Trabajadores de la salud representan 9% de contagiados en el país

Foto: Agenciauno

Minsal informó que cifra llega a un total de 743 personas. Gremios hacen un llamado a reforzar la disponibilidad de elementos de protección personal.




A medida que avanza la pandemia en Chile y los casos infectados con el virus Sars-CoV-2 aumentan, cada vez son más los trabajadores de la salud que están contagiados. El subsecretario de Salud Pública, Arturo Zúñiga, informó que de los 360 mil funcionarios que trabajan en la red integrada de salud, es decir el sector público y privado, hasta el martes había un total de 743 personas con Covid-19. Esta cifra representa un 9% del total de casos acumulados hasta la fecha que, según el reporte de este miércoles, va en 8.273. De todos ellos, el subsecretario manifestó preocupación por una trabajadora que está “en una situación grave”. Se trata de una técnico de 43 años, internada en el Hospital Regional de Temuco, que lleva más de 20 días conectada a un ventilador y no ha tenido mejoras.

Fue hace una semana que Zúñiga entregó la primera cifra oficial por parte del Minsal. Esa vez la cantidad de trabajadores contagiados era de 286, un 5,6% de los 5.116 casos positivos en el país a esa fecha. De esa cifra, el 90% era del sector público y un 10% de la red privada.

El aumento en este grupo de la población era algo previsible. En los países en donde la pandemia está más avanzada, como España, la cifra a finales de marzo llegaba al 12% del total de contagiados.

Realidad de los gremios

En Chile el dato preocupa a todos los gremios de la salud. Uno de ellos es la Confusam -que agrupa a los trabajadores de la atención primaria-, la que hasta este miércoles registraba 201 funcionarios contagiados, de los cuales cinco están hospitalizados. Además, hay otros 170 trabajadores en observación por sospecha a la espera de resultados y otros 1.218 en cuarentena. El gremio señala que las regiones de La Araucanía, Ñuble y Biobío es donde más han tenido contagios, sobre todo en los Cesfam de Hualpén y Chillán.

La presidenta de la Confusam, Gabriela Flores, dijo que aún no se cuenta “con los elementos de protección personal necesarios, ya que lo que entregan las comunas es muy poco”. Por eso, dice Flores, se acordó formar una mesa de trabajo entre el Minsal, las municipalidades y la Confusam: “La idea es ver formas de mejorar la protección de los trabajadores, analizar los recursos y comprar ahora para tenerlos en el peak esperado en mayo”.

En el Colegio Médico no llevan un catastro interno con la cantidad de profesionales con el virus. Sin embargo, han realizado varias acciones para presionar en la mejora de las condiciones en las cuales se desempeñan los trabajadores de la salud. La doctora Francisca Crispi, que es parte del Departamento de Políticas de Salud y Estudios del Colmed, dice que uno de los elementos que se deben mejorar es la provisión de los elementos de protección personal. “Sabemos que se realizó una compra importante, pero no tenemos claro cuál va a ser la forma en que se va a asegurar la disponibilidad de estos recursos. No hay canales directos para reportar a la brevedad a la autoridad sanitaria sobre los stocks disponibles para así ordenar los repuestos”.

También dice que han solicitado liberar al personal de salud de riesgo, como adultos mayores, embarazadas y personas con enfermedades crónicas, de sus funciones. Sobre esto mismo, Crispi comenta que, en general, los centros asistenciales han optado por turnos de siete o 14 días trabajados, para luego tener siete o 14 días libres. El objetivo es evitar la circulación del virus en los equipos médicos en caso de brotes infecciosos y no ver interrumpida la atención médica.

El presidente de la Fenpruss, Aldo Santibáñez, comenta que hasta la fecha cuentan con 226 trabajadores contagiados. El dirigente vuelve a reafirmar la importancia de contar con los elementos de protección personal suficientes, pero agrega un nuevo elemento: “Hemos insistido mucho en que se disponga de residencias sanitarias para los trabajadores de la salud pública. La idea es que después del turno los funcionarios tengan una residencia donde descansar y así no poner en riesgo a sus familias y evitar la propagación del virus”.

Por su parte, la presidenta nacional de la Fenats, Patricia Valderas, comentó que aún hay varios centros asistenciales que no cuentan con los elementos suficientes: “Lamentablemente, es la única forma de lograr que no se contagie una cantidad importante de trabajadores de la salud que, llegado el peak, es de lo que más vamos a necesitar”.

Actos discriminatorios

En tanto, el subsecretario Zúñiga condenó los actos de discriminación a los cuales se han visto enfrentados los trabajadores de la salud. Uno de los últimos episodios se vivió en Puerto Varas. Trabajadores del hospital de esa ciudad denunciaron que vecinos del recinto pegaron carteles pidiendo que evitaran estacionarse al frente de sus casas. “Hago un llamado a que esto se termine. Deberíamos estar agradeciendo diariamente el trabajo que estas personas realizan. Son ellos quienes nos van a cuidar si nos enfermamos”, dijo Zuñiga.

Comenta