Columna de Rodrigo Castillo: Fantasías infantiles en el sector energético

EMPRESA NACIONAL DE ELECTRICIDAD - ENDESA CHILE - CENTRAL TERMOELECTRICA BOCAMINA II - CENTRAL TERMICA DE VAPOR CARBON - PANORAMICA - CORONEL - REGION DEL BIOBIO - PUBLICADA - La Tercera - 20150317 - Termoelectrica Bocamina II de Coronel - 11 Marzo de 2015 / CORONEL. Fotos / VICTOR SALAZAR M./AGENCIAUNO - Coronel - Regin del Bio bio - Chile

Es evidente que los problemas que Venegas hoy advierte no son nuevos ni se han producido con motivo de la actual gestión de las recientes autoridades, sino que por el contrario, se deben justamente a la falta de gestión de los últimos años en que, celebrado el acuerdo, y ya conocidas la necesidad de los elementos necesarios para su implementación, debió haberse acelerado al máximo el esfuerzo regulatorio para viabilizar la necesaria expansión de la transmisión que el mismo planteaba como la clave del éxito.



Con motivo de un extenso reportaje en el suplemento Pulso del diario La Tercera, relativo a los problemas que enfrentan actualmente las energías renovables en el contexto del proceso de descarbonización de la matriz energética, aparece una cita al ex Secretario Ejecutivo de la Comisión Nacional de Energía, José Venegas, quien desempeñó el cargo durante los 4 años del anterior gobierno, es decir, hasta hace solo 7 meses. En este reportaje señala: “Ha habido una fantasía infantil de creer que era posible sustituir rápido todo el parque térmico por ERNC. Siempre dijimos que eso llevaría tiempo y que debíamos ser prudentes con el retiro térmico... Ahora que enfrentamos riesgos de escasez y alto costo de los combustibles estamos comprobando el importante impacto de la generación térmica y dándonos cuenta de que por harto rato no podremos prescindir de ella”

Conozco y aprecio a José Venegas, tanto en lo personal como en lo profesional, por lo que me sorprenden de sobre manera sus palabras, las que solo podrían entenderse en un analista u observador imparcial de los hechos y no de quien hasta hace pocos meses era el máximo responsable del proceso de descarbonización acordado entre el gobierno y las empresas, no en el actual gobierno sino anunciado por el Presidente Piñera como uno de los grandes compromisos de su gestión en la cuenta pública de junio de 2019, siendo Venegas el encargado de implementarlo.

Más sorprenden sus palabras cuando a su vez, en octubre de 2020, según consigna la prensa de la época y con motivo de los desafíos de la implementación de estos acuerdos de descarbonización, el mismo se mostraba consciente de las condiciones que la CNE debía asegurar para hacer posible el proceso señalando: “debe realizarse bien, de manera responsable, considerando los impactos en la seguridad y operación del sistema eléctrico” y agregaba “Otro tema relevante es que para llevar la energía renovable a los centros de consumo hay que contar con líneas de transmisión, como la línea HVDC, que recién entraría en operación en 6 años más. Sin esa línea no se produce la deseable sustitución de carbón por energías renovables”

Es evidente que los problemas que Venegas hoy advierte no son nuevos ni se han producido con motivo de la actual gestión de las recientes autoridades, sino que por el contrario, se deben justamente a la falta de gestión de los últimos años en que, celebrado el acuerdo, y ya conocidas la necesidad de los elementos necesarios para su implementación, debió haberse acelerado al máximo el esfuerzo regulatorio para viabilizar la necesaria expansión de la transmisión que el mismo planteaba como la clave del éxito.

Y sin embargo hoy nos dice que al parecer nunca existió tal compromiso con el retiro de las centrales a térmicas, las que hoy nos anuncia que en su opinión deberán seguir acompañándonos “por harto” rato.

Él sabía la relevancia de la expansión holgada y a tiempo de la transmisión para hacer posible el retiro de las carboneras y sin embargo durante su gestión nunca, en ninguno de los planes de expansión que emitió la CNE se consideró la implementación de las holguras de transmisión que establece la ley ni emitió ningún plan de expansión de la red de transmisión con dichas holguras.

En cambio, durante su administración la CNE implementó el ERE (Estado de Reserva Estratégica), mecanismo destinado a seguir pagándoles a las plantas a carbón pese a que estas no estén en condiciones de operar como quedó demostrado con la única central que ha sido llamada a operar con esta modalidad y que luego de haber cobrado 4.000 millones de pesos que pagaron los clientes resultó no estar operativa.

Sinceramente, espero estar malinterpretando las palabras de José Venegas pues a mi mente infantil le parecería una fantasía que quien debía garantizar el éxito del retiro de las centrales a carbón y no lo hizo, hoy acuse a otros de infantilismo y nos recuerde que el siempre advirtió de la “importancia de la generación térmica que nos seguirá acompañando por harto rato”, pues si llegara a ser esto cierto, será justamente debido a que los que debían garantizar las condiciones para el desarrollo de las ERNC no lo hicieron.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.