Partidos políticos y nueva Constitución




SEÑOR DIRECTOR:

En la última encuesta CEP abril-mayo 2022 se ratifica la baja confianza en instituciones políticas fundamentales para la democracia, así el 4% de los encuestados tiene mucha o bastante confianza en los partidos políticos y solo el 10% tiene mucha o bastante confianza en la Cámara de Diputados y el Senado. Estos índices demuestran el poco apego que tiene la ciudadanía con el Poder Legislativo y los partidos políticos.

La evidencia nos muestra que la calidad de la democracia requiere de partidos políticos fuertes dado que estos no pueden ser reemplazados en sus funciones clásicas como la intermediación entre el Estado y la ciudadanía, priorización de demandas sociales y construcción de acuerdos de mayoría que permitan gobernabilidad.

Es inevitable señalar que el trabajo de la Convención Constitucional debió haber contribuido al fortalecimiento de los partidos políticos. En la propuesta constitucional se utiliza el término organizaciones políticas en un claro desprecio a los partidos. La Constitución del 80 se refiere a los partidos políticos de forma negativa y el borrador constitucional pudiendo haberlos abordado de forma positiva, relevando su importancia para la democracia, promoción y protección de principios fundamentales para el estado de derecho, simplemente no los menciona.

Sin obviar las distintas críticas y problemas que presentan nuestros actuales partidos, será necesario que el sistema político establezca reformas legales que permitan su fortalecimiento. Se debe establecer mejores mecanismos de accountability y democracia interna, avanzar en la modernización de las estructuras partidarias, mayor participación de las mujeres e incorporación de nuevas tecnologías en su relación con la ciudadanía.

Claudio Pérez

Director Ejecutivo

Camila Castillo

Investigadora

Centro de Estudios del Desarrollo

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.