. Tengo diversas funciones, una de ellas es tender puentes entre los distintos actores de la región y ahí el gobernador está en el primer lugar. Muchas de las acciones que requiere La Araucanía necesitan de una coordinación entre la delegación y la gobernación. En general, la relación humana con Luciano Rivas es muy buena y la diferencia en la tendencia política que podemos tener pasa a ser una oportunidad para establecer puentes con más sectores.

¿Cómo evalúa la fallida visita de la ministra Siches a Temucuicui? ¿Fue improvisada?

No. Para mí, lo más importante es la voluntad de estrechar lazos con todos los sectores de nuestra región, porque en el programa de gobierno tenemos varios ejes principales: seguridad y orden público; coordinación, fiscalización y supervigilancia de la inversión pública en la región, y el otro es el diálogo político que se debe ir realizando en La Araucanía. En este marco, la visita de la ministra Siches demostró, en la práctica y en los hechos, que la voluntad de diálogo es muy importante para el gobierno.

Y ¿cómo le llama usted: Macrozona Sur o wallmapu?

Para mí es la Región de la Araucanía. Wallmapu existe, pero es un territorio más amplio que solo nuestra región.

¿Pero está bien que autoridades de gobierno le llamen wallmapu?

Es que wallmapu tiene una aplicación mucho más amplia, más allá de las regiones. En mis términos, me referiré a La Araucanía.

¿Cómo considera que ha sido el primer mes sin estado de excepción en su región?

Hubo una buena coordinación entre las policías y el Ejército. Valoramos ese tránsito tranquilo que se ha hecho entre el Estado de Excepción Constitucional de Emergencia a uno normal. Y el programa de gobierno pretende establecer un diálogo político que se haga cargo de la situación de La Araucanía, de múltiples dimensiones, no solo de la seguridad. Por eso, a nuestro juicio, no es complementaria esta medida con un diálogo político que mejore la convivencia y que se haga cargo de los dolores y sufrimiento de todos los ciudadanos de La Araucanía.

¿Existe terrorismo en su región?

Hay acciones que son inaceptables, que vamos a combatir por todas las vías que tenemos a nuestra disposición. La semana pasada hubo un ataque con perdigones a dos trabajadores forestales, en Lumaco, por lo que interpusimos la primera querella en contra de delitos comunes. Vamos a proceder así en todos los casos que consideremos necesarios para fortalecer investigaciones.

Para dejarlo en claro, ¿desde su punto de vista no hay terrorismo en su región?

Para mí hay acciones inaceptables en nuestro Estado de Derecho y nuestra democracia, que perseguiremos para garantizar la seguridad y orden público en nuestra región.

La delegada presidencial del Biobío, Daniela Dresdner, dijo hace unos días: “En este momento no tenemos manera de controlar lo que está ocurriendo en la zona”. ¿Ocurre lo mismo en La Araucanía?

Yo no sé en qué situación, en qué contexto, ella declaró eso. Nosotros estamos realizando todas las coordinaciones necesarias de refuerzo de la dotación policial, de coordinación entre policías, reforzando controles en rutas intercomunales o rurales, o entregando nuevos vehículos para Carabineros. Nuestra función es garantizar la seguridad y el orden público y es independiente de las otras tareas que también queremos hacer.

¿Cómo espera conseguir que el Estado llegue a toda su región, pensando en que a Temucuicui no entra ni la ministra de Interior?

En toda la región falta más Estado y esto pasa mucho por las características del centralismo que afecta a nuestro país. Por un lado, se coloca a Santiago sobre las regiones, pero esto también ocurre a nivel regional, donde muchas veces se coloca toda la atención en la capital regional por sobre la periferia de la región. Es primordial llegar a todos los lugares, incluso los más alejados, para fortalecer finalmente los derechos de todos los habitantes.

“Seguridad y diálogo van de la mano”

¿De qué forma piensa coordinar el Plan de Seguridad en su región? Pensando en que tanto para las policías como para el Ministerio Público ha sido difícil frenar e investigar los distintos hechos de violencia.

El plan tendrá que ver con fortalecer y coordinar a las policías, la dotación policial, aumentar los controles (en ruta). Todas las semanas nos reunimos en el Comité Policial con Carabineros de Chile, la Policía de Investigaciones y Gendarmería, para coordinar todo el trabajo en seguridad que requiere La Araucanía. No podemos señalar cada uno de los detalles, pero lo estamos desarrollando diariamente, con la máxima prioridad. Estamos convencidos de que el Estado de Excepción Constitucional no era la vía, pues continuaron los hechos de violencia. Seguridad y diálogo deben ir de la mano.

¿Y la labor de inteligencia mejorará?

A eso nos referimos con fortalecer la labor de las policías. En ese sentido, la coordinación en inteligencia es importante para prevenir activamente los hechos de violencia.

Pero durante todo este tiempo, con distintos gobiernos, las policías han mostrado pocos avances en esta materia. ¿Por qué ahora ello sí ocurrirá?

Este es un trabajo de todos los sectores. Nuestra tarea como delegación presidencial es fortalecer la coordinación con la policía y reforzar lo que sea necesario para llevar a cabo el control del orden público. Al mismo tiempo, queremos llevar un proceso de diálogo político que obliga a hacerse cargo de muchas características estructurales que no han sido llevadas de buena manera en La Araucanía durante casi 150 años. Creemos que ya llegó el momento de esto, porque seguridad y diálogo van de la mano.

¿Se puede dialogar con grupos marcadamente violentos?

Vamos a realizar un diálogo sin exclusiones, con todos los que quieran participar e impulsar una agenda de paz social. Queremos incluir a todos los que estén por esta vía, porque para hacerse cargo de esta situación en La Araucanía hay que hacerse cargo también de los problemas estructurales que arrastra la región.

¿Penetró el narcotráfico en las comunidades mapuches?

No, yo creo que es un flagelo que afecta a toda nuestra sociedad y también está presente en La Araucanía. Hace pocos días hubo un decomiso bastante importante aquí y ese es el camino que queremos seguir.

Se incautaron armas en el Juzgado de Garantía de Traiguén, el mismo lugar donde trabajaba un funcionario hoy procesado por presuntos vínculos con células mapuches. ¿Representa una preocupación para usted esta situación?

Este hallazgo debe ser investigado y se debe determinar con total claridad cuáles son esas armas y por qué estaban allí.

El gobierno regional está organizando una Cumbre por la Paz para hoy. El Presidente no acudirá, ¿asistirá la delegación?

Nosotros (la delegación presidencial) asistiremos. Queremos actuar de forma plural y abierta con todos los sectores, por el bien de nuestra región. Y, para ello, debemos actuar coordinadamente con el gobernador regional y con los distintos alcaldes. Es muy importante la reunión de mañana (hoy), pero también hay más actores.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Los “desaparecidos no localizados” se dispararon de 265 a 10.366en 2021, acumulando un total de 108 mil casos desde 1964.