Carta de académicos internacionales



SEÑOR DIRECTOR:

Hace algunos días se dio a conocer una carta firmada por 40 economistas y científicos sociales internacionales, que apoyaba muy efusivamente el proyecto de nueva Constitución que se plebiscita el próximo 4 de septiembre. Por supuesto, es totalmente legítimo que tomen una posición sobre el punto, sin embargo, llama la atención que utilicen para eso su condición de científicos. Esto, porque uno esperaría que en esas circunstancias la opinión proviniera de un estudio serio, que efectivamente respaldara sus dichos acerca de los grandes beneficios que este proyecto constitucional traería al país. Ignoro si dicho estudio existe, pero es muy curioso que la carta mencione explícitamente que la propuesta contribuye a proteger la estabilidad financiera, luego de que un grupo transversal de economistas chilenos determinara, a través de un análisis riguroso, que el costo fiscal anual del proyecto constitucional está entre un 8% y un 14% del PIB, cifras que son claramente insostenibles financieramente para cualquier país.

Tan evidente resulta el hecho de que la propuesta es fiscalmente compleja, que dentro de las ideas de reforma al texto original recientemente dadas a conocer por el gobierno y los partidos oficialistas, se menciona la reposición de la iniciativa exclusiva de gasto fiscal en el Poder Ejecutivo, reconociendo explícitamente que este es uno de los temas que quedó mal resuelto. Es inevitable entonces que surjan dudas sobre qué tan serio y académico resulta este apoyo de los expertos internacionales.

M. Cecilia Cifuentes

Directora

Centro de Estudios Financieros

ESE Business School

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

"Respetando su condición, usted no puede exigir su derecho a abortar porque jamás podrá abortar y tampoco puede exigir su derecho a menstruar” le dijo el diputado a la parlamentaria de Comunes.