Avances en ciberseguridad: Agencia Autónoma de Datos Personales




Por Kenneth Pugh, senador por la Región de Valparaíso

Recientemente el Presidente Sebastián Piñera anunció que enviará indicaciones al Proyecto de Ley de Protección de Datos Personales que está en el Congreso, para crear una Agencia Autónoma de Datos Personales y una institucionalidad asociada. Se enmienda así el proyecto de ley, debido a que esta nueva agencia será un organismo público, de carácter técnico, autónomo, descentralizado, con personalidad jurídica y patrimonio propio, afecto al Sistema de Alta Dirección Pública, con lo que se garantizará la autonomía e independencia de la autoridad de datos, para que se asegure el cumplimiento del derecho constitucional reconocido en la reforma a la Constitución el 2018.

Esta indicación legal viene a saldar un compromiso por el que he trabajado desde hace años en el Parlamento desde que comencé mi carrera como senador en 2018, ya que Chile por ser parte de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) estaba incumpliendo, debido a la falta de una regulación e institucionalidad, lo que se convierte en una traba tanto para la inversión en industrias asociadas a las tecnologías de la información, como también para el desarrollo de otras industrias intensivas en el tratamiento de datos, como la pujante financiera tecnológica (FinTech) o financiera de seguros (Insurtech), y para que Chile se transforme en un hub o centro de servicios digitales.

Este anuncio es trascendental, ya que viene a perfeccionar el proyecto de ley, entregando los mejores estándares del nivel que tienen naciones de la OCDE. El Mandatario se está dando cuenta de la nueva sociedad digital hacia la que avanzamos, donde los datos no son un tema comercial, sino que son la identidad digital completa de las personas y sus derechos humanos en el ciberespacio. Ahora esa vida digital será cautelada por un organismo técnico especializado, autónomo con capacidad para defender constitucionalmente este derecho del cuidado de la información donde sea y obligando a que el Estado y los privados cumplan la ley, fiscalizando a lo que incurran en malas prácticas.

Por mucho tiempo estuvimos discutiendo sobre la autonomía de la institución y era un tema que entrampaba la discusión en el Senado, dado a que el mundo académico y varios representantes del sector político estimaban que lo más conveniente para el país era contar con una agencia de autonomía completa como ocurre con otros organismos como el Banco Central, que nos han permitido contar con una política monetaria sólida sobre todo en tiempos difíciles como las crisis económicas que hemos vividos.

Cabe destacar que el proyecto de ley actual que se encuentra en el Congreso considera que la agencia es parte del Consejo para la Transparencia (CPLT), y a través de sus consejeros se deberían resolver estos temas, pero se chocaría con sus funciones porque ellos están preocupados de cautelar el derecho al acceso libre a la información pública del aparato estatal, por ejemplo, los sueldos de los funcionarios del Estado. En la gran mayoría de los países de la OCDE existen agencias con total independencia, así que lo que ha anunciado el Ejecutivo es una muy buena noticia que nos tiene que llenar de orgullo, ya que no nos podemos quedar atrás si es que queremos avanzar de una vez por todas a las grandes ligas de la ciberseguridad y protección de datos.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.