¿Dónde está el CEO?



A propósito de la próxima conmemoración del 21 de mayo se me viene inmediatamente a la mente la imagen del Arturo Prat con su espada en mano y mirada fija en el Huáscar.

Poco o nada se habla de sus marineros (salvo del Sargento Aldea), ni menos de quiénes tuvieron la visión de elegirlo para librar tamaña batalla. Para la historia quedará por siempre la hazaña del capitán.

Ahora, volvamos al 2021. ¿Dónde están los actuales capitanes? Ahí están. Son los responsables de todo lo que ocurra en la empresa, lo bueno y lo malo. Son los actuales Chief Executive Officer, CEO por sus siglas en inglés… o también denominados director ejecutivo o gerente general. Una figura absolutamente relevante y, a veces, eclipsada por la gran relevancia que ha cobrado el directorio en el último tiempo, acaso por los sucesivos escándalos que han teñido el mundo corporativo.

Pero no hay que perderse. Si bien son los dirigentes quienes eligen al DT convirtiéndose en sus consejeros y estrategas, es éste quien hace andar al equipo, quien acompaña en los entrenamientos, camarín y cancha, y será éste el primero en levantar la copa o ser despedido entre titulares no siempre gratos.

En los CEO recaen responsabilidades trascendentales, como gestionar la empresa y dar cuenta de sus resultados, tomar decisiones sobre estrategia empresarial y cumplir tareas propias de los líderes: motivar, formar y entusiasmar a quienes tiene a su cargo.

En este sentido, me hace toda lógica una frase que escuché hace pocos días en un encuentro que organizamos exclusivamente para CEOs. Uno de ellos comentó que, dada la naturaleza del cargo, su principal rol era “la obligación de ser optimistas y energizar a las empresas”. Tan simple, pero tan lleno de propósito y trabajo.

En un Chile tan convulsionado y con escenarios futuros tan inciertos valdrá la pena contar con un CEO a la altura de las circunstancias, porque los marineros y dirigentes pasarán al olvido y sólo quedará un recuerdo: el del capitán.

El autor es socio principal de PWC

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.