¿Cuándo estará lista la primera vacuna?



Nunca en la historia de la ciencia y la medicina hubo tanta prisa por encontrar un antídoto para una enfermedad.

El coronavirus no solo pulveriza marcas epidemiológicas, sino también científicas. Solo 60 días después de su descubrimiento, científicos chinos ya habían aislado y caracterizado al misterioso mircooroganismo. La información resultó vital para comenzar a fabricar una vacuna, información que además, fue rápidamente compartida por los científicos asiáticos, en una inédita colaboración global.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) aplaudió que por primera vez en la historia que el desarrollo de una vacuna comienza apenas ocho semanas después de la secuenciación del genoma del virus y que esto se debe a la colaboración eficiente de los científicos y a que China compartiera prontamente la secuencia completa del gen.

Ello dio pie a una desenfrenada carrera por encontrar la vacuna, que a poco más de tres meses del descubrimiento del Covid-19, ya comenzó incluso las primeras pruebas en humanos.

China anunció el inicio de una prueba con una decena de voluntarios, mientras el Centro de Investigación de Vacunas de Estados Unidos, asociado con un centro de biotecnología, también comenzó su propio test en humanos.

Estas noticias, profusamente difundidas, han generado un inusitado optimismo, que sin embargo, es necesario templar. Cualquier vacuna debe sortear una estricta calendarización, o fases, que son imposibles de saltarse.

La primera, tras el diseño del prototipo, es la llamada fase I, que es la primera prueba en humanos -después de haber sido probada en animales- para así determinar inicialmente su seguridad y sus efectos biológicos. Es decir, que no genere reacciones adversas. Esta fase generalmente involucra a menos de 100 voluntarios.

Es en esta etapa en la que se encuentran actualmente las vacunas chinas y del Centro de Investigación de Vacunas de EE.UU.

La fase II ya incluye generalmente entre 200 y 500 voluntarios, y en esta se prueba la eficacia de la vacuna, la que en la fase III se amplia a más personas, antes de lograr los permisos sanitarios.

Cumpliendo religiosamente esta cronología, científicos estiman -siendo optimistas- que la ansiada vacuna contra el coronavirus no estará antes de 18 meses, es decir, en la primeravera de 2021. Por mientras, el mejor antídoto sigue literalmente estando en nuestras manos. Láveselas tantas veces pueda.

Comenta

Imperdibles