Un colegio, un gimnasio, un crucero: los brotes del coronavirus en Chile

Una mujer con mascarilla, durante el aumento de casos de COVID-19 en la ciudad luego de conocerse múltiples contagios dentro de un gimnasio FOTO: MAURICIO SANDOVAL/AGENCIAUNO

Desde la detección de la enfermedad en nuestro país, a inicios de marzo, se han multiplicado los “clúster” o casos iniciales que difunden el Covid-19 como si fuera un árbol genealógico viral. Especialistas piden poner atención a los hogares de ancianos y a las mismas casas.




Según los análisis que maneja el Colegio Médico, en Chile, el coronavirus tiene una tasa de reproducción (R0) de 2,35. Es decir, cada enfermo contagia, en promedio, a 2,35 personas con las que tiene contacto. Y eso explica que, a 19 días del descubrimiento del primer caso en el país, ya haya 434 enfermos totales detectados.

El primer positivo fue detectado el 2 de marzo y corresponde a un médico pediatra de San Javier, en la Región del Maule, cuyo caso inició un clúster local, es decir contagió a otras personas que, a su vez, contagiaron a otras, al punto que casi todas las personas enfermas de esa región están vinculadas, como si fuera un árbol genealógico viral, a ese primer caso.

Pero luego aparecieron nuevos brotes. En la Región Metropolitana está uno de los principales, pues hasta ahora es la región con más casos, incluso respecto a su proporción de habitantes. Uno de los focos está ligado al Saint George’s College, establecimiento privado donde un profesor contrajo la enfermedad, diseminándose luego por el sector oriente de la capital.

Así, han ido apareciendo otros focos del Covid-19, donde la aglomeración de personas es el factor común. Ocurrió con el gimnasio de Chillán y con un crucero en Puerto Montt, que pasó por Caleta Tortel, obligando a esa localidad a aplicar una cuarentena. Y, según la autoridad sanitaria, también han sido fuente de difusión algunos matrimonios, como el que ocurrió en San Nicolás, al que asistieron incluso autoridades regionales.

Otro lugar donde está comenzando un brote es en Antofagasta, donde un odontólogo atendió pacientes estando enfermo, supuestamente sin haber hecho la cuarentena, pese a haber viajado a Brasil. Este viernes, esa región registraba seis pacientes.

Otros lugares peligrosos

Si bien estos son los focos más evidentes, expertos advierten que hay otros puntos susceptibles a generar brotes. De ellos, el más riesgoso es el de los hogares de ancianos. Katia Abarca, infectóloga de la Escuela de Medicina UC, dice que es importante “que no haya visitas en los hogares de ancianos y que el personal se aleje de inmediato si tiene síntomas, porque en estos lugares ha habido una mortalidad muy alta en otros países”.

El martes, el Ministerio de Salud prohibió las visitas a los hogares de ancianos, además de suspender las actividades en todos los Centros de Día de los adultos mayores y las reuniones de clubes de adultos mayores, por dos semanas, para evitar la propagación del coronavirus.

Un segundo foco de contagio son las casas, es decir, casos de personas que tienen la enfermedad y realizan la cuarentena, pero terminan contagiando a su familia o entorno hogareño.

La infectóloga Jeanette Dabanch explica que el virus “necesita de la cercanía de otras personas para poder contagiar, y tiene que ser un contacto cercano y prolongado. Hay más riesgo en los lugares de trabajo, donde uno está en contacto con varias personas, y la probabilidad de contagio es alta si hay hacinamiento y si no hay limpieza de las superficies”.

Por eso, la cuarentena de los pacientes contagiados debe ser bien hecha, es decir, hay que aislarse incluso dentro de la casa.

Maule: la recuperación del primer caso

El 3 de marzo se confirmó la llegada del coronavirus a Chile, a través de una persona de San Javier, en la Región del Maule, que arrojó positivo en el examen. Se trata de un pediatra que viajó junto a su esposa al sudeste asiático, de luna de miel, y que había llegado a Chile el 25 de febrero.

El profesional y su mujer -quien también contrajo la enfermedad- fueron puestos en cuarentena en su hogar y este jueves terminaron el aislamiento, confirmándose que se habían curado del coronavirus. Sin embargo, como medida preventiva, tendrán licencia por 10 días más.

Una persona camina con mascarilla frente al Hospital de Talca, centro asistencial donde se confirmó el primer caso de Coronavirus en el país FOTO: ALEX BELTRAN/AGENCIAUNO

Hasta este viernes, la región registraba 14 casos positivos, y según las autoridades casi todos esos pacientes -excepto uno o dos- se vinculan al cluster del pediatra. Por lo mismo, si la región registra nuevos enfermos, es probable que sean importados de otras regiones. Tampoco se descarta que este “caso 0” sirva para estudios clínicos sobre el virus.

Una región que tiene un brote inicial es la de O’Higgins. Esta zona no tuvo reportes de contagiados. De los seis pacientes de esa zona, cuatro están conectados, pues viajaron en los días previos a La Araucanía, donde compartieron con una persona que tiene la enfermedad.

Biobío y Los Lagos: regiones al alza

Después de las regiones Metropolitana y de Ñuble, la del Biobío es la que registra más casos de coronavirus: este viernes, había 19 pacientes en esa zona, cinco más que el día anterior. Pero, a diferencia de otros casos, aquí no hay brotes locales definidos.

Por ejemplo, de los últimos cinco casos, dos son personas que estuvieron en España, dos son personas que viajaron a Torres del Paine y tuvieron contacto con extranjeros -suponen que ahí se contagiaron- y otro es de un hombre que se habría enfermado en La Araucanía.

