Julio Milostich: "Conde Vrolok está perdiendo en una competencia justa"

El actor de la teleserie nocturna de TVN habla de la pelea por el rating con Mujeres de lujo y de cómo la obra sobre el Quijote, que se repone en el Teatro Municipal, "me sanó".




Tras la vorágine, vino la calma. Y en los últimos meses, el bajo perfil. Julio Milostich, el ex protagonista de El señor de la Querencia, que ahora interpreta al padre Faustino en Conde Vrolok, dice estar "sanado", "feliz", luego del tormentoso proceso judicial que tuvo en 2008, tras la pelea que tuvo con un amigo en un bar y el posterior proceso de rehabilitación. El buen momento, dice, en parte tiene que ver con la obra El hombre de La Mancha, que se repone del 21 al 24 próximo en el Teatro Municipal.

"Estoy feliz, porque es una obra muy sanadora. El Quijote representa una humanidad muy grande y de ideales hermosos, que llegó en un momento de mi vida en que lo estaba pasando mal", reflexiona sobre el montaje, que se estrenó en marzo de 2009. Y agrega: "Me trae buenos recuerdos, porque me ayudó a levantarme y ver la vida con otros ojos. Antes de interpretar al Quijote no tenía ganas de vivir, la vida estaba cuesta arriba, se me había ido en collera", dice sobre ese período negro. Tiempo pasado comparado con ahora: "Ahora estoy contento, en un momento de mucha energía, de amor muy profundo y con ganas de vivir". En ese panorama, dice, ha rechazado algunos ofrecimientos para hacer cine, porque "me han ofrecido papeles espeluznantes y no quiero nada así en mi vida después de lo  que pasé".

DIFICIL COMPETENCIA
En agosto pasado, Milostich retomó su trabajo en TV para grabar Conde Vrolok, el que define como un "reencuentro violento". ¿La razón? "Cuesta tomar el ritmo, el set tiene frialdad y es difícil cuando tienes que ponerte a trabajar de sopetón".

Sobre los resultados de sintonía de Vrolok y la competencia con Mujeres de lujo, que la semana pasada promedió 21,4 puntos de rating, superando al canal estatal, dice: "En TVN estamos mal acostumbrados a que teleserie nocturna que se hace es sandía calada, que le va bien. Y ahora no le está yendo tan bien, pero tampoco somos tremendos perdedores, Conde Vrolok está perdiendo en una competencia justa". Y agrega: "Tiene que ver con que se empezaron a abrir nichos en otros canales; creo en la competencia y si hay que estar un punto más abajo, está bien. Estamos haciendo una teleserie de fantasía que no se había hecho antes".

Milostich estuvo a punto de volver antes de Vrolok a la TV: sería Bruno Alberti en Dónde está Elisa?, pero la dejó por su rehabilitación y ahora se arrepiente: "Me da lata haberlo perdido, pero nos dimos cuenta en el momento preciso que era necesario dar un pie atrás y no volver y bien por Pancho Reyes,  que se vio en otra faceta que como actor le sirvió muchísimo. Fue un buen pase gol".

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Las "piedras del hambre" solo son visibles cuando los niveles del agua son extremadamente bajos, y llevan mensajes escritos por los antepasados alertando tiempos de pobreza, carencia y hambruna producto de la falta de agua.