Intercambio de correos nocturnos: Así se gestó la declaración de jueces de la Tercera Sala de la Suprema sobre el TC

Ministro de la Corte Suprema, Sergio Muñoz, presidente de la Tercera Sala.

Foto: Agencia Uno.

El documento fue elaborado por el ministro Sergio Muñoz y contó con las apreciaciones de los jueces Carlos Aránguiz y Ángela Vivanco. Fue una respuesta a la declaración que entregó el Tribunal Constitucional por el fallo que emitieron estos magistrados. Sin embargo, la ministrra María Eugenia Sandoval, también integrante de la sala, no se sumó al texto.




Tarde-noche del miércoles. Desde el computador del ministro de la Corte Suprema, Sergio Muñoz, salió un correo electrónico con un documento de tres páginas dirigido a la ministra Ángela Vivanco. Se trataba de un borrador de declaración pública que respondía a lo expresado por el Tribunal Constitucional (TC), ente que unas horas atrás había rechazado la idea desarrollada por la Tercera Sala de la Suprema en que se atribuía facultades para revisar las actuaciones del TC vía recursos de protección.

La ministra y abogada constitucionalista revisó el documento, le realizó sus observaciones y lo regresó a un inquieto ministro Muñoz. Ahora el documento iría al ministro Carlos Aránguiz, quien se encontraba en cama a causa de una licencia médica.

El procedimiento fue similar: Muñoz le envió el texto, Aránguiz lo revisó y regresó con sus observaciones al otrora presidente de la Suprema. En este momento el borrador se convirtió en la declaración pública. A primera hora del jueves, Muñoz envió un correo al Departamento de Comunicaciones del Poder Judicial, solicitando que este se envíe a los medios de comunicación. Así ocurrió.

De esta forma se gestó la controvertida declaración, según se relató a La Tercera desde la Corte Suprema. Todo nació desde Muñoz y contó la participación y adhesión de Vivanco y Aránguiz. En el caso de la ministra María Eugenia Sandoval, quien también participó de la sesión que elaboró el fallo, no participó de la declaración y profundizó así su posición contraria, manifestada en el voto de minoría, al del resto de sus colegas. Además, Sandoval se encuentra por estos días con vacaciones.

Según las mismas fuentes, era necesario como sala puntualizar los argumentos manifestados en el fallo, más aún después de la declaración pública del presidente de la Corte Suprema, Haroldo Brito, quien el miércoles intentó bajar el perfil a la confrontación y aseguró que se trataba de la decisión de una sala y no de la Corte Suprema. Es así que la declaración pública de la Tercera Sala diría que el pronunciamiento de una sala debía considerarse como las palabras de toda la Corte Suprema.

Comenta