Francisco Melo y Francisca Imboden, actores: “Mientras más competencia haya más alerta se pone uno”

Los protagonistas de Sres. Papis volverán a interpretar a una pareja en la próxima teleserie vespertina, Tranquilo papá.

De lunes a miércoles, Francisca Imboden y Francisco Melo son Maricarmen y Fernando, una de las parejas protagónicas de Sres. Papis, la exitosa primera teleserie nocturna de Mega. A pesar de haber coincidido muchos años en el área dramática de TVN, fue Mega, de la mano de María Eugenia Rencoret, el que los juntó como pareja en pantalla chica. Y como la idea funcionó, en los próximos meses volverán a ser marido y mujer, pero esta vez en la nueva teleserie vespertina que prepara la señal, Tranquilo papá. Ahí, serán Domingo y Pepa, un matrimonio que le dio una muy mala enseñanza a sus hijos, los que ahora son unos buenos para nada.

Será la tercera telenovela de Imboden en el canal de Vicuña Mackenna, mientras que Melo irá por la segunda. Mientras graban las primeras escenas, ambos saborean todavía el triunfo de Sres. Papis, que sigue inamovible en el primer lugar del rating prime.

¿Pensaron que el éxito de Sres. Papis sería tan avasallador?

Melo: Uno nunca tiene el éxito asegurado, pero sucedía que cuando uno la leía, la leía con bastante fervor. Y esa es una tremenda señal. Yo de verdad creo que el valor del éxito en un producto dramático se basa en una muy buena historia, y en la forma que uno relata esa historia. Creo que Rodrigo Cuevas y su equipo lograron generar un gran material, y había que ser estúpido para embarrarla.

Imboden: Nuestros guionistas tienen muy buena paila y saben bien qué es lo que está hablando la gente y lo que está pasando en el país.

¿Cómo ven que están los otros canales respecto a la ficción local?

Melo: Siento que TVN se está afirmando. Es claro que el escenario sigue tremendamente adverso por la sintonía que siguen teniendo. Pero me llena de alegría que permanezca la posibilidad de seguir haciendo ficción nacional y no llenarnos de Moiseses, ni de Fatmagüles, que comercialmente hablando son más efectivas. Que TVN ahora esté en la lucha me parece espléndido porque hay que apostar. Espero que también pase en Canal 13. Siento que TVN ya no da palos de ciegos y está definiendo su misión, lo que es clave.

Imboden: Me gusta que haya llegado Un diablo con ángel porque la encuentro súper buena. Es como una sitcom, es muy distinta a lo que hay en la televisión. Encuentro fantástico que ese lugar haya vuelto y espero que los canales no lo abandonen jamás. Y Preciosas de Canal 13, también creo que es un muy buen material. Lo mejor es que ninguna de las tres teleseries son lo mismo porque a pesar de ser chilenas, tienen lenguajes distintos. Mientras más competencia haya, más alerta se pone uno. Cuando eres el único que está con pantalla, te pones un poquito flojo y te duermes en los laureles.

¿Por qué creen que las cosas están funcionando en el área dramática de Mega?

Melo: Creo que la visión que se tuvo de hacia dónde quería apuntar el área dramática de Mega tiene que ver con el tema de la conexión con la gente. De qué quieren hablar, qué le gusta ver, qué historia quiere que le cuenten. Y junto con eso, generó equipos de trabajo enfermamente apasionados. Ahora, a Mega todo le funciona, pero eso no implica que todo está bueno. Esa situación, yo y muchos, la vivimos en TVN. No está comprada la fórmula.

Imboden: El origen del área dramática de Mega es como bien bonito y catártico. Armaron esta área entre tres personas, prácticamente. Cuando empiezas de cero y vienes de un lugar donde estaba todo establecido, se te crean en tu interior otras herramientas. Cuando uno llega de otro lado, llega como más humilde porque sabe bien lo que no te resultó y lo que sí, y eso se traduce en que uno hace las cosas de forma más desapegada de cosas externas como el rating. Quieres realmente hacer las cosas bien, con el foco muy bien puesto. Siento que este equipo renació.

Seguir leyendo