Laicos de Osorno tras declaraciones de cardenal de Boston: "El Papa tiene que hacerse cargo de sus palabras"

juan-barros

Juan Carlos Claret valoró las declaraciones de Sean O'Malley. "Al ser un colaborador directo de la curia, con responsabilidad en la comisión papal, el que haya hecho eco del error del Papa es sumamente valioso", sostuvo.




"Aquí se está diciendo que el Papa se equivocó, por lo tanto, tiene que asumir la responsabilidad y hacerse cago de sus palabras". De esta forma, Juan Carlos Claret, vocero del grupo de laicos de Osorno que se opone a la designación del obispo Juan Barros, analiza la declaración que emitió el cardenal Sean O'Malley.

Las palabras de Claret vienen luego de que O'Malley, asesor del Pontífice en materia de abusos sexuales al interior de la Iglesia, expresara ayer un distanciamiento con los dichos del Papa Francisco del pasado jueves, al irse de Chile, en relación con los cuestionamientos al prelado Barros.

La crítica que hizo O'Malley a la petición de pruebas de parte del Pontífice fue valorada por la agrupación de laicos de Osorno. "Al ser un colaborador directo de la curia, con responsabilidad en la comisión papal, el que haya hecho eco del error del Papa es sumamente valioso", sostuvo Claret.

En la misma línea, añadió que las afirmaciones de O'Malley sirven para "ejercer más presión, porque tampoco fueron conceptos al pasar, sino que él se dio el tiempo de escribir un comunicado de prensa, muy bien pensado".

José Andrés Murillo, una de las víctimas de abusos del ex párroco de El Bosque, Fernando Karadima, manifestó que no se referirán a los dichos del Papa y mantendrán sus aseveraciones entregadas en una conferencia de prensa, el reciente jueves. En esa oportunidad, calificaron las palabras del Pontífice como "ofensivas", y agregaron que "esto (calificación de calumnias) es grave y no podemos aceptarlo".

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Se trata de un estudio del Instituto de Investigación del Cáncer de Londres, que demostró que el virus del herpes es muy efectivo para tratar cánceres avanzados. La investigación descubrió que RP2, una versión modificada del virus, eliminó las células cancerosas en una cuarta parte de los pacientes que se sometieron al tratamiento.