La historia de altos y bajos de Humberto Suazo en Monterrey

El delantero tuvo un inicio complicado en México, aunque luego logró convertirse en goleador histórico del club.




El año 2007, el equipo de Rayados de Monterrey anunciaba la contratación de Humberto Suazo por una suma cercana a las cinco millones de dólares. "Chupete" llegaba con el cartel de máximo goleador del mundo en la temporada 2006-2007, por lo que las expectativas eran altas.

Sin embargo, el oriundo de San Antonio debió superar varios obstáculos antes de consagrarse en México, un ciclo que estuvo marcado por momentos irregulares, tanto en lo personal como en el futbolístico, pero que a la postre acabó superando y consagrándose en el cuadro azteca.

Precisamente, Suazo comenzaba su primera temporada en los Rayados con más problemas de los esperados, marcando sólo tres goles en 11 partidos.

El discreto rendimiento que mostraba el delantero provocó fuertes críticas hacia su persona por parte de la prensa y los hinchas, por lo que se presumía que su partida sería inminente. Precisamente, Independiente de Avellaneda estuvo interesado en contratar a Suazo e hizo todos los esfuerzos por materializar la operación, pero el alto precio que solicitaron los mexicanos por el pase del ariete, truncó la operación.

La consolidación de "Chupete"

La decisión de Monterrey de no vender a Suazo acabó siendo un punto de inflexión en la carrera del chileno, ya que en la temporada siguiente logró marcar 16 goles en 19 partidos para Monterrey, consagrándose como goleador del torneo azteca.

Los años siguientes Suazo agigantaría su momento en México, convirtiendo en total 44 goles para Rayados y conquistando el títulos del Apertura de 2009. El medio norteamericano reconocería su impacto en el fútbol de ese país, escogiéndolo como mejor futbolista del país en 2009 y al mismo tiempo, integró el equipo ideal de América.

Tras un breve paso por el Zaragoza de España donde marcó seis goles en 17 partidos, Suazo volvió a Monterrey en gloria y majestad, logrando un nuevo gran registro goleador con 15 tantos en 19 partidos. Su campaña no sólo catapultó al Monterrey a ganar el Apertura 2010, sino que además Suazo ganó el "Goliat de Oro" al mejor refuerzo de la temporada y siendo galardonado como mejor jugador del campeonato.

Los años siguientes, Suazo traspasaría su éxito a la arena internacional, ganando la Liga de Campeones de Concacaf en tres ocasiones consecutivas (2011 - 2013) y siendo elegido mejor jugador del torneo en 2012.

Al mismo tiempo, Suazo entraría en la historia de Monterrey, al transformarse en goleador hisórico del club con 91 goles, el 17 de agosto de 2013.

El declive

Suazo comenzaría el 2014 con un infortunio que cambiaría el curso de su carrera en México, una luxación en el hombro le provocó perderse casi la totalidad del Apertura Mexicano, donde apenas alcanzó a marcar dos goles en cuatro partidos.

Pese a que Suazo pareció verse en forma al regresar de su lesión, el ex Audax Italiano sufrió un duro golpe al ser marginado del equipo de Chile que disputó el Mundial de Brasil.

Sería el preludio de lo que esperaría a Suazo en el segundo semestre de la temporada, donde completaría su peor registro desde su llegada a México.

En 19 partidos, tanto del Apertura Méxicano como de la Copa Nacional, el chileno sólo ha marcado en dos ocasiones, provocando el resurgimiento de las críticas de la prensa y los hinchas hacia su rendimiento.

Así, luego de siete años en el extranjero, Suazo ya comienza a preparar el terreno para regresar a Chile, pero lo haría dejando un legado imborrable en Monterrey, consolidándose como una de las máximas figuras en la historia del club, con 121 goles anotados durante su paso en el país del norte.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Las "piedras del hambre" solo son visibles cuando los niveles del agua son extremadamente bajos, y llevan mensajes escritos por los antepasados alertando tiempos de pobreza, carencia y hambruna producto de la falta de agua.