Salud alista cambios al proceso de formación de médicos especialistas

La emergencia sanitaria por coronavirus alteró el cronograma del programa de especialidades.

Los plazos del proceso están en suspenso, por el retraso que causó la pandemia en los campos clínicos. Mientras, se trabaja una reasignación de becas, para dirigirlas a las áreas con mayor déficit en la red pública.




Todos los años, a mediados de diciembre, se inicia el tradicional proceso de registro de médicos recién egresados que busca una “beca primaria” para iniciar su especialización. Pero esta vez no será así. La emergencia sanitaria, que alteró la actividad de los campos clínicos y las prácticas de internos y becarios en áreas más lejanas al coronavirus -como dermatología y traumatología-, generó también un importante retraso en el itinerario de postulaciones, que por la contingencia comenzaría, recién, a fines del primer semestre de 2021.

“Debido a la pandemia y a la suspensión de algunos cursos de estudios, estamos recalendarizando cada uno de los concursos”, afirma Arturo Zúñiga, subsecretario de Redes Asistenciales.

No es solo un asunto de cronograma, explican en el Minsal. También se harán modificaciones sustantivas a la cantidad y los tipos de becas que se ofrecerán, a partir de un análisis que determinará la necesidad real de la red asistencial, para calzarlo con la capacidad formadora. Se trata, así, de focalizar el programa. “Con el estudio de brechas de especialidades médicas buscaremos redistribuir las becas de 2021 en las especialidades que más necesitamos como país, como oncología, geriatría y medicina intensiva”, detalla Zúñiga.

Así, para el próximo año se contemplan casi 1.700 becas tanto para recién egresados como para médicos en etapa de destinación y formación y otros programas ministeriales. Aunque el detalle de las becas y plazas solo se zanjará una vez que concluya la tramitación del presupuesto de la cartera en el Parlamento.

Centros formadores

Desde la Asociación de Facultades de Medicina de Chile (Asofamech), su presidenta y decana de la Universidad Diego Portales, Patricia Muñoz, confirma que por la pandemia “los cursos de séptimo año que egresan están atrasados y los campos clínicos disminuyeron mucho sus cupos”. A raíz de esto, añade, “algunos alumnos terminarán en enero, marzo o incluso abril”.

Así, sobre el inicio de la postulación -que por primera vez será online- y los programas que serán financiados, Muñoz afirma que “las becas estarían partiendo recién en julio. Y se van a abrir cupos en las especialidades más requeridas. Pediatría, por ejemplo, no es de las áreas en falencia. Geriatría, oncología o medicina familiar sí tienen una menor oferta”, afirma.

En cuanto a la oferta total de becas, desde la Usach, la decana de la Facultad de Ciencias Médicas, Helia Molina, teme que estos ajustes signifiquen una disminución del financiamiento para las distintas especialidades: “Nos han dicho que probablemente va a disminuir el número de becas. Normalmente, el ministerio define cuántas becas serán de cada especialidad y nosotros ofrecemos los programas”.

Geriatras y oncólogos

El director del Instituto de Salud Pública de la Universidad Andrés Bello, Héctor Sánchez, coincide en que hay una falta importante de especialistas en “enfermedades metabólicas, en psiquiatría, oncólogos, geriatras y cardiólogos”.

Sánchez explica que debido “al perfil demográfico y epidemiológico de los próximos años, vamos a necesitar más especialistas en estas áreas”.

Sánchez agrega que debido a la emergencia del coronavirus, el país ha hecho una importante reconversión de camas para ampliar las unidades de Cuidados Intermedios e Intensivos. “Y si las quiere sostener, debe aumentar la cantidad de médicos intensivistas. Esto tiene dos formas: una, reduciendo becas en especialidades que tienen sobreoferta, como pediatría o ginecología y obstetricia, mientras lo otro sería aumentar el número de becas con mayor financiamiento, en definitiva, que se formen más especialistas”.

Sistema de becas

El jefe del Departamento de Capacitación, Formación y Educación Continua del Minsal, Luis Echavarría, explica que son tres los programas que concentran la atención de los médicos. El primero está dirigido a los facultativos que han trabajado tres años o más en el sistema público de salud -principalmente en la Atención Primaria- y que buscan una beca de especialización.

Así, y al haber cumplido un período en el sistema público, al finalizar la beca no se les exige devolución mediante el Período Asistencial Obligatorio (PAO). Echavarría detalla que este proceso debería iniciarse a principios de noviembre.

Luego, está el concurso para médicos de la Atención Primaria con tres años o más de experiencia que buscan especializarse en áreas como medicina familiar o pediatría. En este caso, tras cumplir con su formación, debe hacer devolución de la beca atendiendo en su Cesfam de origen y en algún recinto de mayor complejidad en doble jornada.

Por último, y en el caso de las becas primarias para recién egresados, estas tienen un PAO de seis años en el sistema público. Y sobre los plazos -que pueden variar por la situación de pandemia-, este debería iniciarse una vez rendido el Eunacom 2021 en mayo, estima Echavarría.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.