Pero en la cuarta región con más casos, la de Los Lagos, que contabiliza 18 enfermos de coronavirus, sí hay un brote identificado: 15 tienen relación con un turista británico del crucero Silver Explorer, operado por una empresa monegasca, que dio positivo al examen el sábado.

La embarcación fue puesta en cuarentena en la bahía de Quellón, pero según informan en la Seremi de Salud de la región, la mayoría de los casos han sido trazados hacia ese primer paciente. Además, se inició una investigación por una persona de Osorno que, debiendo estar en cuarentena, la habría incumplido.

El crucero Silver Explorer. Foto: Agenciauno

Esa misma embarcación fue la que pasó por Caleta Tortel, obligando a esa localidad a iniciar una cuarentena. Hasta este viernes, no había contagiados ahí.

En La Araucanía, en tanto, ya hay nueve personas contagiadas. El primer caso es el de un hombre que volvió del exterior y viajó a Temuco en avión. Mientras estuvo en Santiago, se realizó el examen, pero no esperó el resultado y voló al sur. Posteriormente, la clínica le notificó que era un caso positivo.

Por este caso, la Fiscalía abrió de oficio una investigación en su contra, por el delito que sanciona con multas o cárcel a quienes, en situación de epidemia, pandemia o alarma pública, pongan en riesgo a la población producto de una conducta irresponsable.

Gimnasio Ñuble: el caso ejemplar

El caso de la Región del Ñuble también permite dimensionar cuán rápido puede avanzar el Covid-19: el jueves 13 tuvo su primer caso confirmado, un joven de 29 años que el fin de semana anterior viajó a Lima, en Perú.

En los días posteriores, el joven realizó su vida normal y fue lunes y martes a clases de crossfit en un gimnasio de Chillán, pero el miércoles presentó los síntomas del coronavirus, por lo que se realizó el examen. La madrugada del jueves se enteró del resultado y avisó al dueño del recinto.

De ese lugar han surgido la mayoría de los casos de contagios de la región, los que se expandieron cuando uno de los contagiados asistió a un matrimonio en San Nicolás donde había seis autoridades regionales. El martes pasado, es decir, cinco días después, había 26 casos en Ñuble y 21 provenían del brote del gimnasio. Este viernes, la región tenía 44 pacientes.

Una pareja camina con mascarillas, durante el aumento de casos de COVID-19 en Chillán luego de conocerse múltiples contagios dentro de un gimnasio. FOTO: MAURICIO SANDOVAL/AGENCIAUNO

Sin embargo, a diferencia de lo ocurrido en el sector oriente de Santiago, las autoridades destacan que aquí sí ha habido disposición a colaborar, por ejemplo, identificando a los posibles contagiados, y que el brote ya estaría controlado.

Por ejemplo, los encargados del gimnasio ayudaron a detectar a las 150 personas que pasaron por el recinto en el momento riesgoso y lo mismo hizo la pareja que se casó. Según la autoridad sanitaria, se espera que al menos el 20% de quienes asistieron a ese matrimonio se haya contagiado.

Este viernes, el gobierno presentó una querella contra un hombre de 33 años, de Ñuble, quien fue a trabajar el jueves a una faena, pese a que debía estar en cuarentena por ser sospechoso de portar el Covid-19. La persona fue detenida por Carabineros.

Saint George y sector oriente: los brotes de Santiago

Hasta ahora, la Región Metropolitana tiene los principales focos de difusión del virus: existen 304 casos confirmados, equivalentes al 70% de los pacientes del país, siendo que esta zona reúne al 40% de la población nacional.

Y en la capital, uno de los brotes está en el Saint George’s College (Vitacura). El viernes 13, este fue el primer establecimiento del país en entrar en cuarentena, luego de que se confirmara que un profesor estaba contagiado. Las clases se suspendieron, pero la enfermedad ya había ganado terreno: el sábado había seis casos y ayer ya eran 25. El docente está grave y con ventilación mecánica. Y todo en apenas seis días.

Pero la difusión del virus a partir de ese brote sería mayor.

Según el ministro Jaime Mañalich, de los 73 casos nuevos que se informaron en el reporte de jueves en la RM, “prácticamente todos están vinculados al brote de un colegio del sector oriente”, aludiendo a este establecimiento. “Los casos que no podemos trazar son muy pocos y la mayoría de los casos que tenemos en Chile se vinculan a brotes específicos”, añadió la autoridad. Este viernes, la región sumó 57 casos nuevos, llegando a 304 positivos.

El colegio -a través de un comunicado- rechazó que se le responsabilice de este brote: “Nos parece injusto y desajustado de la realidad que se señale a nuestro colegio como el responsable de la propagación del virus”.

Las autoridades afirman que este establecimiento privado sería el brote responsable de varios contagios, pues su comunidad no estaría cumpliendo la cuarentena. De hecho, han tenido reportes de contagiados que han comenzado hacer actividades normales.

Por eso, no se ha descartado la idea de aplicar una cuarentena en el sector oriente de Santiago. De hecho, los alcaldes de Las Condes, Vitacura y La Reina anunciaron una “cuarentena preventiva” en sus comunas a partir de este sábado. Al respecto, Mañalich dijo que “toda medida que sea necesaria va a ser tomada y están los instrumentos legales para determinarlo (…). Las personas que no han respetado cuarentena obligatoria, pueden ser obligadas a hacerlas en un hotel sanitario”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.